publicidad

Intensas nevadas paralizaron gran parte de Europa

Intensas nevadas paralizaron gran parte de Europa

La ola de frío siberiano que azota Europa provocó nuevas complicaciones en los transportes y cortes de energía.

Heladas severas

LONDRES - La ola de frío siberiano que azota Europa provocó este viernes nuevas complicaciones en los transportes y cortes del suministro energético en varios países, como el Reino Unido y Francia, cuya conexión en tren por debajo del túnel de la Mancha fue limitada.

El Reino Unido, que vive el más intenso y prolongado periodo de nieve y heladas en 30 años, vivió este viernes la noche más fría del invierno, aumentando los temores de escasez del gas que alimenta la calefacción de numerosas viviendas.

El termómetro bajó hasta los 22,3º C bajo cero en la pequeña localidad de Altnaharra (norte de Escocia), todavía lejos sin embargo de los 42º C bajo cero que se registraron en Noruega, concretamente en Folldall (centro).

"A las temperaturas les costará subir por encima de cero en la mayoría del país durante el día, con heladas severas durante la noche", declaró Richard Young, de la Oficina Meteorológica británica, precisando que los fuertes vientos aumentarán todavía más en las próximas horas la sensación de frío.

No hay clases

Numerosas escuelas permanecían cerradas, algunas por quinto día consecutivo, cuando aumentaban las críticas de padres afectados en todo el país.

Aunque los aeropuertos estaban abiertos, las compañías British Airways e EasyJet volvieron a anular decenas de vuelos en los dos más importantes de Londres, Heathrow y Gatwick.

publicidad

En la red ferroviaria, se registraban importantes retrasos debido a un servicio limitado y a averías en los trenes.

Eurostar anuló el 50% del servicio de trenes que unen París y Londres en ambas direcciones a causa del frío, según una portavoz de la compañía que precisó que la "circulación será limitada hasta el domingo".

Carreteras peligrosas

Y en las carreteras se multiplicaron los accidentes, mientras en algunas regiones escasea la sal para derretir el hielo o la nieve, lo que según el ministro británico de Medio Ambiente, Hilary Benn, podría obligar a tomar "decisiones difíciles" sobre qué vías tratar en prioridad.

Para evitar una crisis, el operador de la red energética británica, National Grid, pidió a un centenar de grandes empresas que prescindieran del gas y buscaran energías alternativas, en momentos en que la demanda bate récords.

Benn precisó sin embargo que los consumidores privados no tenían que preocuparse porque "las reservas de gas estaban llenas en un 70%".

Paris bajo alerta

En Francia, donde la nieve alcanzó en las últimas horas las regiones del sudeste, casi un tercio de los 96 departamentos metropolitanos se hallaban en alerta naranja por nieve o hielo, que provocaron atrasos en el servicio ferroviario e importantes atascos en el viario.

Como en el Reino Unido, miles de hogares se quedaron sin luz por los efectos de la nieve en las líneas de alta tensión.

publicidad

Prácticamente toda la España peninsular estaba igualmente en alerta debido al severo temporal, que provocó problemas en las carreteras, especialmente en la frontera franco-española, donde la autopista tuvo que ser cortada el jueves varias horas en La Jonquera (Cataluña, noreste).

Recuento de muertos

En Polonia, donde las temperaturas pese a ser todavía negativas subieron en las últimas horas, el frío mató a nueve personas en los últimos días, lo que eleva el balance desde principios de noviembre a 139 muertos, esencialmente gente que vive en la calle y en muchos casos en estado de ebriedad.

En Alemania, donde también han fallecido 10 'sin techo', las autoridades esperaban un nuevo embate del frío este viernes, con hasta 40 cm de nieve previstos en algunos puntos del país.

"Lo que se prevé para el fin de semana puede conducir a condiciones de tráfico caóticas y potencialmente dejar partes de Alemania totalmente paralizadas", advirtió el Autoclub Europa.

Atascos en Francia

La nieve volvió a Francia y en las últimas 24 horas alcanzó también el sudeste del país, donde provocó cortes de electricidad, atrasos en el servicio ferroviario y atascos en varias carreteras, indicaron fuentes del servicio meteorológico.

"Las cantidades de nieve que caerán (el viernes) serán importantes y hasta excepcionales en el eje del Ródano (en el centro-este del país) donde las empujará un fuerte viento", advirtió Meteo France el viernes.

publicidad

Entre 10 y 20 centímetros de nieve cayeron en Orange y Avignon, algo casi inédito en esta histórica ciudad del sur del país.

Alerta naranja

El servicio meteorológico francés indicó que 31 departamentos franceses (de 96 en territorio metropolitano), están en alerta naranja por nieve y hielo. El viernes, se sumaron otros seis del sudoeste.

La empresa pública francesa de ferrocarriles (SNCF) preveía "una hora de atraso en todos los trenes TGV", es decir los de alta velocidad, en el sudeste del país.

Como si fuera poco, en la zona de Arles (sur), unas 15.000 personas estaban sin luz después de que cuatro líneas de 20,000 voltios se cortaran al amanecer por el peso de la nieve, indicaron los bomberos.

Frío a oscuras

En la región del Ariege, unos 6,000 hogares estaban sin luz.

En las carreteras, y para prevenir eventuales dificultades, las autoridades de esa región prohibieron la circulación de camiones de más de 7,5 toneladas desde la noche del jueves.

Casi un millar de camiones estaban estacionados la mañana del viernes en la zona de Leucate y de Perpignan, a pocos kilómetros de la frontera española, sobre el carril de emergencia en la A9, indicó Autopistas del Sur de Francia (ASF).

"De creer a nuestros meteorólogos, la situación no va a mejorar", aseguró un empleado de la ASF.

En los Alpes cayeron entre 15 y 20 cm de nieve en la zona de Grenoble, en el este del país.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad