publicidad
.

La guerra de EU en Afganistán es más larga que la de los soviéticos logo...

La presencia norteamericana en el país lleva más tiempo que la invasión soviética.

La guerra de EU en Afganistán es más larga que la de los soviéticos

La guerra de EU en Afganistán es más larga que la de los soviéticos

La guerra de EU en Afganistán es más larga que la de los soviéticos

La presencia norteamericana en el país lleva más tiempo que la invasión...
La presencia norteamericana en el país lleva más tiempo que la invasión soviética.

El mismo futuro incierto

KABUL, Afghanistan - Tras nueve años y cincuenta días de conflicto, la guerra de Estados Unidos en Afganistán es ya más larga que la invasión soviética de ese país en los años 1980 y las tropas norteamericanas afrontan hoy el mismo espinoso desafío que las de la URSS entonces: tratar de encontrar una salida honorable.

El abrupto territorio afgano, en el que en muchos lugares siguen viéndose los restos de tanques soviéticos que datan de la guerra de 1979-1989, está ocupado hoy por cerca de 140.000 soldados norteamericanos y de la OTAN encargados de defender el gobierno de Kabul de la tenaz rebelión dirigida por los talibanes.

El anuncio hecho en la reciente cumbre de Lisboa del fin previsto de la misión de combate de la OTAN a fines de 2014 hace recordar que los soviéticos estuvieron enfrentados al mismo reto: organizar fuerzas afganas lo bastante sólidas para controlar por sí mismas el país y permitir el retiro de las tropas ocupantes.

publicidad

La situación actual no incita al optimismo.

En un informe sin concesiones publicado el sábado, el instituto de investigación International Crisis Group (ICG) estima que los occidentales están fracasando en Afganistán y cuestiona a las fuerzas afganas, "pobre resistencia a los talibanes".

"Sin apoyo exterior, el gobierno se derrumbaría, los talibanes controlarían la mayor parte del país y los conflictos internos se agravarían, haciendo temer el retorno de la destructiva guerra civil de los años 1990", estima el ICG.

Después del retiro soviético, las facciones de los caudillos locales atacaron al gobierno comunista, para luego pelearse entre ellos.

La cruenta guerra civil cesó en 1996 con la toma del poder por los talibanes, apoyados al principio por muchos afganos, aliviados por el fin de los combates.

Dos décadas después, el ex presidente soviético Mijail Gorbachov, que ordenó el retiro de 1989, ha estimado que la victoria de los occidentales en Afganistán es "imposible".

Las fuerzas norteamericanas y de la OTAN pierden cada vez más soldados. Pero, en comparación, la ocupación soviético fue mucho más cruenta, con más de un millón de muertos en total.

"Los pueblos eran evacuados unos tras otros a raíz de los bombardeos ciegos de los soviéticos".

Las fuerzas occidentales "seleccionan más sus objetivos", estima Nader Nadery, de la Comisión afgana de Derechos Humanos.

publicidad

Otra diferencia es que los aliados afganos de los norteamericanos "no están unidos, son grupos diversos que buscan su propio interés", estima el analista afgano Mohamad Yunus Fakur.

Esa complejidad, que se agrega a la de las redes mafiosas mucho más desarrolladas y conectadas con el mundo exterior que hace 20 años, torna la tarea de los norteamericanos más complicada que la de los soviéticos en la época.

"Los rusos demostraban una mayor sofisticación política", señala Candace Rondeaux, analista del ICG, que estima que habrá más confusión a medida que se acerque 2014, porque "los norteamericanos no han captado todas las dimensiones de los diferentes actores que habría que implicar en una solución del conflicto".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca comentó que se están haciendo todos los esfuerzos para tener todas las áreas de la página web en funcionamiento lo más pronto posible. Todo esto surge luego que desde el nombramiento del presidente Trump el sitio oficial de la Casa Blanca no cuenta con su versión en español.
publicidad