publicidad

Gobiernos de Europa negocian para fijar cuota de refugiados

Gobiernos de Europa negocian para fijar cuota de refugiados

Mientras autoridades intentan encontrar fórmulas para afrontar la crisis de refugiados, los gobiernos entablan negociaciones para fijar cuotas de migrantes.

Europa ya no tiene cómo albergar a refugiados Univision

Mientras autoridades y organizaciones de Europa intentan encontrar fórmulas eficaces para afrontar la crisis sin precedentes de oleadas de miles de refugiados que llegan fundamentalmente desde Siria, los gobiernos entablan negociaciones para fijar cuotas de migrantes y elaborar registros de personas, al tiempo que surgen propuestas de particulares, como la de un multimillonario egipcio que ofrece comprar una isla a Italia o Grecia para alojar temporal o de forma permanente a estas personas.

La canciller alemana, Angela Merkel, elevó su voz este lunes para reclamar de parte de todos los países de la Unión Europea ayuda y compromiso para reubicar a la marea humana procedente del Medio Oriente y África.

publicidad

También lo hizo el presidente francés, François Hollande, al anunciar que su país acogerá a 24,000 refugiados y que él y Merkel acordaron un mecanismo para repartir a los migrantes por toda Europa.

Pero el primer ministro húngaro, Viktor Orban, dijo que él no está preparado para colaborar y cuestionó la efectividad del sistema de cuotas comunitario.

Aunque la calma regresó el lunes al principal paso fronterizo entre Austria y Hungría, luego de que 14,000 personas lo cruzaran durante el fin de semana, el líder húngaro se defendió ante sus homólogos europeos que culpan a su país del caos.

Merkel dijo a periodistas en Berlín que Alemania se asegurará de que todas las personas que necesitan protección la reciban, pero que los que no tienen posibilidades de recibir asilo tendrán que regresar a sus hogares rápido. Alemania se está preparando para recibir, de lejos, al mayor número de migrantes, pero la mandataria pidió ayuda a sus socios europeos.

El canciller austriaco Werner y otros líderes comunitarios culparon a Orban por el caos y dijeron que no dio más opción a Austria y Alemania que abrir sus fronteras a miles de migrantes y refugiados que se quejaron de negligencia y violaciones de los derechos humanos en Hungría.

La mayoría de los que cruzaron a Austria durante el fin de semana viajaron luego en tren a Alemania. Funcionarios austriacos dijeron que solo unas 90 personas solicitaron asilo en el país.

publicidad

Piden que se haga un registro

La Comisión Europea (CE) recalcó este lunes que la distribución entre Estados miembros de los 120.000 refugiados llegados a Hungría, Italia y Grecia, que propondrá el miércoles, solo podrá llevarse a cabo una vez que los demandantes de asilo hayan sido identificados y se hayan tomado sus huellas dactilares.

 "Nadie será reubicado de un Estado miembro a otro sin haber sido registrado primero", incidió en la rueda de prensa diaria la portavoz comunitaria de Interior, Natasha Bertaud.

"El uso de la coerción es siempre el último recurso", señaló al ser preguntada acerca de qué deben hacer los países que se encuentren con demandantes de asilo que se resistan a que les tomen las huellas dactilares.

El Ejecutivo comunitario adelantó también hoy que su nueva propuesta, que de nuevo tendrá carácter obligatorio pese a la reticencia de los Estados miembros, no permite a los demandantes de asilo elegir el país comunitario de acogida.

No obstante, en la media de los posible se intentará "cuadrar sus cualidades y su voluntad con la capacidad del Estado miembro para acogerles", señaló Bertaud.

LEA: El diario es un éxodo hacia el sueño europeo

La CE indicó, por otro lado, que considera que los cuatro criterios de distribución que ya utilizó en mayo para su propuesta del reparto de 40,000 refugiados de los que se encuentran en Grecia e Italia -población, PIB, desempleo y esfuerzo previo de acogida- son vías "justas y cuantificables para determinar la capacidad de acogida de un país".

publicidad

Bruselas propondrá, en concreto, que España acoja a 14.931 refugiados, el 12,4 % del total, el tercer país que mayor esfuerzo deberá realizar, tras Alemania (31.443 demandantes, un 26,2 %) y Francia (24.031, un 20 %), confirmaron las mismas fuentes.

Para el llamado "Grupo de Visegrado" (V4), integrado por República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría y muy contrario a las cuotas obligatorias, la CE sugiere este reparto: República Checa (2.978, un 2,5 %), Eslovaquia (1.502, un 1,3 %) y Polonia (9.287, un 7,7 %).

Del total de 120.000 personas en busca de protección internacional, Bruselas sugerirá que 54.000 vengan de los centros de refugiados de Hungría; 50.400, de Grecia, y 15.600, de Italia, según publica hoy el diario "De Volkskrant".

"Por cada persona reubicada el Estado miembro de acogida recibe 6,685 dólares", precisó Bertaud.

En total se calcula que la medida costará a las arcas comunitarias 869 millones de dólares, incluidos también gastos del traslado de los refugiados de un país de la UE a otro. 

Una isla griega o italiana

Entre todas las propuestas para solucionar el problema de la migración forzada a Europa, resalta la del multimillonario egipcio Naguib Sawiris, quien ha ofrecido comprar una isla en aguas de Grecia o Italia y acondicionarla para dar cabida allí a los miles de refugiados.

publicidad

"Grecia o Italia me venden una isla, declararé su independencia, albergaré allí a inmigrantes y proveeré trabajo para ellos en la construcción del nuevo país", escribió el magnate de las telecomunicaciones en su cuenta de Twitter, citado por la televisora española Antena 3.

Sawiris, presidente de la operadora Orascom TMT y de un canal de televisión egipcio, adelantó que contactará a los gobiernos italiano y griego para abordar este plan, que asegura, “es absolutamente posible".

Según sus cálculos, una isla puede costar entre 10 millones y 100 millones de dólares, aunque en su opinión que el asunto más importante "es la inversión y la infraestructura".

En declaraciones a CNN, Sawiris recalcó que se trata de “una solución muy simple", porque luego de comprar la isla construirá un refugio temporal para los desplazados, así como un pequeño puerto o marina para que los barcos atraquen allí. “Emplearé a la gente para construir sus propias casas, sus escuelas, un hospital, una universidad, un hotel", agregó el multimillonario que dejó la opción abiertas: "Si las cosas mejoran, los que deseen regresar a sus países de origen, podrán hacerlo".

Un sueldo de banquero

Otro que, a título personal, ofrece una ayuda a estas personas es el gobernador del Banco de Finlandia, Erkki Liikanen, quien anunció que donará su sueldo neto de un mes (unos  11,141.50 dólares) a la Cruz Roja finlandesa para ayudar a los refugiados que lleguen al país nórdico en busca de asilo, informaron medios locales.

publicidad

"Sé que este dinero va a llegar a aquellos que más lo necesitan. Cada uno hace lo que siente que debe hacer dentro de sus posibilidades", escribió Liikanen en su página de Facebook.

Liikanen, quien fue presidente de la Cruz Roja finlandesa entre 2008 y 2014,  insistió en que, mientras se encuentran soluciones, los ciudadanos también deberían implicarse en la medida de sus posibilidades en ayudar a los refugiados que llegan a Finlandia huyendo de la guerra, y puso como ejemplo al primer ministro finés, Juha Sipilä.

El pasado sábado, Sipilä anunció que va a ofrecer su propia casa a partir del próximo enero para albergar a refugiados que lleguen al país nórdico solicitando asilo, un gesto que ha despertado tanto elogios como críticas.

Los más opuestos

El Partido Popular Danés (DF), segunda fuerza parlamentaria y principal aliado del Gobierno liberal, pidió hoy restaurar los controles fronterizos con Alemania por el aumento de refugiados de países en conflicto llegados desde este país.

Unos trescientos migrantes, según la Policía danesa, llegaron anoche en barco al puerto de Rødby desde el país vecino, que hace unos días permitió de forma excepcional la entrada y paso de refugiados, la mayoría sirios, que permanecían en Hungría.

"Es una consecuencia natural de que Alemania impulse una política irresponsable. El Gobierno danés debe pedir al alemán que cambie su curso y que los alemanes tengan más consideración hacia los países vecinos de la que muestran ahora", declaró hoy Martin Henriksen, portavoz en política de inmigración del DF.

publicidad

El líder de esta fuerza de corte xenófobo, Kristian Thulesen Dahl, había pedido anoche en las redes sociales controles temporales o permanentes porque el tratado de Schengen (que establece fronteras abiertas y libre circulación de personas en el espacio comunitario) "se ha derrumbado".

La ministra de Integración danesa, Inger Støjberg, rechazó la propuesta del DF, apelando a que la situación no ha alcanzado la gravedad necesaria, aunque reiteró el rechazo del Ejecutivo a que Dinamarca reciba más refugiados por el sistema de cuotas de la Unión Europea (UE).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad