publicidad

Fuerzas de seguridad de Egipto atacaron a turistas mexicanos vía aérea con bombas

Fuerzas de seguridad de Egipto atacaron a turistas mexicanos vía aérea con bombas

Dos mexicanos muertos y seis heridos dejó un ataque perpetrado por fuerzas de seguridad de Egipto que confudieron a un convoy de turistas con terroristas.

Así fue el ataque a turistas mexicanos en Egipto Univision

Dos mexicanos muertos y seis heridos dejó un ataque aéreo perpetrado por fuerzas de seguridad de Egipto que confudieron a un convoy de turistas con un grupo de terroristas en el país de Medio Oriente.

Las actuales cifras fueron confirmadas por Claudia Ruiz Massieu, ministra de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Sin embargo,el sindicato de guías turísticos de Egipto asegura que son ocho los mexicanos que perdieron la vida, además de cuatro egipcios, en la tragedia.

Por su parte, Ruiz Massieu explicó que personal diplomático trabaja en la identificación de las víctimas que perdieron la vida. Hasta ahora no se dieron indicios de sus nombres o edades.

En una conferencia de prensa el lunes por la mañana, la funcionaria explicó que el grupo había llegado a El Cairo el pasado 11 de septiembre, en donde durmieron. Dos días después, cuando se encontraban en su paso por el desierto, el grupo hizo una parada para descansar y comer, en ese momento fueron atacados vía aérea.

Massieu informó que el embajador de México en Egipto, Jorge Álvarez Fuentes, se trasladó al Hospital Dar-el-Fouad, en un suburbio al oeste de El  Cairo para atender a los connacionales afectados.

"Se entrevistó con seis mexicanos internados en el hospital. Todos le narraron, por separado, que fueron atacados vía aérea con bombas lanzadas desde aviones y helicópteros. Fueron evacuados por vehículos civiles y militares. Luego fueron trasladados en ambulancias. Todos están estables", aclaró Ruiz Massieu ante la prensa.

publicidad

 Ruiz Massieu especificó que el gobierno de México entregó al embajador de Egipto en el país una nota diplomática en la que condena los hechos y exige que se esclarezcan, además de establecer "las responsabilidades que de ello se deriva".

Gobernador revela que hay mexicanos de Jalisco entre las víctimas 

Aunque las autoridades mexicanas no han revelado las identidades de las víctimas, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, informó que entre los turistas mexicanos había jaliscienses.

Mediante su cuenta en Twitter, el mandatario estatal lamentó los hechos ocurridos, sin dar mayor detalle de los afectados.

Además, algunos familiares de los afectados han comenzado a hablar en medios de comunicación locales. Es el caso de Araceli Rangel, quien entrevistada por Milenio TV, dijo que estaba relacionada con dos de los inmiscuidos.

Dijo que era tía de Rafael Bejarano Rangel, quien murió  en el ataque, y que su hermana Marisela Rangel se encontraba herida y hospitalizada en El Cairo.

publicidad


México le exige a Egipto investigar el ataque a turistas mexicanos Univision

Las autoridades relatan que accidentalmente entablaron combate con cuatro vehículos todo terreno que pertenecían a un grupo de unos 12 turistas mexicanos.

En su cuenta de Twitter, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó los hechos y exigió una investigación a fondo y explicación, así como el apoyo de las autoridades egipcias a los nacionales mexicanos que  están siendo transportados a El Cairo.

Una zona en combate contra yihadistas

En esa región de Egipto se realizan  viajes turísticos para visitar los oasis, aunque en los últimos años se ha limitado este itinerario por motivos de seguridad.

publicidad

La cercanía con la frontera de Libia ha facilitado el tráfico de armas y las autoridades egipcias no han conseguido controlar este territorio desértico, donde se han registrado ataques contra las fuerzas de seguridad.

Durante la tarde, el grupo Estado Islámico en Egipto afirmó en un comunicado que "había resistido una operación del ejército en el desierto occidental" y "obligado a huir a miembros del ejército", sin dar más detalles.

Tanto las filiales egipcias de ISIS, el Estado Islámico en Egipto y Provincia del Sinaí, como el resto de grupos yihadistas reivindican a menudo ataques contra las fuerzas del orden, especialmente en la península desértica del Sinaí (este), donde tienen su principal feudo.

Estos ataques aumentaron, incluso en el centro de El Cairo, desde que el ejército derrocara y detuviera al presidente islamista Mohamed Mursi a principios de julio de 2013.

El artífice del derrocamiento de Mursi y su sucesor al frente del país, el presidente Abdel Fatah al Sisi, lanzó además una sangrienta represión contra los partidarios del jefe de Estado islamista.

Centenares de policías y soldados han muerto en estos atentados desde hace más de dos años. Los yihadistas aseguraban en un primer momento actuar en represalia a la implacable represión contra los partidarios de Mursi.

En julio de 2014, al menos 21 soldados murieron por un ataque de hombres armados en la zona de Wadi al Yedid, cerca del oasis de Farafra, en el desierto occidental. Asimismo, en ese mismo lugar, una filial del grupo Estado Islámico decapitó en agosto a un joven croata, que trabajaba para una compañía francesa, y perpetra a menudo numerosos atentados contra las fuerzas de seguridad en todo el país.

publicidad

Por otra parte, el grupo yihadista Wilayat Siná (Provincia del Sinaí) reivindicó el pasado mes de diciembre el asesinato de un ciudadano estadounidense, trabajador de una petrolera, secuestrado en el desierto occidental.

Las fuerzas de seguridad egipcias se enfrentan a grupos islamistas radicales, presentes sobre todo en la península del Sinaí y que han aumentado su actividad desde el golpe de Estado de julio de 2013.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad