publicidad

Líder supremo religioso de Irán ordenó investigación tras denuncia de fraude electoral

Líder supremo religioso de Irán ordenó investigación tras denuncia de fraude electoral

El líder supremo ordenó una investigación de las acusaciones de fraude electoral en las elecciones presidenciales.

Palabra absoluta

TEHERAN, Irán - El líder supremo ordenó el lunes una investigación de las acusaciones de fraude electoral en las elecciones presidenciales en Irán, marcando un sorprendente cambio de postura de la figura más poderosa del país y dando esperanzas a grupos opositores que han protestado en las calles contra la reelección del presidente Mahmud Ahmadinejad.El ayatola Ali Khamenei ordenó al poderoso Consejo Guardián que indague en las afirmaciones del candidato pro-reformista Mir Hossein Mousavi, quien asegura que se manipularon de forma fraudulenta los votos de las elecciones del viernes, dijo la televisión estatal.

publicidad

El gobierno declaró al presidente Ahmadinejad ganador de los comicios.La decisión de Khamenei se produce luego que Mousavi escribiese una carta apelando al Consejo y se reuniese el domingo con Khamenei, que tiene un poder sin límites sobre los asuntos iraníes.

Una pesquisa por el consejo de 12 miembros no tiene precedentes en el país y no estaba claro cómo procedería ni cuánto tomaría.

Los resultados electorales deben ser autorizados por el consejo, compuesto de clérigos estrechamente aliados con el supremo líder.

Los tres rivales de Ahmadinejad en los comicios -Mousavi y otros dos- han hecho acusaciones de fraude, luego que los resultados oficiales mostrasen al presidente ganando por margen de 2-1.

"Los asuntos deben ser resueltos por un canal oficial", dijo Khamenei, de acuerdo con la televisión estatal. El supremo líder dijo que él ha "insistido en que el Consejo Guardián investigue esa carta".

El día después de la votación, Khamenei llamó a la nación a unirse en apoyo a Ahmadinejad y dijo que el resultado era una "evaluación divina".

Los partidarios de Mousavi llevan protestando en las calles tres días consecutivos.

Frenan manifestación

Mientras tanto, el ministerio del Interior iraní rechazó la petición del candidato presidencial Mir Hosein Musavi de organizar el lunes una marcha de protesta contra los resultados de las elecciones del viernes.

publicidad

"No se concedió ninguna autorización de marcha o de concentración y todo tipo de marcha o de concentración está prohibida", informaron a la AFP los servicios de relaciones públicas del ministerio de Interior.

Poco después de este anuncio, Musavi decidió anular esta manifestación, según la página web de su campaña.

"En un comunicado, Musavi protestó firmemente contra esta decisión discriminatoria e ilegal (...) pero decidió aplazar esta marcha hasta que se obtenga una autorización" de las autoridades, según la página Ghalamnews.

En este comunicado, el candidato conservador moderado volvió a "lanzar un llamamiento a la calma".

Un responsable del ministerio de Interior, que no quiso dar su identidad, precisó que esta prohibición era la respuesta a la petición presentada por Musavi el domingo de organizar el lunes una marcha pacífica entre la Plaza Enqelad y la Plaza Azadi de Teherán.

Esto no excluye que los grupos de manifestantes se reúnan en varios puntos de la capital iraní, según los seguidores de Musavi.

Teherán fue escenario de disturbios el sábado y de violentos enfrentamientos el domingo entre las fuerzas de seguridad y los partidarios de Musavi, que protestan la reelección de Ahmadinejad.

Musavi ha acusado a las autoridades de haber manipulado la votación del viernes, en la que el presidente saliente fue reelecto en la primera vuelta con una amplia mayoría.

publicidad

El candidato conservador moderado presentó un recurso el domingo ante el Consejo de los Guardianes de la Constitución para obtener la anulación de los resultados.

EU expectante

El gobierno de Estados Unidos expresó dudas el domingo sobre si la elección presidencial de Irán fue libre y justa, como afirmara el propio presidente Mahmud Ahmadinejad.

Estados Unidos y otros países necesitan más tiempo para analizar los resultados antes de darse una mejor idea sobre los comicios, afirmó el vicepresidente estadounidense Joe Biden.

El vicepresidente dijo sentirse intranquilo por los indicios de que el gobierno iraní parece estar suprimiendo la libre expresión y reprimiendo a los manifestantes que protestan por la reelección de Ahmadinejad.

Los intereses del gobierno de Barack Obama siguen siendo los mismos que antes de la votación: acabar con los esfuerzos de Irán por desarrollar armas nucleares y su apoyo al terrorismo, agregó Biden el domingo durante una entrevista con el programa "Meet the Press" de la cadena televisiva NBC.

Varias naciones europeas criticaron el fin de semana a las autoridades iraníes por su conducta durante las elecciones presidenciales y su "reacción brutal" contra manifestantes que protestaron por la reelección del presidente Mahmud Ahmadinejad.

El ministro francés de Relaciones Exteriores Bernard Kouchner dijo a periodistas en París que su gobierno está "muy preocupado" por la situación en Irán y por la violencia postelectoral.

publicidad

Kouchner criticó "la reacción brutal" de las autoridades en respuesta a las protestas callejeras. Advirtió que el periodo postelectoral "podría dejar cicatrices duraderas" y pidió a los gobiernos occidentales que dialoguen con los iraníes y se ganen su confianza.

En Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier dijo que "el curso de la elección en Irán plantea muchas preguntas" y llamó a las autoridades en Teherán que "atiendan cuidadosamente estas imputaciones en un esfuerzo por proporcionar una explicación total".

Criticó la respuesta policial a las protestas.

"Las acciones violentas de los servicios de seguridad contra los manifestantes no son aceptables, ni están previniendo las protestas pacíficas", afirmó Steinmeier en una declaración. "Estaremos muy atentos a la situación", agregó.

Las 27 naciones de la UE dijeron estar "preocupadas por las presuntas irregularidades" durante la votación del viernes, así como por la violencia postelectoral tras ser anunciados el sábado los resultados.

En una declaración difundida el sábado por la noche, la UE dijo esperar que el resultado de las elecciones amaine las tensiones entre Irán y la comunidad internacional sobre su programa nuclear.

Entretanto, los gobiernos de dos naciones felicitaron el domingo a Ahmadinejad por el anuncio de su reelección.

publicidad

El presidente de Irak, Jalal Talabani, fue el segundo jefe de Estado del mundo en ofrecer su apoyo al gobierno iraní, luego de una declaración en el mismo sentido del presidente afgano Hamid Karzai.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad