publicidad
La ONU ha reiterado que existen casi 1,000 millones de personas con hambre en el planeta y que el problema se multiplicará peligrosamente si no se toman cartas en el asunto de inmediato.

Hambruna se riega por todo el Planeta y ya golpea a casi 1,000 millones de personas

Hambruna se riega por todo el Planeta y ya golpea a casi 1,000 millones de personas

Las tres organizaciones de la ONU en Roma denunciaron "la volatilidad" y el "elevado aumento" de los precios de los alimentos.

La ONU ha reiterado que existen casi 1,000 millones de personas con hamb...
La ONU ha reiterado que existen casi 1,000 millones de personas con hambre en el planeta y que el problema se multiplicará peligrosamente si no se toman cartas en el asunto de inmediato.

Fantasma se agiganta y temen que en 2012 la crisis se vuelva incontrolable

Las tres organizaciones de Naciones Unidas con sede en Roma, FAO, FIDA y PMA, denunciaron el lunes "la volatilidad" y el "elevado aumento" de los precios de los alimentos, y pidieron medidas "contundentes" ante un incremento del hambre y la pobreza en el mundo.

Advirtieron que ambos factores hacen que los agricultores, consumidores y países pobres sean más vulnerables a la inseguridad alimentaria y la pobreza.

En el informe anual sobre el hambre en el mundo 2011, los responsables de las organizaciones de la ONU en Roma subrayaron que "los países pequeños dependientes de las importaciones -en particular en África-, son los más amenazados".

publicidad

"La volatilidad y los precios elevados de los alimentos continuarán y posiblemente se incrementen, haciendo que los agricultores, consumidores y países pobres sean más vulnerables a la inseguridad alimentaria y la pobreza", precisaron en un comunicado pu8blicado en la página digital de la FAO.

Causas de la hambruna

Tanto la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), indicaron que la crisis económica y alimentaria mundial, que se desató en el 2006-2008, sigue afectando a los países pobres.

La ONU ha reiterado que existen casi 1,000 millones de personas con hambre en el planeta y que el problema se multiplicará peligrosamente si no se toman cartas en el asunto de inmediato. Para 2050, estima, la hambruna podría golpear a más de 5 mil millones de personas.

"Se están dificultando nuestros esfuerzos con miras a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad el porcentaje de personas que sufren hambre en el mundo para 2015", subrayaron los expertos de la ONU.

Tarea gigantesca

"Pero si incluso se alcanzasen esos objetivos, en los países en desarrollo seguiría habiendo unos 600 millones de personas subnutridas. El hecho de tener 600 millones de seres humanos que padecen hambre todos los días es inaceptable", dijeron los directores Jacques Diouf (FAO), Kanayo F. Nwanze (FIDA) y Josette Sheeran (PMA).

publicidad

"Toda la comunidad internacional debe actuar ya y hacerlo de forma enérgica para erradicar la inseguridad alimentaria del planeta", añadieron.

Los dirigentes de las tres agencias especializadas en temas de agricultura y alimentación solicitan a los gobiernos a comprometerse a garantizar normas "transparentes y previsibles" que "promuevan la inversión privada y favorezca el aumento de la productividad agrícola".

Igualmente solicitan que se reduzca "el despilfarro de alimentos en los países desarrollados" a través de la educación y de políticas adecuadas.

"Es fundamental llevar a cabo una gestión más sostenible de nuestros recursos naturales, forestales y pesqueros para la seguridad alimentaria de muchos de los miembros más pobres de la sociedad", indican en el informe.

Reducir el despilfarro

Además de reiterar que los gobiernos "deben asegurarse de que se cuente con un entorno normativo transparente y previsible que promueva la inversión privada y favorezca el aumento de la productividad agrícola”, los tres organismos de la ONU con sede en Roma pidieron “reducir el despilfarro de alimentos en los países desarrollados a través de la educación y las políticas adecuadas, y reducir las pérdidas de alimentos en los países en desarrollo impulsando las inversiones en toda la cadena de valor, especialmente en la elaboración pos cosecha”.

publicidad

“Es fundamental llevar a cabo una gestión más sostenible de nuestros recursos naturales, forestales y pesqueros para la seguridad alimentaria de muchos de los miembros más pobres de la sociedad", continúan los responsables de los tres organismos”, apuntaron.

En cuanto a las preocupaciones por los altos precios de los alimentos, indicaron que la seguridad alimentaria a nivel mundial se encuentra amenazada. "La demanda de los consumidores en los países con economías en rápido crecimiento aumentará, la población continúa creciendo, y si prosigue la expansión de los biocombustibles el sistema alimentario se verá sometido a demandas adicionales".

Futuro incierto

Dijeron que la volatilidad de los precios alimentarios puede incrementarse en la próxima década debido a los vínculos más estrechos entre los mercados agrícolas y los energéticos, y el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos.

“Los más expuestos son los pobres y vulnerables, en particular en África, en donde el número de personas desnutridas se incrementó en un 8 por ciento entre 2007 y 2008, mientras que se mantuvo prácticamente constante en Asia”, se lee en el informe. Y explica que algunos países grandes lograron blindar sus mercados alimentarios de las turbulencias internacionales a través de una combinación de restricciones comerciales, redes de seguridad para la población pobre y utilización de las reservas alimentarias.

publicidad

“Sin embargo, el aislamiento comercial aumentó el nivel de los precios y su volatilidad en los mercados internacional y agravó el impacto de la escasez de alimentos en los países dependientes de las importaciones”, recalcaron.

Como soluciones, la ONU recomienda aumentar las inversiones privadas a largo plazo en la agricultura para alcanzar una seguridad alimentaria sostenible, al tiempo de aumentar la investigación agrícola y reducir los riesgos de producción a los que se enfrentan los campesinos, en especial los pequeños agricultores, y a reducir la volatilidad de los precios.

Según la FAO, el cálculo realizado del número de personas hambrientas para 2010 permanece en 925 millones. Para el período 2006-2008 la cifra se estimaba en 850 millones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad