publicidad
Unidades blindadas de Ucrania.

La diplomacia busca una solución pacífica para resolver la crisis en Ucrania

La diplomacia busca una solución pacífica para resolver la crisis en Ucrania

EEUU, Rusia, Ucrania y la Unión Europea se reunen en Ginebra, Suiza, para encontrar soluciones a la crisis.

Unidades blindadas de Ucrania.
Unidades blindadas de Ucrania.

Mientras EEUU, Rusia, Ucrania y la Unión Europea dialogan, paramilitares pro rusos tratan de tomar por asalto un cuartel militar.

publicidad

Al menos tres paramilitares pro rusos murieron y 13 resultaron heridos luego de que las tropas ucranianas repelieran un ataque contra una base de la Guardia Nacional en el puerto de Mariupol, en el Mar Negro, informó el jueves el ministro del Interior de Ucrania.

Mientras, en Moscú, el presidente Vladimir Putin rechazó las afirmaciones de que fuerzas especiales de su país están fomentando la ingobernabilidad en el este de Ucrania.

El mandatario describió los señalamientos como "tonterías" pero expresó su esperanza de que las conversaciones entre cuatro países ayuden a resolver la crisis en ese país.

Las conversaciones referidas por Putin se llevan a cabo entre Rusia, Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea, quienes buscan en Ginebra, Suiza, una salida política a la crisis.

Ucrania podría estar 'al borde de una guerra civil' Univision

El ataque

Reportes de prensa señalaron que el jueves una multitud de unos 300 hombres provistos de bombas incendiarias arremetió el miércoles en la noche contra la base de la Guardia Nacional en Mariupol, ubicada en la región sureste del país.

Arsen Avakov, ministro del interior ucraniano, dijo que tropas de la Guardia Nacional y las fuerzas policiales rechazaron a los agresores, en tanto que 63 personas fueron arrestadas como resultado del asalto.

La mayoría de los atacantes fueron desarmados, agregó Avakov.

Una insurgencia bien armada y apoyada por Rusia ha sembrado el caos en las últimas semanas en el este de Ucrania.

La tensión aumenta en el este de Ucrania, EEUU en alerta

Rusia en la mira

Además del asalto contra la base militar, insurgentes apoyados por Moscú despojaron de vehículos armados y armas a las fuerzas del gobierno ucraniano, reportó The Associated Press.

Las tropas ucranianas están mal equipadas y tienen dificultades para enfrentar y controlar a paramilitares que han ocupado estaciones de policía y edificios administrativos en al menos 10 localidades en la región, incluida Mariupol, cerca de la frontera con Rusia.

El despliegue de miles de efectivos rusos a lo largo de la frontera con Ucrania ha suscitado temores de que el Kremlin pretenda aprovechar la inestabilidad en la región, en la que predomina el habla rusa, como pretexto para apoderarse de más territorio después de que se anexara en marzo Crimea.

publicidad

Putin lo niega

El presidente Vladimir Putin refutó los señalamientos y dijo que el pueblo del este de Ucrania se ha alzado contra las autoridades en Kiev, que han ignorado sus demandas correctas y legítimas.

"Todo es una tontería, no hay unidades especiales o instructores ahí", reiteró Putin.

Al mismo tiempo, reconoció que son soldados rusos los efectivos que se apoderaron de diversas instalaciones en la península de Crimea, en el Mar Negro, en semanas anteriores, preparando el terreno para la anexión de esa región a Rusia.

Putin, quien previamente había dicho que las tropas eran fuerzas locales de autodefensa, dijo que la presencia de soldados rusos era necesaria para proteger a la población local y asegurar la realización de un referendo en el que la mayoría de los habitantes se pronunció por la secesión de Ucrania y la adhesión a Rusia.

El presidente insistió en que en las protestas en el este de Ucrania participan sólo ciudadanos de la zona. Dijo que informó a sus contrapartes en Occidente que los residentes son quienes están involucrados en las protestas en el este del país "porque no tienen a dónde ir y son los dueños de esas tierras".

Putin dijo que constituía un "crimen" la decisión del gobierno de utilizar a las fuerzas militares para erradicar las protestas en el este.

publicidad

La vía diplomática

Rusia, Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos tienen una reunión clave este jueves en Ginebra para tratar de encontrar una salida política al conflicto en Ucrania.

El encuentro tiene lugar un día después de que la OTAN anunciara que ampliará su presencia militar en el Este europeo en un gesto de apoyo a Ucrania y tras los enfrentamientos del miércoles en los que los rebeldes prorrusos contrarrestaron la ofensiva ucrania apoderándose de seis vehículos blindados y tomando el Ayuntamiento de Donetsk, reportó la agencia Afp.

Las reuniones bilaterales han comenzado con una entrevista entre el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Según han confirmado fuentes de Estados Unidos, tras el encuentro con Ashton, Kerry se reunirá con el ministro de Exteriores interino de Ucrania, Andriy Deschchytsia.

Fuentes rusas han confirmado que el jefe de la diplomacia de la Confederación Rusa, Serguéi Lavrov, que llegó esta mañana a Ginebra, se reunirá con Kerry cuando éste acabe su encuentro con Deschchytsia.

Qué espera Putin

Putin dijo esperar que las conversaciones en Ginebra sobre la crisis ucrania tengan éxito.

"Creo que el inicio de las conversaciones es muy importante, tan importante como pensar de manera conjunta en la mejor manera de superar esta situación y ofrecer un verdadero diálogo con la gente", dijo.

publicidad

El presidente ruso rechazó las aseveraciones sobre el involucramiento de Rusia y afirmó que el gobierno en Kiev debería emprender un diálogo con los inconformes.

Putin también solicitó a Ucrania que reabra las rutas de comercio y transporte hacia la provincia separatista de Transnistria en Moldavia.

Rusia y las autoridades de Transnistria afirman que Ucrania ha bloqueado las rutas de transporte a la región. Moldavia congeló sus vínculos con Transnistria desde la guerra de 1992.

Ucrania ha expresado temor de que fuerzas rusas pudieran utilizar la región como cabeza de playa para invadir el sur del país.

Transnistria, ubicada en la parte oriental de Moldavia en la frontera con Ucrania, rige su propio destino sin reconocimiento internacional desde la guerra de 1992. Fuerzas rusas se encuentran destacadas en la zona.

Transnistria ha solicitado a Rusia que le reconozca la independencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad