publicidad

General inglés pidió retirada de Irak

General inglés pidió retirada de Irak

El jefe del ejército británico estimó que sus tropas desplegadas en Irak deberían ser retiradas rápidamente.

"No digo que las dificultades que tenemos en el mundo sean provocadas por nuestra presencia en Irak, pero no cabe duda de que nuestra presencia en Irak las exacerba", afirmó el general Richard Dannat al Daily Mail en unas declaraciones publicadas el viernes en su sitio internet.

Los soldados británicos deberían "retirarse rápidamente (de Irak) pues nuestra presencia exacerba los problemas de seguridad" de Gran Bretaña, insistió el general Dannat.

"Estamos en un país musulmán y la opinión de los musulmanes respecto a los extranjeros en su país es muy clara", agregó. "En tanto que extranjeros, sois bienvenidos si os invitan, pero desde luego, nosotros no fuimos invitados a Irak".

"Cualquiera que fuera la aceptación que encontramos al comienzo..., ésta se transformó ampliamente en intolerancia", declaró.

Dannatt emprendió retirada

Horas después de aparecidas las declaraciones en internet, el jefe del ejército británico restó importancia a las afirmaciones que realizó durante una entrevista, según las cuales el contingente británico debería retirarse rápidamente de Irak.

"Dije que cuando se haya cumplido la misión, debemos partir (...) El comentario fue sacado de contexto", señaló el general a la BBC, en una tentativa de apaciguar la enorme polémica que generaron sus declaraciones al cotidiano Daily Mail (de derecha).

publicidad

"Yo nunca dije que (el ejército debía retirarse a cualquier precio). Nada de lo que dije era una novedad", insistió minutos más tarde en el canal Sky News.

En la entrevista al Daily Mail, publicada el viernes en su sitio internet, el general Dannatt llama a "retirarse rápidamente (de Irak), pues nuestra presencia exacerba los problemas de seguridad" de Gran Bretaña.

Lleva apenas dos meses

El jefe del ejército, quien fue nombrado en agosto, indicó haber hablado con el ministro de Defensa, Des Browne, durante la noche del jueves al viernes, sin dar detalles del contenido de la conversación.

El general Dannatt aseguró además que no permitirá que "ni siquiera una hoja de papel, por más fina que sea, sea colocada entre él, el ministro de Defensa y el primer ministro", Tony Blair.

Dannatt negó retractarse de sus declaraciones. No obstante multiplicó las "aclaraciones": "Hemos avanzado en Irak (...) Es importante completar la misión (...) Debemos permanecer junto a nuestros aliados estadounidenses".

A su vez, en Bagdad, la fuerza multinacional en Irak anunció este viernes que espera una nueva escalada de la violencia en el país durante las dos últimas semanas del mes de ayuno musulmán del Ramadán.

Desde que comenzó el mes de ayuno del ramadán, el 24 de septiembre, "se ha registrado una ola de violencia.

publicidad

"Creemos que ésta va a continuar y a crecer durante las dos últimas semanas" de octubre, dijo el general William Caldwell, portavoz de la fuerza multinacional.

Sunitas y chiitas iraquíes se dirigieron a las mezquitas para la oración del viernes, mientras la violencia continuó cobrándose víctimas.

El balance del viernes

En Hilla, ciudad de mayoría chiíta a 120 km al sur de Bagdad, el jefe de una unidad especial de intervención de la policía, el coronel Salam Mamuri, murió en la explosión de una bomba escondida en su propio despacho.

La explosión mató asimismo a un capitán y dejó ocho heridos, según fuentes médicas.

Un caporal de la policía fue asesinado en su domicilio en la ciudad chiita de Al Amara, a 365 km al sur de Bagdad.

Tres chiitas y un soldado iraquí murieron en Kirkuk, en el norte de Irak.

También en el norte, un toque de queda fue impuesto en Mossul tras enfrentamientos entre grupos rebeldes y la policía, en los que murieron ocho rebeldes y otros 12 fueron detenidos, mientras que un teniente de la policía murió, según anunció el coronel Abdel Karim Al Joburi.

En Bagdad, 36 cuerpos fueron descubiertos durante las últimas 24 horas, según la policía iraquí y un portavoz del ejército norteamericano.

Los cuerpos de 14 obreros, secuestrados un día antes, también fueron encontrados el viernes cerca de Balad (norte), según la policía

publicidad

A pesar de los dispositivos de seguridad implementados por las autoridades de la fuerza multinacional, decenas de cuerpos de víctimas de la violencia confesional entre chitas y sunitas son encontrados cada semana en la capital iraquí.

Jefe chiíta envió carta

En un documento firmado por su propia mano y distribuido en la ciudad santa de Nayaf, el jefe chiita radical Moqtada Sadr ordenó a sus partisanos no cometer actos de violencia contra otros iraquíes y afirmó que denunciará a todos aquellos que lo hagan.

En la misma ciudad de Nayaf, un dispositivo de vigilancia especial, en el que participan más de 20 mil policías, fue desplegado este viernes para evitar atentados en el primer día de una serie de ceremonias religiosas que conmemoran el "martirio" del imam chiíta Ali, informó el jefe de la policía de la ciudad, Abdel Karim Mustafa.

Ante el recrudecimiento de la violencia, el gobierno iraquí estimó que necesitará la presencia de tropas extranjeras "hasta que sus propias fuerzas sean capaces de combatir a la rebelión", según su portavoz Ali Dabbagh.

EU no reducirá tropas

El ejército estadounidense se dijo dispuesto a mantener en Irak el número actual de militares hasta el año 2010.

En este contexto, el jefe del ejército británico, el general Richard Dannatt, estimó que las tropas de su país debían ser rápidamente retiradas de Irak porque su presencia "exacerba" los problemas de Gran Bretaña en materia de seguridad, en una entrevista al diario británico Daily Mail.

publicidad

Más tarde, ante la polémica levantada por sus comentarios, Dannatt restó trascendencia a sus afirmaciones, declarando a la BBC que éstas habían sido sacadas de "su contexto".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad