publicidad

La policía australiana mató a un "sospechoso de terrorismo"

La policía australiana mató a un "sospechoso de terrorismo"

El incidente ocurrió tras las redadas que involucraron a cientos de agentes y frustraron un supuesto complot.

La policía australiana mató a tiros a un adolescente luego de que este apuñaló a dos oficiales, tras redadas que involucraron a cientos de agentes y frustraron un supuesto complot para decapitar a una persona al azar.

Australia, un aliado de Estados Unidos y su acción contra el Estado Islámico en Irak y Siria, está en alerta máxima por ataques de milicianos locales que regresan de luchar en Oriente Medio.

La seguridad ha sido reforzada en lugares públicos, incluyendo la Casa del Parlamento en Canberra, donde la policía está armada con rifles de asalto, y en los principales eventos deportivos.

Al hombre de 18 años de edad, cuyo pasaporte fue suspendido hace semanas, se le pidió que asistiera a una estación de policía en el estado sureño de Victoria la noche del martes debido a que su comportamiento era "motivo de preocupación", dijo la policía.

"Esta fue una reunión que debía tener lugar en la comisaría de Endeavour Hills. Cuando dos agentes de policía se le acercaron, fueron apuñalados, uno muy seriamente", dijo el Comisionado Jefe de Policía de Victoria, Ken Lay, a la prensa.

“El sospechoso era afgano y exhibía bandera del Estado Islámico”

"Uno de los policías heridos disparó su arma de fuego, hiriendo de muerte al joven de 18 años", agregó.

La policía dijo que el hombre había estado exhibiendo una bandera vinculada al grupo miliciano Estado Islámico en un centro comercial local y que había sido "de interés" para la policía desde hace meses.

publicidad

Medios locales reportaron que era de origen afgano y que había gritado insultos contra el primer ministro Tony Abbott y el Gobierno antes de que le dispararan.

"Puedo decir que el individuo en cuestión era un sospechoso conocido de terrorismo que era una persona de interés para la policía y las agencias de inteligencia", dijo el miércoles a la prensa el ministro de Justicia Michael Keenan.

A principios de esta semana, Abbott advirtió a los australianos que el equilibrio entre la libertad y la seguridad "podría tener que cambiar" al describir unos poderes amplios que serán revisados por el Parlamento el miércoles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad