publicidad
El exsacerdote católico mexicano Alberto Athié en los estudios del programa Al Punto de la Cadena Univision.

La sombra de Maciel pone en duda en la canonización del papa Juan Pablo II

La sombra de Maciel pone en duda en la canonización del papa Juan Pablo II

El excura mexicano Alberto Athié analiza la canonización de Juan Pablo II y su relación con los sacerdotes pederastas.

El exsacerdote católico mexicano Alberto Athié en los estudios del progr...
El exsacerdote católico mexicano Alberto Athié en los estudios del programa Al Punto de la Cadena Univision.

Un exsacerdote mexicano pregunta cuánto sabía el papa polaco de los abusos sexuales cometidos por religiosos católicos.

Un exsacerdote católico mexicano fue a Al Punto de la cadena Univision para hablar de la canonización del Papa Juan Pablo II.

Comentó que la Santa Sede se “apresuró” en convertirlo santo y que, en su momento, el cardenal Joseph Ratzinger tuvo en sus manos todos los informes sobre los abusos sexuales cometidos por curas pedófilos, entre ellos el expediente del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel.

Leer: La Huella Digital: Camino a los altares

La entrevista duró cerca de 12 minutos. “Hay quienes creen que el papa Juan Pablo II no es un santo, sino por el contrario es responsable y cómplice de la crisis de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos”, preguntó el periodista Jorge Ramos al ex sacerdote mexicano Alberto Athié, quien durante 20 años fue miembro de la arquidiócesis de México.

publicidad

“No tengo la autoridad para decirlo porque no es de mi incumbencia”, dijo el ahora investigador de casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes. “Lo que sí puedo decir, con toda claridad porque tenemos elementos, es que se apresuraron de una forma desesperada” en canonizarlo.

Juan Pablo II gobernó la iglesia entre 1978 y 2005. Nueve años después llega a los altares en un proceso relámpago que asombra a propios y extraños. Incluso el mismo que lo propuso para santo fue el mismo que lo beatificó, Benedicto XVI, quien durante todo el reinado del papa polaco sirvió al frente de la sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio), la congregación que investiga los abusos.

Athié plantea que durante el papado de Juan Pablo II hubo muchas denuncias e investigaciones, entre ellas una realizada por Naciones Unidas, instancia que “llegó a la conclusión de que, efectivamente, (los abusos sexuales cometidos por religiosos) se trataba de una responsabilidad institucional de la Santa Sede, de encubrimiento y protección sistemática de los pederastas con desprecio y denigración de las víctimas”.

El informe citado por Athié fue elaborado por una comisión de derechos humanos de la ONU que en enero de este año denunció que el Vaticano adoptó políticas que permitieron a sacerdotes violar y acosar a miles de niños, y llamó a la Santa Sede a abrir sus archivos de pedófilos y los obispos que ocultaron sus crímenes.

El devastador reporte criticó severamente al Vaticano por sus actitudes hacia la homosexualidad, la planificación familiar y el aborto, y pidió que se revisen sus políticas para asegurar que se protejan los derechos de los niños y su acceso a la salud.

La ONU también fustigó el "código de silencio" que se adoptó para silenciar a las víctimas y dijo que la Santa Sede "sistemáticamente privilegió la preservación de la reputación de la Iglesia y el presunto ofensor sobre la protección de los niños".

En el documento, la comisión le pidió a la jerarquía católica que compense a las víctimas y llame a rendir cuentas no sólo a quienes abusaron, sino también a quienes encubrieron los crímenes.

"El comité está sumamente preocupado de que la Santa Sede no ha reconocido el alcance de los crímenes cometidos, no ha tomado las medidas necesarias para atender los casos de violaciones contra niños y proteger a los menores, y ha adoptado políticas y prácticas que llevaron a la continuación del abuso y la impunidad de quienes lo perpetraron", se lee en el informe.

Athié dijo que, de acuerdo a lo dicho por la ONU, lo actuado por Juan Pablo II “no fue suficiente”, y puso como ejemplo la aprobación, en Estados Unidos, de la política de Cero Tolerancia recomendada en 2001 “pero el papa dijo que no, no aceptó” y decidió “que los casos los lleve el cardenal Ratzinger (posteriormente electo Papa y que gobernó la Iglesia como Benedicto XVI entre 2005 y febrero de 2013) en Roma, que él los estudie y que él determine la responsabilidad”.

publicidad

Del caso Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo (acusado de abusos y violaciones sexuales a jóvenes, además de consumo de drogas, fue sancionado por la Santa Sede e invitado a apartarse de su ministerio pero no fue procesado a causa de su avanzada edad), Athié dijo que es “imposible pensar que Juan Pablo II no lo supiera. Desde mi punto de vista, porque fue un jefe de estado y fue un pastor de la Iglesia Católica. Lo que estaba en juego eran daños sistemáticos a niños católicos dentro de la comunidad por miembros representativos de la iglesia, incluyendo de manera especial a Marcial Maciel, que estaba en Roma y que dependía nada más de la autoridad de la Santa Sede. Tenía que saber Juan Pablo II”.

Athié agregó que “si no le llegó toda la información a Juan Pablo II sobre Maciel, el responsable es Joseph Ratzinger (en aquel tiempo cardenal), el que lo postuló a santo, el que lo beatificó (siendo papa Benedicto XVI), el mismo que dijo, siendo presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe (que investigaba los casos de abusos) que no había información relevante para que se le entregara al Papa” (Juan Pablo II).

“Entonces la pregunta es si Juan Pablo II sabia, no sabía, no pudo saber, no quiso saber, no le quisieron decir… Esa es la pregunta que tendrá que dirimir un tribunal internacional”, concluyó.

No se pierda la entrevista completa que le hizo el periodista al exsacerdote mexicano Alberto Athié en el programa Al Punto de la cadena Univision este domingo a partir de las 10 AM Este / 9 AM Centro / 12 del medio día Pacífico.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad