publicidad
Los apatridas están excluidos de beneficios basicos como salud, educación, vivienda, seguridad social... Son los invisibles del mundo, advirtió ACNUR.

Más de 12 millones de personas en el mundo no tienen patria

Más de 12 millones de personas en el mundo no tienen patria

Más de 12 millones de personas no tienen patria en el mundo, denunció el jueves el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) durante el lanzamiento de una campaña.

Los apatridas están excluidos de beneficios basicos como salud, educació...
Los apatridas están excluidos de beneficios basicos como salud, educación, vivienda, seguridad social... Son los invisibles del mundo, advirtió ACNUR.

ONU lanzó campaña para concientizar al mundo de este grave problema

GINEBRA " Más de 12 millones de personas no tienen patria en el mundo, denunció el jueves el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) durante el lanzamiento de una campaña.

Los también llamados “invisibles”    carecen de libre acceso a educación, vivienda, empleo y servicios de salud, y constituyen uno de los segmentos más vulnerables de la población mundial.

Los apátridas (personas sin patria), agrega la denuncia, no tienen pasaporte o algún otro documento que dé fe de su existencia, añadió ACNUR.

ACNUR dijo en un comunicado que busca concientizar a los estados y a la opinión pública sobre este problema, y señaló que los denominados apátridas viven en un limbo legal, enfrentan problemas para abrir una cuenta de banco, comprar bienes incluso para casarse o registrar a sus hijos que, la mayoría de las veces, comparten el mismo destino: son invisibles.

publicidad

Causas diversas

“La apatridia tiene numerosas causas, muchas de las cuales se derivan de normas jurídicas, pero las consecuencias pueden ser dramáticas a nivel humano”, añadió la entidad. “Puesto que las personas apátridas no son técnicamente ciudadanos de ningún país, a menudo se les deniegan derechos básico (…) y algunos se enfrentan a largos periodos de detención porque no pueden demostrar su identidad u origen”.

La campaña fue lanzada con motivo del 50 aniversario de la entrada en vigor de la Convención sobre Apátridas que se celebra el 30 de agosto.

Los apátridas son “personas que necesitan desesperadamente ayuda porque viven en un espeluznante limbo legal”, dijo Antonio Guterres, Alto Comisionado de ACNUR. “Esto las convierte en algunas de las personas más excluidas del mundo”.

Guterres también dijo que “más allá del sufrimiento causado a los propios apátridas, el efecto de la marginalización de grupos enteros de personas durante generaciones causa fuertes tensiones en las sociedades donde viven, y a veces es una fuente de conflicto”.

Cifra de millones

ACNUR estima que en el mundo hay 12 millones de apátridas, pero que debido a la propia naturaleza del problema es difícil contar con cifras exactas, lo que se convierte en uno de los principales obstáculos para el encuentro de soluciones.

La ONU dijo que ante las grandes dificultades para comprender la verdadera magnitud del problema, ACNUR está sensibilizando sobre la definición jurídica internacional de la apatridia, al tiempo que mejora sus propios métodos de recopilación de datos sobre poblaciones apátridas.

publicidad

Las zonas más afectadas por el problema se ubican en el sudeste asiático, Asia central, Europa del Este y Oriente Medio. Pero hay focos de apatridia en todo el mundo y es un problema que trasciende las fronteras y estratos sociales, advirtió la ONU.

Factores de riesgo

La secesión de Estados es una de las causas que empuja a ciertas personas a ser excluidas en materia de derecho a la nacionalidad, si estos temas no se tratan a tiempo durante el proceso de separación, explicó ACNUR.

Dijo que la comunidad internacional dio la bienvenida al nacimiento de Sudán del Sur el pasado mes de julio, pero queda por ver cómo se implementarán las nuevas leyes en materia de nacionalidad tanto en el norte como en el sur del país africano estremecido por una prolongada guerra civil.

“La disolución de Estados, la formación de nuevos países, la transferencia de territorios y la delimitación de nuevas fronteras han sido las principales causas de la apatridia durante las últimas dos décadas”, señaló Mark Manly, jefe de la Unidad de Apatridia de ACNUR.

A menos que las nuevas legislaciones fueran redactadas cuidadosamente, “mucha gente queda abandonada a su suerte”, agregó el funcionario.

Tras la caída de la URSS

En los años 90 la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Yugoslavia y Checoslovaquia dejó cientos de miles de personas apátridas en Europa del Este y Asia Central, siendo los grupos étnicos y sociales marginados los que se llevaron la peor parte.

publicidad

Si bien la mayoría de los casos de apatridia se han resuelto en estas regiones, decenas de miles de personas siguen siendo apátridas o se encuentran en riesgo de convertirse en apátridas, indicó ACNUR.

También señaló que una consecuencia desafortunada de la apatridia es que puede perpetuarse, y que en la mayoría de los casos, cuando los padres son apátridas, los hijos lo son igualmente desde el momento en que nacen.

Como resultado, la miseria y la exclusión que se asocian a la apatridia se transmiten a una nueva generación.

Subrayó que sin una nacionalidad, es muy difícil que los niños accedan a una educación reglada o que puedan beneficiarse de otros servicios básicos.

Discriminación en aumento

Al menos 30 países mantienen leyes de ciudadanía que discriminan a la mujer, y en algunos las mujeres, así como más tarde sus hijos, corren un elevado riesgo de convertirse en apátridas si se casan con un extranjero, se lee en otro reporte de ACNUR.

Muchos estados, además, no permiten que una madre transmita su nacionalidad a sus hijos.

Afortunadamente, agregó, hay una tendencia creciente entre los Estados a la hora de tomar medidas para remediar la desigualdad de género en las leyes sobre la ciudadanía. Países tan diferentes como Egipto (2004), Indonesia (2006), Bangladesh (2009), Kenia (2010) y Túnez (2010) modificaron su legislación para garantizar que las mujeres tengan los mismos derechos que el hombre para conservar su nacionalidad y transmitirla a sus hijos.

publicidad

La modificación de las leyes de ciudadanía discriminatorias hacia las mujeres es uno de los objetivos de ACNUR en el marco del 50 aniversario de la Convención de 1961 para reducir los casos de Apatridia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad