publicidad

Homicidio imprudente en España

Homicidio imprudente en España

Una jueza española imputó el delito de homicidio por imprudencia a los padres del bebé que murió desangrado.

Huyó nigeriana

TARRAGONA - Una jueza española ha imputado un delito de homicidio por imprudencia a los padres del bebé de dieciocho días que el pasado domingo murió desangrado en la ciudad española de Tarragona (Cataluña, noreste) después de que se le practicase una circuncisión casera y sin garantías sanitarias.Fuentes judiciales aclararon que los padres del menor, de nacionalidad nigeriana, declararon el pasado martes en calidad de imputados ante la magistrado que lleva el caso.

Al parecer, los padres implicaron en los hechos a la mujer, también de nacionalidad nigeriana, que practicó la circuncisión al bebé en el domicilio de la familia y que todavía no ha podido ser detenida.

Tras escuchar la versión de los padres del pequeño, la juez les imputó un delito por homicidio imprudente y, como medida cautelar, les retiró el pasaporte.

Murió desangrado

El alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros lamentó lo sucedido y lanzó "un aviso a la sociedad para que no vuelva a morir un niño por intervenciones imprudentes y mal hechas, cuando se pueden practicar con garantías en los centros hospitalarios".

El bebé falleció el pasado domingo a causa de un "shock" originado por la masiva pérdida de sangre tras la circuncisión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad