publicidad
Una coalición internacional liderada por Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, inició el 19 de marzo ataques aéreos en Libia, bajo mandato de la ONU, en apoyo a los rebeldes que exigen la renuncia de Muamar Gadafi.

Italia pide suspensión de hostilidades en Libia por razones humanitarias

Italia pide suspensión de hostilidades en Libia por razones humanitarias

El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Franco Frattini, pidió "una suspensión inmediata de hostilidades" en Libia a fin de organizar corredores humanitarios para ayudar a la población civil.

Una coalición internacional liderada por Francia, Gran Bretaña y Estados...
Una coalición internacional liderada por Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, inició el 19 de marzo ataques aéreos en Libia, bajo mandato de la ONU, en apoyo a los rebeldes que exigen la renuncia de Muamar Gadafi.

Roma clama por apertura de corredores humanitarios para ayudar a la población civil

ROMA " El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Franco Frattini, pidió el miércoles "una suspensión inmediata de hostilidades" en Libia a fin de organizar corredores humanitarios para ayudar a la población, al comparecer ante una comisión de la Cámara de Diputados.

Frattini reclamó "informaciones detalladas" sobre las operaciones de la OTAN iniciadas a finales de marzo pasado en Libia, al comparecer ante la comisión de Relaciones Exteriores y Asuntos Europeos de la Cámara de Diputados.

El ministro pidió "consignas claras y precisas" después de los errores "dramáticos" que provocaron víctimas civiles en Libia.

publicidad

La OTAN admitió que en un bombardeo nocturno contra objetivos en Trípoli llevado a cabo el domingo pasado habían muerto civiles.

"Es una prioridad suspender las acciones armadas", afirmó el canciller italiano.

Temen división de Libia

Para Frattini, interrumpir las hostilidades "permitiría evitar lo que el Consejo Nacional de Transición (organismo de los rebeldes libios) teme, es decir que se consolide la división en dos de Libia", explicó.

"La necesidad de exigir un alto el fuego se refuerza cada vez más", estimó el canciller italiano.

"Yo considero que junto al alto el fuego, que constituye la primera etapa de la negociación política, es fundamental que se suspendan las acciones armadas para consentir la creación inmediata de corredores humanitarios", precisó.

"Es el asunto más urgente y dramático", comentó.

Francia dijo que no

Francia rechazó inmediatamente la propuesta de Italia ya que considera que "cualquier pausa en las operaciones" militares permitiría a Muamar Gadafi "ganar tiempo y reorganizarse".

"Cualquier pausa en las operaciones correría el riesgo de permitirle ganar tiempo y reorganizarse", dijo el portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores.

La participación de Italia en las operaciones en Libia suscita tensiones dentro de la coalición de gobierno de derecha liderada por Silvio Berlusconi, ya que el movimiento populista y contrario a la inmigración Liga Norte, aliado clave, solicitó la suspensión de los ataques italianos.

publicidad

Entre las exigencias que la Liga Norte presentó el domingo al jefe de gobierno para garantizarle su apoyo figura la de "poner fin a las misiones de paz" en el extranjero, entre ellas Libia, Afganistán y Líbano, por costosas y porque alimentan la inmigración ilegal.

Para calmar el clima que tales declaraciones ha suscitado a nivel nacional como internacional, Berlusconi elogió este miércoles la labor de la OTAN, que ha permitido "salvar miles de vidas e impedido la destrucción de enteras ciudades", dijo.

OTAN se opone

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, rechazó el miércoles poner fin a las operaciones de los aliados en Libia, después de que Italia pidiera el cese de las hostilidades por razones humanitarias.

La OTAN "continuará su misión porque si cesamos, innumerables civiles podrían perder la vida", aseguró el secretario general en un comunicado, sin mencionar explícitamente el llamamiento de Roma.

El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Franco Frattini, pidió este miércoles "una suspensión inmediata de hostilidades" en Libia con el fin de organizar corredores humanitarios para ayudar a la población.

París no está de acuerdo

Francia rechazó el miércoles "cualquier pausa en las operaciones" militares entabladas a fines de marzo en Libia pues permitiría a Muamar Gadafi "ganar tiempo y reorganizarse", luego de que Italia pidiera la suspensión de las hostilidades por razones humanitarias.

publicidad

"Cualquier pausa en las operaciones correría el riesgo de permitirle ganar tiempo y reorganizarse", dijo el portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores, Bernard Valero, refiriéndose al dirigente libio Muamar Gadafi y tras ser interrogado sobre el pedido de Italia.

"La coalición y los países reunidos en el Grupo de Contacto en Abu Dhabi hace dos semanas fueron unánimes en su estrategia: hay que intensificar la presión sobre Gadafi", respondió en cambio el portavoz del ministerio francés.

Valero advirtió que "al final, será la población civil la que padecerá la mínima señal de debilidad de nuestra parte".

Una coalición internacional liderada por Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, inició el 19 de marzo ataques aéreos en Libia, bajo mandato de la ONU, para proteger a los civiles de la represión del régimen de Muamar Gadafi contra un movimiento opositor sin precedentes.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) asumió el mando de las operaciones el 31 de marzo.

Desde el inicio de la rebelión contra Gadafi el 15 de febrero, el conflicto ha causado entre "10 mil y 15 mil muertos" y obligado a unas 952 mil personas a huir, según organizaciones internacionales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad