publicidad
A través de un video subido a redes sociales por el Partido Laborista, se muestran los momentos espontáneos en que los pasajeros se dan cuenta de que el hombre detrás del volante es Stoltenberg.

Inició como primer ministro en Noruega y terminó como taxista

Inició como primer ministro en Noruega y terminó como taxista

Como parte de su campaña electoral el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, se vistió como conductor de taxi y transportó pasajeros en Oslo.

A través de un video subido a redes sociales por el Partido Laborista, s...
A través de un video subido a redes sociales por el Partido Laborista, se muestran los momentos espontáneos en que los pasajeros se dan cuenta de que el hombre detrás del volante es Stoltenberg.

Como parte de su campaña electoral el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, se vistió como conductor de taxi y transportó pasajeros en Oslo.

A través de un video subido a redes sociales por el Partido Laborista, se muestran los momentos espontáneos en que los pasajeros se dan cuenta de que el hombre detrás del volante es Stoltenberg.

¿Qué opinas sobre esta estrategia? Opina en nuestro Foro.

Dicho video, publicado a un mes de las elecciones legislativas en las que su coalición de centroizquierda podría perder el poder, muestra al primer ministro de "incógnito" con uniforme y gafas de sol hablando con electores anónimos.

Según reporta AP, el primer ministro dijo que el objetivo era averiguar "lo que la gente realmente piensa. Y si hay un lugar donde la gente realmente dice lo que piensa sobre la mayoría de las cosas es en el taxi".

publicidad

Los pasajeros recibieron dinero

Pia Gulbrandsen, portavoz del Partido Laborista, dijo que una empresa de publicidad ayudó a echar a andar el truco.

La mayoría de los pasajeros le hicieron la parada al taxi de Stoltenberg, mientras que a otros "se les dijo que los iban a recoger", pero no quién lo haría, agregó.

Asimismo, se detalló que ninguno de los pasajeros pagó el viaje porque Stoltenberg no tienen licencia de taxi, y por el contrario, se les gratificó con 500 coronas (poco más de 86 dólres).

Las elecciones parlamentarias de Noruega están programadas para el 9 de septiembre y según AFP, Stoltenberg está todavía muy por detrás de la derecha en los últimos sondeos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad