publicidad

Los McCann son inocentes

Los McCann son inocentes

Portavoz de la familia instó a que el interés vuelva a centrarse en la búsqueda de la niña Madeleine, desaparecida.

"No están implicados"

LONDRES - Kate y Gerry McCann, declarados sospechosos por la policía portuguesa de la desaparición de su hija Madeleine, son "víctimas inocentes de un crimen atroz", afirmó hoy su nuevo portavoz, Clarence Mitchell, que instó a que el interés vuelva a centrarse en la búsqueda de la niña.

Mitchell, que ha dejado su trabajo como funcionario público para asumir esta nueva tarea, aseguró que los padres de la pequeña son "inocentes de cualquier implicación en la desaparición y mucho más en la muerte de su hija Madeleine".

"Sugerir que ellos causaron algún daño a Madeleine de manera accidental o de cualquier otra forma es ridículo. Sería irrisorio si no fuera tan grave", indicó Mitchell, en un comunicado leído ante la casa de los McCann en Rothley, en Leicestershire (centro de Inglaterra), tras el que no aceptó preguntas.

"Ahora el foco debe trasladarse desde las especulaciones desenfrenadas, infundadas e incorrectas de los últimos días para volver a Madeleine. La tarea es simplemente encontrarla", continuó el portavoz, que insistió en que los McCann piden a todo el mundo que siga alerta porque creen firmemente que la niña "podría estar aún viva".

Mitchell, que pasó casi un mes con la pareja en Portugal, entre mayo y junio, mientras representaba al Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, dijo que hay "explicaciones sumamente inocentes" para cualquier cosa que la Policía pueda haber encontrado durante sus investigaciones.

publicidad

Según el nuevo portavoz, antiguo reportero de la BBC, Kate y Gerry estaban encantados de seguir cooperando con las autoridades lusas para establecer qué le ocurrió a Madeleine.

En nombre del gobierno

Mitchell ha dejado su trabajo como director de la Oficina Central de Información, en la que supervisaba la unidad de medios de comunicación dentro del Gobierno británico, para hacerse cargo de su nuevo trabajo.

"Lo he hecho sencillamente porque siento tan profundamente que son víctimas inocentes de un crimen atroz que estoy dispuesto a renunciar a mi carrera al servicio del Gobierno para ayudarles", señaló Mitchell.

"Por tanto, deseo subrayar que desde ahora en adelante no hablo en nombre del Gobierno británico", añadió el nuevo portavoz de la familia.

Aseguró que durante el tiempo que estuvo con ellos en Portugal, cuando llegó a pasar con ellos "hasta catorce horas al día", no vio ni oyó nada que le generase "preocupación o sospechas".

"Todo lo que presencié fue una familia encantadora que se había visto sumergida en la situación más espantosa, dos padres tratando de arreglárselas con su pérdida", añadió Mitchell, que pidió a los medios de comunicación que no difundan imágenes de los hermanos pequeños de Madeleine, los gemelos Sean y Amelie.

publicidad

Madeleine desapareció de la habitación en la que dormía con sus dos hermanos, de 2 años, en un complejo turístico del Algarve, mientras sus padres cenaban en un restaurante del centro vacacional donde se alojaban.

Los McCann, que regresaron el pasado 9 de septiembre al Reino Unido, han negado cualquier participación en la desaparición de Madeleine y han manifestado su indignación por el hecho de que se haya sugerido que mataron accidentalmente a la niña y ocultaron el cadáver.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad