publicidad
EL TPL-25, un sofisticado localizador de la Marina de EEUU. Crédito: US Navy.

La Marina de EEUU alista un buscador de cajas negras

La Marina de EEUU alista un buscador de cajas negras

La Marina de EEUU ordenó desplazar uno de sus equipos más sofisticados para colaborar en el hallazgo del avión.

EL TPL-25, un sofisticado localizador de la Marina de EEUU. Crédito: US...
EL TPL-25, un sofisticado localizador de la Marina de EEUU. Crédito: US Navy.

Mide 30 pulgadas de largo, tiene 35 de diámetro y pesa 70 libras. Y podría revelar el misterio del vuelo 370 de Malaysia Airlines.  Se trata del Towed Pinger Locator 25, un sofisticado localizador de cajas negras de la Marina de EEUU, que se ha puesto a disposición del operativo de búsqueda del avión desaparecido el 8 de marzo pasado con 239 personas a bordo.

Capaz de hallar cajas negras hasta 20,000 pies en las profundidades del mar, este localizador es la última esperanza de los familiares de las víctimas del vuelo por saber a ciencia cierta qué pasó con sus seres queridos.

El Comando del Pacífico de EEUU ordenó a la Séptima Flota del Pacífico desplazar el Localizador Remolcado Pinger 25 ( TPL- 25, sus siglas en ingles ) este lunes hacia la zona donde se cree que se estrelló el avión, tal como anunció hoy el primer ministro malayo.

publicidad

El TPL- 25 es un sistema de localización remolcado capaz de hallar las cajas negras de aviones de la Marina derribados o de aviones comerciales hasta una profundidad máxima de 20.000 pies en cualquier lugar del mundo.

El TPL- 25 se desplaza remolcado detrás de una embarcación a una velocidad lenta de entre uno y cinco nudos náuticos dependiendo de la profundidad. Lleva un dispositivo de escucha o detección de los ultrasonidos que emiten las cajas negras de los aviones.

Al detectar una señal, la misma se transmite por un cable y se codifica de forma audible y/o visual a través de osciloscopio, un instrumento de medición electrónico que representa gráficamente señales.

Luego, el operador registra las coordenadas de navegación y la intensidad de las señales. Este procedimiento se repite en varias líneas sobre la “cancha de agua” que se está rastreando hasta que se triangula una posición final de donde se encuentran las cajas y se envían los equipos necesarios para recuperarlas.

La mayoría de las cajas negras de los aviones emiten ultrasonidos a cada segundo a 37,5 kHz, aunque el TPL puede detectar cualquier entre 3,5 kHz y 50 kHz en cualquier frecuencia de repetición.

"Este movimiento no es más que un esfuerzo prudente de posicionamiento de equipo y personal capacitado más cerca de la zona de búsqueda de modo que si se encuentran restos vamos a ser capaces de responder lo más rápidamente posible ya que la vida de la batería del emisor de ultrasonidos de la caja de negro es limitada", explicó el comandante Christopher J. Budde, oriundo de Missouri y con casi 30 años de experiencia en la Marina de EEUU, en un comunicado oficial.

publicidad

"El Pinger tiene cierta capacidad de escucha muy sensible por lo que si el lugar del naufragio se encuentra, podemos escuchar los sonidos de la caja negra”, dijo Budde, oficial de Operaciones de la Séptima Flota de Estados Unidos, ubicada en Japón.

El TPL-25 más los detalles que se darán a conocer mañana en una nueva conferencia de prensa mantienen en vilo a los familiares de las víctimas que no se conforman con el anuncio dado hoy por el premier malayo, Najib Razak. Aún lor restos del avión no han sido encontrados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad