publicidad

Intensas nevadas paralizaron pueblos y ciudades de Europa y Asia

Intensas nevadas paralizaron pueblos y ciudades de Europa y Asia

Las fuertes nevadas caídas en las últimas horas en el Reino Unido y el norte de Asia obligaron a cerrar aeropuertos y escuelas.

Aviones en tierra

LONDRES - Las fuertes nevadas caídas en las últimas horas en el Reino Unido y el norte de Asia obligaron a cerrar algunos aeropuertos y escuelas, mientras que hay retrasos en servicios ferroviarios y varias autovías de Escocia permanecen cerradas.

Los aeropuertos de Manchester y Liverpool, al norte y noroeste de Inglaterra, respectivamente, permanecen cerrados por la nevada, mientras que hay un "pequeño número" de cancelaciones de vuelos en el de Gatwick (Londres) y también algunos retrasos.

Un portavoz del aeropuerto de Manchester dijo el martes que no está previsto que la situación mejore antes del mediodía y recalcó que se decidió cerrarlo por razones de seguridad.

"Queremos asegurar que se mantiene la seguridad en el aeropuerto por bien de nuestras aerolíneas y pasajeros", agregó.

Vuelos desviados

El aeropuerto de Liverpool cerró a las 05:30 GMT después de una intensa nevada esta madrugada, mientras que de momento no hay problemas en el aeropuerto londinense de Heathrow.

En tanto, una portavoz del de Gatwick señaló hoy que ocho vuelos fueron cancelados, mientras que aviones que no pudieron aterrizar en Manchester fueron desviados a Gatwick.

"Contamos con planes alternativos para hacer frente a este tiempo y estamos en contacto con el Servicio Meteorológico", agregó.

No hay clases

En el norte de Inglaterra numerosas escuelas cerraron hoy, así como varias carreteras en Escocia.

publicidad

Algunos servicios ferroviarios entre Londres y Leeds (centro de Inglaterra) también fueron cancelados por el mal tiempo.

Las nevadas fueron particularmente intensas en Escocia, norte de Inglaterra y el norte de Gales, mientras que se espera para esta noche y mañana miércoles la caída de nieve en el sur de Inglaterra.

Caos en Seúl

El temporal de nieve que azotó Seúl y la zona centro de Corea del Sur el lunes siguió el martes creando serios problemas de tráfico en las calles de la capital, aunque la situación de los aeropuertos ya se ha normalizado.

Según informaron medios surcoreanos, el lunes cayeron 25,8 centímetros de nieve sobre Seúl, la mayor nevada desde 1907.

En la segunda jornada con termómetros por debajo de los diez grados bajo cero, el gobierno metropolitano de Seúl movilizó a cerca de 50,000 funcionarios, soldados y policías, y unas 1,500 máquinas quitanieves, mientras se han repartido en la ciudad más de 5,000 toneladas de sal.

Trenes retrasados

Para evitar los problemas de tráfico, la mayoría de los ciudadanos de Seúl se desplazaron en metro, que sufrió retrasos y otras incidencias en algunos tramos durante la hora punta de esta mañana.

Hasta ahora la mayor parte de los cortes en las vías de acceso a Seúl se han solventado y los ferrocarriles funcionan con normalidad, salvo algunos retrasos.

También los aeropuertos, el doméstico de Gimpo e internacional de Incheon, recuperaron el martes la normalidad tras las cancelaciones y retrasos que sufrieron el lunes debido a la gran nevada caída sobre la capital surcoreana.

publicidad

Las autoridades surcoreanas han recomendado a los ciudadanos que utilicen el transporte público para evitar los problemas de tráfico y el hielo de las calles.

Problemas en China

Los fuertes vientos siberianos, que se llevaron parte de la nieve, y los trabajos de limpieza de 20,000 operarios, mejoraron el martes la situación en Pekín tras la mayor nevada en 60 años, aunque continúan los problemas de transporte y energéticos en otras zonas del norte de China.

La nieve dejó de caer en la mayor parte del país, pero en algunas zonas experimentaron problemas energéticos que obligaron a reducir el suministro eléctrico, mientras que el temporal y el intenso frío continuaron en zonas del norte que rodean Pekín, como Mongolia Interior, Hebei y Shandong.

En la costera Shandong, prácticamente todas las autopistas quedaron cortadas, y los cuatro aeropuertos de la provincia permanecieron cerrados el lunes, según informó el diario "China Daily".

Capital congelada

En el aeropuerto de Pekín, la situación el lunes mejoró sensiblemente con respecto al domingo, cuando se cancelaron o retrasaron unos 1,200 vuelos (el 90 por ciento del total), pero también hubo cancelaciones (un centenar), afectando otra vez a muchos viajeros que regresaban del puente de Año Nuevo.

Los empleados del aeropuerto, uno de los más grandes del mundo, limpiaron las dos pistas que quedaron cerradas el domingo por las nevadas, por lo que las tres del aeródromo están ya disponibles.

publicidad

Las clases escolares fueron reanudadas en la capital, tras la suspensión de ayer, y aceras y calzadas están ya bastante practicables (para limpiarlas se han usado 15,700 toneladas de sal y otros disolventes de la nieve), aunque sigue habiendo grandes montones de nieve en las cunetas y las zonas menos transitadas.

Tren bajo nieve

La escena espectacular de las últimas horas la dejó un tren que circulaba por Mongolia Interior y que quedó literalmente enterrado con sus quince vagones y 1,400 pasajeros a bordo en un montón de nieve de dos metros de espesor.

Las autoridades acudieron al ejército para resolver la situación, con 2,000 soldados y otros efectivos usando palas para desenterrar el tren, logrando evacuar sanos y salvos a los pasajeros tras casi un día de arduo trabajo.

Un drama similar se produjo en la autopista de Badaling, que une a Pekín con la vecina Hebei pasando por la Gran Muralla, y donde algunos vehículos quedaron atascados en la nieve hasta dos días, aunque en el día de hoy el tráfico ya se ha reanudado con relativa normalidad.

Pekín ha sufrido en las últimas horas mínimas de hasta 14 grados bajo cero, lo que según los meteorólogos es la temperatura más baja en la ciudad en 50 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad