publicidad

La tragedia del ferry surcoreano supera el centenar de muertos

La tragedia del ferry surcoreano supera el centenar de muertos

Autoridades dijeron que hay 113 muertes confirmadas mientras que 189 personas continúan desaparecidas.

Uno a uno, elementos de la Guardia Costera cargan los cuerpos cubiertos con lienzos blancos de un barco a una tienda en el muelle de esta isla, el primer paso para identificar un creciente número de cadáveres consecuencia del hundimiento de un ferry sudcoreano hace casi una semana.

Decenas de policías vestidos con chalecos color verde fosforescente formaron un cordón alrededor del muelle a medidas que los cuerpos llegaban el martes. Desde que los buzos lograron entrar al barco sumergido durante el fin de semana la cifra de víctimas mortales se ha disparado.

Autoridades dijeron el martes que hay 113 muertes confirmadas, mientras que 189 pasajeros todavía permanecen desaparecidos, ya que solo 174 fueron salvados.

Sólo cadáveres han sido rescatados del ferry de Corea del Sur Univision

Los cuerpos sin vida hallados hoy se encontraban en su mayoría en el tercer y cuarto piso del barco, donde se estima quedaron atrapados muchos de los 325 estudiantes de bachillerato del instituto Danwon incluidos en el pasaje, de 476 personas en total.

Los buzos siguen buscando maneras de penetrar en el comedor, que podría albergar un gran número de cuerpos al haberse producido el accidente a la hora del desayuno (sobre las 09.00 del miércoles).

En todo caso las esperanzas de encontrar supervivientes ya se han agotado completamente al pasar seis días desde el naufragio, por lo que la cifra de fallecidos ascendería a 302.

Hasta 240 embarcaciones, 34 aeronaves y unos 750 buzos participaron hoy en las labores de rescate mientras más de 5 mil voluntarios se desplazaron a la zona, principalmente para prestar apoyo a los familiares de las víctimas concentrados en la isla de Jindo, 80 kilómetros al noreste de donde ocurrió el hundimiento.

publicidad

Cómo se hace el rescate de los cuerpos

Si un cuerpo carece de identificación detalles como la estatura, longitud del cabello y las ropas son colocadas en un pizarrón blanco para las familias que esperan noticias en la isla de Jindo.

Entonces los cuerpos son llevados en ambulancia a dos tiendas, una para hombres y chicos, la otra para mujeres y chicas. Las familias escuchan en silencio mientras un funcionario los orienta, luego forman una fila e ingresan. Sólo se permite entrar a los familiares.

 

El capitán del ferry había dicho años atrás en un promocional que el viaje era seguro Univision

Durante breves momentos hay silencio. Luego el llanto pleno de angustia, los quejidos, los gemidos. Durante casi una semana no sabían si debían entregarse el duelo y ahora parece que los están despedazando.

"¿Cómo voy a vivir sin ti? ¿Cómo va a vivir tu madre sin ti?", grita una mujer.

Esta escena dolorosa espera a muchas familias de los desaparecidos tras el hundimiento del Sewol. Los parientes que soñaban con un rescate milagroso ahora sólo esperan que los restos de sus seres queridos sean recuperados pronto, antes que el mar dañe más los cuerpos.

Alrededor de 250 de los más de 300 desaparecidos eran estudiantes de una escuela preparatoria de Ansan, cercana a Seúl, que iban de visita a la isla de Jeju.

publicidad

El capitán del ferry, Lee Joon-seok, y dos integrantes de la tripulación están bajo proceso por presunta negligencia y abandono de personas que necesitaban ayuda. La fiscalía ha detenido a otros seis integrantes de la tripulación "cuatro el lunes y dos el martes" pero aún debe obtener las órdenes de arresto.

Leer:  Confusión en el mando del ferry surcoreano

Los cuerpos son identificados visualmente por las familias han dado muestras de ADN para el caso de que la descomposición haga imposible la otra vía.

El martes se llevaron a cabo los funerales de más de 10 adolescentes en Ansan, y autoridades educativas construían un memorial temporal que se esperaba terminar el miércoles.

En una reunión de gabinete el lunes la presidenta Park Geun-hye dijo: "El capitán y parte de su tripulación hicieron cosas incomprensibles desde el punto de vista del sentido común. Su conducta fue homicida e imperdonable".

El capitán ha dicho que esperó antes de dar la orden de evacuar porque las corrientes eran poderosas y el agua estaba helada, además de que los pasajeros podrían haber quedado a la deriva antes de que la ayuda llegara.

Una transcripción de las comunicaciones entre el barco y tierra difundida el domingo mostró que la indecisión causó parálisis en la nave. Un integrante de la tripulación preguntó varias veces si los pasajeros serían rescatados en caso de que abandonaran la nave aunque el ferry ya estaba tan escorado que el escape era imposible.

publicidad

La causa del desastre aún es desconocida y las explicaciones se enturbiaron más el martes cuando un funcionario sudcoreano dijo que el ferry dio un giro mucho menos pronunciado antes de que la nave se hundiera de lo que se había difundido.

Con información de AP y Efe

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad