publicidad

Irak podrá declarar la ley marcial

Irak podrá declarar la ley marcial

El gobierno iraquí anunció varias medidas de seguridad que permitirán al primer ministro declarar la ley marcial para combatir los ataques de la insurgencia.

"Las vidas del pueblo iraquí están en peligro, peligran debido a las fuerzas del mal y las bandas terroristas", dijo el ministro de Derechos Humanos Bakhityar Amin.

La ley otorga al primer ministro interino Iyad Alawi el derecho, tras obtener la aprobación unánime del gabinete, de decretar toques de queda en zonas específicas, realizar redadas y registros y detener a las personas que porten armas.

Además, permitirá a Alawi asignar gobernadores, incluyendo mandos militares, que quedarán encargados de zonas específicas.

"La ley... está diseñada para proteger vidas en Irak, sin importar que esas vidas sean de iraquíes o de amigos de Irak que operan aquí en Irak", dijo el primer ministro a Associated Press Television News. "Utilizaremos la ley siempre que sea necesario para derrotar a nuestros enemigos".

Por otra parte, la policía iraquí desarticuló el miércoles por la mañana una bomba de 750 kilos de explosivos depositados en un vehículo estacionado cerca de la mezquita de Al-Iman, en el centro de Bagdad, dijo el coronel de la fuerza pública Adnan Hussein.

El ministro de Justicia Malik Dohan al-Hassan dijo que el primer ministro necesitará contar con mandamientos judiciales firmados por un juez iraquí antes de poder adoptar cada paso y agregó que la ley marcial solamente podrá ser declarada por 60 días o durante la duración de una ola de violencia específica, la que dure menos.

publicidad

"Somos conscientes de que esta ley podría coartar ciertas libertades, pero contiene varias garantías", dijo Al-Hassan. "Hemos tratado de garantizar la justicia y al mismo tiempo garantizar los derechos humanos".

Sin embargo, mientras el gobierno anunciaba las medidas, la capital se vio sacudida por varios ataques.

Insurgentes enmascarados y fuerzas iraquíes respaldadas por soldados y helicópteros estadounidenses libraron una intensa batalla en las calles aledañas a la Plaza de los Mártires, dijo el Ministerio del Interior.

Por lo menos cuatro personas murieron y otras 20 resultaron heridas en la batalla, según el funcionario del Ministerio de Salud Saad al-Amili.

Transportes blindados de personal de Estados Unidos acudieron al lugar del enfrentamiento y patrullaron las calles desiertas, mientras dos helicópteros Apache sobrevolaron el lugar.

Los funcionarios del Ministerio del Interior dijeron que los helicópteros dispararon contra los edificios aledaños.

En otro barrio de Bagdad cayeron el miércoles por la mañana cuatro proyectiles de mortero cerca de la sede del partido político de Alawi, hiriendo a seis personas, dijo un funcionario del Ministerio del Interior.

Uno de los proyectiles cayó cerca de una vivienda utilizada por Alawi, que no se encontraba en el lugar, según el funcionario del Ministerio de Salud.

Por otro lado, el gobierno iraquí anunció el miércoles que tiene detenidos a 29 extranjeros en su prisión capitalina de máxima seguridad, lo que pone en duda las afirmaciones iraquíes y estadounidenses de que los combatientes extranjeros son responsables de la mayor parte de la violencia que sacude al país.

publicidad

Ese número es una pequeña fracción de los miles de detenidos encarcelados en todo el país.

Los 29 están detenidos en el reclusorio de Abu Ghraib. El ministro iraquí de Derechos Humanos Bakhityar Amin leyó el miércoles en una conferencia de prensa los nombres de 20 detenidos, entre ellos cuatro saudíes, cuatro sirios, cuatro jordanos, dos yemeníes, un egipcio, un turco, un libanés, un palestino, un marroquí y un iraní.

Otros 60 combatientes extranjeros están detenidos en Abu Ghraib y Camp Bucca, en el sur de Irak, por realizar "actividades antiiraquíes que amenazan la seguridad de las fuerzas de la coalición", dijo el teniente coronel Barry Johnson, portavoz militar de las prisiones que regenta Estados Unidos.

Más de 22 mil iraquíes fueron detenidos desde que concluyó la guerra en mayo. De ellos, 5,500 se encuentran entre rejas bajo sospecha de ser "presuntos combatientes".

Entre tanto en París, un movimiento pro-baasista anunció este miércoles que piensa organizar una "defensa política" del ex presidente iraquí Saddam Hussein, cuya liberación reclama, y exigió que los estadounidenses salgan de Irak.

"La defensa política del presidente Saddam Hussein se está organizando", indica en un comunicado transmitido a la Agence France Presse el "Comité internacional para la defensa del presidente Saddam Hussein" asociado a los "comités Irak de base", creados el 17 de diciembre de 2003, poco después de que los estadounidenses capturaran al ex dictador.

publicidad

Este movimiento con ramificaciones en unos 15 países, radicado en Bruselas y dirigido por el editor Luc Michel, cuenta con un "colectivo jurídico" dirigido por el abogado francés Dominique Jourdain.

Hay que "responder a la campaña de odio y mentiras" políticas contra el Irak de Hussein y "restablecer la verdad", asegura el comunicado.

El movimiento pretende "apoyar al presidente iraquí y a los dirigentes baasistas encarcelados, en el marco de los juicios contra ellos, y hacer respetar sus derechos como prisioneros de guerra", además de "exigir su liberación".

Hussein y 11 dirigentes de su régimen comparecieron el 1 de julio ante un juez iraquí que les anunció los cargos presentados contra ellos.

Muestran a filipino secuestrado

Mientras en Doha, la cadena de televisión qatarí Al Jazeera difundió el miércoles un video que muestra a un filipino secuestrado en Irak y al que sus raptores amenazan con matar si las tropas filipinas no se retiran de este país en un plazo de 72 horas.

El filipino es un empleado de una empresa saudita que trabaja con las fuerzas estadounidenses en Irak, según el canal de televisión. Fue secuestrado por un grupo armado que se hace llamar "Brigada Jaled Ibn Al Walid", según Al Jazeera.

El filipino, que viste una túnica naranja, aparece arrodillado y rodeado por tres hombres armados y encapuchados, uno de los cuales lee un comunicado.

publicidad

El grupo afirma haber ejecutado a un agente de seguridad iraquí que acompañaba al filipino.

Al Jazeera muestra una fotografía de identidad de este iraquí y una tarjeta de trabajo en la que se lee: Al Ghadeer Security Service Company. Hafidh H. Amer, Security Officer.

La presidenta de Filipinas, Gloria Arroyo, gran aliada de Estados Unidos en el sureste de Asia, decidió enviar a finales de 2003 un centenar de militares con fines humanitarios a Irak, donde actualmente quedan 51. Este mes deben ser objeto de una rotación.

El debate sobre la presencia de filipinos en Irak se acentuó recientemente con la muerte de tres civiles en Irak. Unos 3 mil civiles filipinos trabajan actualmente en ese país.

Por su parte, el ministro de finanzas de Irak advirtió el miércoles que la masiva deuda externa del país podría socavar los esfuerzos para reconstruir su economía.

"La deuda externa de Irak representa un desafío para la política financiera (del gobierno) y un gran peso, que su economía no puede afrontar", dijo el ministro de finanzas, Adil Abdel-Mahdi, dijo en conferencia de prensa.

La deuda de Irak es de unos 120 mil millones de dólares. Estados Unidos ha presionado para obtener una significativa reducción de la deuda a fin de permitir que Irak se recupere.

Abdel-Mahdi dijo que algunos países expresaron su voluntad de condonar la deuda iraquí, aunque se abstuvo de especificar cuáles.

publicidad

Agregó, sin embargo, que el país pagará compensaciones a las víctimas de la invasión de Irak a Kuwait en 1990, "pese al hecho de que el pueblo iraquí no era responsable de las acciones de Saddam".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad