publicidad
ISIS cuenta con una comisión de ejecuciones. (Imagen tomada de Twitter).

ISIS ha mostrado su brutalidad con decapitaciones

ISIS ha mostrado su brutalidad con decapitaciones

El grupo yihadista ha dejado ver su sanguinaria huella al mostrar la decapitación en video de personas.

ISIS cuenta con una comisión de ejecuciones. (Imagen tomada de Twitter).
ISIS cuenta con una comisión de ejecuciones. (Imagen tomada de Twitter).

El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha mostrado la brutalidad de la que es capaz decapitando a varias víctimas hasta esta fecha.

publicidad

El de Alan Henning era el último asesinato difundido, hasta que la mañana de este domingo se mostrara el que presume ser el crimen de Peter Kassig.

La sombra del terror comenzó el 19 de agosto con la decapitación del periodista estadounidense James Foley. ISIS reivindicó el crimen y mostró el video que conmocionó al mundo.

Con la decapitación de James Foley la historia se repetía, pero 10 años después. Otro periodista estadounidense fue asesinado por extremistas en Medio Oriente, como había pasado con Daniel Pearl.

ISIS entonces dijo que la decapitación fue una represalia por los recientes bombardeos en Irak. Apareció Foley, con la cabeza rapada, vistiendo un traje naranja y arrodillado junto al verdugo. Las mismas circunstancias se han ido repitiendo con el resto de las víctimas.

La amenaza del asesino en el video que conmocionó al orbe fue contundente: “Cualquier intento tuyo, Obama, de negar a los musulmanes su derecho a vivir en seguridad bajo el califato resultará en el derramamiento de sangre de tu pueblo”.

De inmediato, el presidente estadounidense se dijo "consternado" por los hechos, y sentenció que el Estado Islámico no tiene cabida en el mundo en el siglo XXI, y advirtió que EEUU seguiría haciendo "lo que debemos hacer".

A un mes del asesinato de su hijo, Diane Foley rompió el silencio y se dijo "avergonzada" y "paralizada" por el manejo del caso por parte del gobierno de Estados Unidos.

Cuarta ejecución de ISIS Univision

Steven Sotloff fue el segundo de su sanguinaria lista, también periodista nacido en Estados Unidos. Su asesinato se dio el 2 de septiembre, apenas 14 días después.

Sotloff, de 31 años, desapareció en Aleppo al menos un año antes de su asesinato. Se encontraba en ese país cubriendo el conflicto armado. Su imagen apareció al final del video de la decapitación de James Foley. Se veía de roddillas, cautivo, vistiendo el uniforme naranja que usan los detenidos en bases como la de Guantánamo.

“Steven no era un héroe. Como todos nosotros, él era un simple hombre que intentó encontrar bondad en un mundo lleno de oscuridad. Y si no la encontraba, él intentó crearla”, transmitió la familia del periodista a través de su portavoz, Barak Barfi.

Rindieron tributo en la Florida al fallecido periodista Steven Sotloff Univision

Pero a la lista de los criminales se sumaron ciudadanos británicos, acción que ISIS justificó diciendo que la guerra emprendida era también en contra de los aliados de Estados Unidos. El cooperante británico David Haines fue decapitado el 14 de septiembre.

David Heines era un exmilitar británico que trabajó en áreas de conflicto antes de volverse colaborador de una organización de ayuda. Sus labores altruistas se dieron para organizaciones humanitarias en los Balcanes, Sudán del Sur y Siria.

En su primera misión para la ONG francesa Acted, Haines fue capturado en Siria en marzo de 2013. Entonces se desempeñaba como responsable logístico del campo de refugiados de Atmeh, cerca de la frontera turca.

publicidad

“David era el más vivo y entusiasta en sus funciones humanitarias. Su alegría por el trabajo que hacía en Siria es para mí y para mi familia el elemento más importante de todo este asunto triste”, fueron las palabras del hermano del exmilitar.

Mike Haines afirmó que David “ayudó al que necesitaba ayuda, independientemente de su raza, credo o religión. Durante este tiempo, David empezó a decidir que el trabajo humanitario era el campo que quería trabajar”.

Hermano de David Haines habla sobre la muerte de su hermano Univision

Luego ISIS difundió el terrible video donde se muestra cómo corta la cabeza de Alan Henning, el segundo cooperante británico asesinado de la misma forma ante una cámara de grabación. Las terribles imágenes se conocieron el 3 de octubre.

En la misma semana, Barbara Henning, la esposa del británico, pidió clemencia al grupo yihadista, y que liberaran a su marido.

“Estoy segura de que aquellos que quieren ser conocidos como un Estado actuarán como estadistas y mostrarán compasión y clemencia”, dijo la mujer.

Alan Henning, un taxista de 47 años originario de Salford, fue capturado en diciembre en Siria, mientras prestaba ayuda humanitaria.

“Algunos dicen que estaba en el sitio equivocado en el momento equivocado, pero Alan estaba haciendo trabajo voluntario con sus amigos musulmanes para ayudar a la gente de Siria, así que estaba en el sitio correcto haciendo lo que debía”, señaló Barbara Henning.

publicidad

Una de las sanguinarias huellas de este grupo terrorista es mostrar al final del video a la siguiente persona de su lista de muerte. Peter Edward Kassig fue mostrado de rodillas, en su poder, al final del video del asesinato de Henning. Se le anunció como la siguiente víctima y, en un video que cambió la tónica de los precedentes, se le mostró como la víctima de este domingo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad