publicidad
.

Los tártaros, la única resistencia al separatismo en Crimea logo-noticia...

Activistas pro-ucranianas sostienen pancartas con la consigna "Crimea + Ucrania es amor' durante una manifestación frente al Parlamento de Crimea en Semfiropol.

Los tártaros, la única resistencia al separatismo en Crimea

Los tártaros, la única resistencia al separatismo en Crimea

Los tártaros son los únicos que alzan la voz contra los ánimos separatistas de la mayoría rusa en Crimea.

Activistas pro-ucranianas sostienen pancartas con la consigna "Crimea +...
Activistas pro-ucranianas sostienen pancartas con la consigna "Crimea + Ucrania es amor' durante una manifestación frente al Parlamento de Crimea en Semfiropol.

Los tártaros son los únicos que alzan la voz contra los ánimos separatistas de la mayoría rusa en Crimea, a donde regresaron en 1991 tras medio siglo de deportación estalinista.

publicidad

"Un referéndum sobre la pertenencia estatal de Crimea sería una catástrofe. ¿Dónde ha traído un referéndum algo positivo cuando hay tropas en las calles?", aseguró Refat Chubárov, presidente del Medzhlis (Asamblea Popular) de los tártaros de Crimea.

Los principales habitantes de la península durante siglos, ahora representan sólo el 14 % de la población de la península, donde siempre se han mantenido fieles a Kiev y han defendido la integridad territorial de Ucrania.

Entendiendo el conflicto en Ucrania en 90 segundos /Univision

Los tártaros se oponen a la celebración de un referéndum para que la república autónoma ucraniana amplíe su autonomía y restablezca la figura del presidente de Crimea, ya que consideran que de ahí a la independencia hay un paso.

"Un referéndum de autodeterminación cuyo resultado no va a ser reconocido por la comunidad internacional será motivo de conflicto. ¿Para qué tanta prisa? Primero lo convocaron para el 25 de mayo, ahora para el 30 de marzo. Las fronteras son intocables", señaló.

Una herida histórica en la memoria

Chubárov, que acusa al líder del partido Unidad Rusa, Serguéi Axiónov, de "golpe de Estado" por la forma en la que fue nombrado nuevo primer ministro, también considera ilegítima la decisión del Parlamento de convocar una consulta popular cuando el edificio estaba tomado por un grupo de hombres armados.

publicidad

Como alternativa propone celebrar el mismo día una consulta entre las tres principales comunidades étnicas de Crimea: rusos (58 %), ucranianos (24 %) y tártaros (14 %).

"Si los tres pueblos coincidimos, pues podemos volar juntos a Marte. Si domina una comunidad étnica y las otras están insatisfechas, eso será malo para Crimea. Por eso estamos en contra", indica.

Los tártaros son una de las minorías que más sufrió la ira estalinista durante las purgas de los años 30 del siglo XX y posteriormente durante la deportación de los pueblos (chechén, ingush, etc.) acusados de colaborar con el invasor nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Con esa herida histórica en la memoria, este pueblo de credo musulmán alerta que si la actual tensión se alarga en el tiempo, pueden estallar conflictos de corte étnico o religioso, principalmente tras la llegada de destacamentos cosacos de la vecina Rusia.

Los tártaros no quieren abandonar Crimea

El líder tártaro no duda en tachar de "agresión" la presencia de tropas sin distintivo ni rango en territorio ucraniano, en referencia a su procedencia rusa.

"Los militares deben abandonar las calles y las carreteras, y regresar a sus cuarteles", asegura.

En su opinión, alguien está interesado en poner una cuña entre los habitantes de Crimea y las nuevas autoridades de Kiev para llevar la situación "hasta un punto de no retorno".

publicidad

Ahora, los tártaros creen que la solución a la crisis ya no está en manos de los habitantes de la península, sino de la comunidad internacional, en concreto de Rusia, Occidente y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

"Aún hay tiempo para encontrar una salida que no implique el derramamiento de sangre. Rusia debe saber que si se viola la integridad territorial de Ucrania, ella puede ser la próxima. Rusia también puede dividirse", advierte.

Sea como sea, los tártaros no tienen intención de abandonar Crimea, incluso si estalla una guerra entre las principales potencias eslavas: Rusia y Ucrania.

"No nos permitieron volver a Crimea durante 50 años. No regresamos después de luchar durante décadas contra un régimen totalitario como el soviético para volver a marcharnos de nuestra tierra", sentenció.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad