publicidad
Brett y Neghemeh King perdieron la custodia de su hijo luego de que lo sacaron del hospital por un desacuerdo con los doctores sobre el tratamiento previsto.

Los padres de un niño con cáncer luchan por un tratamiento alternativo

Los padres de un niño con cáncer luchan por un tratamiento alternativo

Los padres de Ashya King buscan recuperar la custodia de su hijo para que reciba un tratamiento alternativo.

Brett y Neghemeh King perdieron la custodia de su hijo luego de que lo s...
Brett y Neghemeh King perdieron la custodia de su hijo luego de que lo sacaron del hospital por un desacuerdo con los doctores sobre el tratamiento previsto.

Ashya King fue operado de un tumor cerebral y su vida está en manos de un hospital en España. Sus padres perdieron su custodia luego de sacarlo de la clínica donde lo operaron, en Inglaterra, tras no estar de acuerdo con el tratamiento que recibiría.

Mientras que la custodia del pequeño Ashya, de 5 años, está en manos de un juez británico desde la semana pasada, sus padres buscan desesperadamente reunir dinero suficiente para un tratamiento a base de protones, que recibiría probablemente en la República Checa o Francia.

El sábado sus padres fueron detenidos tras afrontar cargos por "crueldad" tras sacar al niño sin consentimiento médico del centro sanitario inglés donde estaba siendo tratado. El miércoles lograron ser liberados.

publicidad

De acuerdo a Brett King, su hijo se alegró tanto de volverlos a ver que tuvo problemas para respirar. Pero la salud de Ashya se ha deteriorado. "Ha ido hacia atrás más que para delante en los últimos días. Ha perdido el espíritu de vivir, ha estado sin sus padres y eso lo ha deprimido", añadió el señor King.

"Mi abogado se está ocupando de todo. Ahora tengo que concentrarme en mi familia", declaró a la AFP un Brett King de aspecto cansado y nervioso a su llegada al hospital de Málaga, en el sur de España, donde está ingresado su hijo desde el sábado.

"Ya estoy bajo suficiente presión, tengo otros seis hijos", agregó.

Su hermano Naveed King, de 20 años, subió un video a YouTube, para agradecer las donaciones en favor de su hermano. Y añade que la cuenta bancaria oficial para el tratamiento de Ashya ha sido puesta a nombre de su hermano mayor, Danny, de 23 años.

Un amigo de la familia que actúa como portavoz, Daniel Pask, explicó que los King se disponían a hablar con los médicos con la esperanza de decidir qué tratamiento recibirá el niño de ahora en adelante.

"Ahora mismo el estado de Ashya está lo mejor que podría estar", aseguró Pask a los periodistas que esperaban a la puerta del hospital. Está "bien cuidado", agregó.

publicidad

"El mejor tratamiento posible decidido por los mejores profesionales, eso es lo que la familia quiere para su hijo", afirmó.

El periplo de los King

Los King habían dado una breve rueda de prensa el miércoles en Sevilla, a 200 km de Málaga, para explicar que viajaron al sur de España con la intención de vender una casa que tienen aquí y poder financiar con ese dinero un tratamiento especial para su hijo, por considerar que la radioterapia prevista por el hospital de Southampton lo habría convertido en un "vegetal".

Desde hace una semana, el periplo de esta familia tiene en vilo al Reino Unido, donde la prensa había descrito a los padres, Testigos de Jehová, como "secuestradores", antes de que el rechazo inicial se convirtiera en simpatía generalizada tras presentarse como unos padres desesperados por salvar a su hijo.

La policía británica acabó pidiendo disculpas por su exceso de celo en su persecución y hasta el primer ministro David Cameron mostró su simpatía el martes pidiendo que "el niño reciba los cuidados y el amor de su familia".

Un pediatra del hospital británico de Ashya, Peter Wilson, defendió, no obstante, la alerta de los médicos a la policía, asegurando que actuaron por "una profunda preocupación médica".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad