publicidad

Italianos cuestionan viaje secreto de Berlusconi a Rusia

Italianos cuestionan viaje secreto de Berlusconi a Rusia

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, llegó a San Petersburgo en una visita privada para reunirse con Vladímir Putin.

Viaje privado

SAN PETERSBURGO - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, llegó el miércoles a San Petersburgo en una visita privada para reunirse con su colega ruso, Vladímir Putin, quien acaba de cumplir 57 años.

Mientras, en Italia surgieron criticas por el secretismo en torno al viaje del mandatario, pero en Madrid, España, el diario El País aseguró que Berlusconi viajó a una fiesta con motivo del cumpleaños de su amigo, el también Primer Ministro Vladimir Putin.

Según la Agencia Española de Noticias ( Efe), Putin recibió personalmente a Berlusconi en el aeropuerto Púlkovo, de la antigua capital de los zares y ciudad natal del ex presidente y actual jefe del Gobierno ruso, Dimitri Medvedev.

El portavoz de Putin, Dmitri Peskov, informó de que la visita de Berlusconi es de carácter privado, lo que no impedirá que ambos gobernantes repasen algunos proyectos conjuntos energéticos y de inversión, así como las relaciones económicas y comerciales bilaterales entre ambos países.

El propio Putin anunció que el jueves estudiará con Berlusconi y con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, el proyecto del gasoducto South Streem, en el que el gigante ruso Gazprom coopera con la compañía italiana Eni y que compite con el europeo Nabucco.

Agenda pública

Putin, quien el miércoles recibió a grandes empresarios alemanes, anunció que Berlusconi y él se reunirán el jueves con gerentes de compañías italianas como Fiat y Finmeccanica para estudiar la posibilidad de fabricar automóviles y maquinaria agrícola en Rusia.

publicidad

A la reunión de ambos dirigentes asistió la gobernadora de San Petersburgo, Valentina Matviyenko, quien a su vez propuso a Italia participar en la renovación del parque de tranvías de la antigua capital imperial, iniciativa que apoyaron Putin y Berlusconi.

Mientras, la prensa afirmó que Berlusconi asistirá en San Petersburgo a una velada privada con motivo del 57 cumpleaños de Putin, que fue el pasado día 7, pero que aún no tuvo tiempo de celebrar.

Amigos íntimos

En la velada se esperaba también a otro amigo íntimo del dirigente ruso, el ex canciller germano Gerhard Schroeder, promotor junto a Putin de otro proyecto energético ruso, el del Gasoducto del Norte, financiado por Rusia, Alemania y Holanda para transportar gas ruso a la costa alemana por el fondo del mar Báltico.

Schroeder es presidente del consejo de accionistas del consorcio North Stream, que opera la construcción del Gasoducto del Norte, así como miembro independiente del directorio de la petrolera ruso-británica TNK-BP.

"¿En qué país puede ocurrir que el jefe del Gobierno se reúna en secreto con un líder de una de las naciones más importantes del mundo? Es increíble, es algo propio de un país que no es democrático", escribió Francesco Rutelli, uno de los fundadores de la mayor formación de izquierda, el Partido Democrático (PD), en un comentario publicado por el diario Il Corriere della Sera.

publicidad

"Berlusconi no conoce la diferencia entre público y privado", comentó por su parte Massimo D'Alema, ex primer ministro italiano, ex canciller y uno de los líderes del PD.

Valija de vinos

Según el diario La Repubblica, Silvio Berlusconi viajó a Rusia "cargado de vinos preciosos" para Putin, a quien anteriormente alojó en su mansión veraniega de Cerdeña, célebre por las fiestas que se llevan a cabo con chicas bellas y estrellas de la televisión.

Según fuentes cercanas al gobierno de Roma, se trata de una visita para reforzar su relación personal con Putin, quien cumplió años recientemente, lo que le ha permitido obtener buenos resultados en el campo de la política internacional.

El País aseguró que la fiesta organizada por Putin durará tres días y transcurrirá en la fabulosa dacha -las patas de las sillas y los grifos son de oro-, a orillas del lago Valdai, en los bosques del sur de San Petersburgo.

El periódico agregó que el viaje de Berlusconi se trata de una visita "secreta y privadísima", en la que se beberá vodka y se hablará de política, negocios y otras cosas.

Putin cumplió 57 años el pasado 7 de octubre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad