publicidad
El papa Francisco en su histórica visita a Oriente Medio.

Francisco pide una solución urgente para el conflicto en Siria

Francisco pide una solución urgente para el conflicto en Siria

El papa Francisco advirtió en Jordania que existe una urgente necesidad de acabar con el conflicto en Siria.

El papa Francisco en su histórica visita a Oriente Medio.
El papa Francisco en su histórica visita a Oriente Medio.

El papa Francisco advirtió en Jordania que existe una urgente necesidad de acabar con el conflicto en Siria y pidió una solución justa para el conflicto entre palestinos e israelíes.

publicidad

En un discurso junto al rey Abdala II de Jordania, el pontífice dijo "constatar con dolor" la tensión que vive Oriente Medio -"un conflicto demasiado largo"-, se lamentó de la triste situación en la que viven los refugiados sirios, palestinos e iraquíes y renovó el compromiso de ayuda de la iglesia Católica.

La esperanza de los refugiados

Previamente, refugiados sirios, iraquíes y palestinos tenían esperanza que su encuentro con el papa Francisco y la petición que este elevará a la comunidad internacional en el lugar en el que predicó San Juan Bautista sirva para aliviar la tragedia en la que viven.

"El encuentro en el río Jordán reflejará la simbólica relación entre su santidad y los grupos que sufren", comentó a Efe el padre Rifaat Bader, portavoz oficial durante la visita del papa en Jordania.

IMÁGENES: Francisco peregrina en Oriente Medio.

Director del Centro Católico de Estudios y Medios, Bader cree que será "un encuentro cordial y de apoyo al papel de Jordania en el alivio del sufrimiento humano o de algunos colectivos, en especial refugiados, tanto cristianos como musulmanes".

Según cálculos de las organizaciones humanitarias, más de 600 mil sirios han buscado cobijo en Jordania tras el estallido en 2011 de la guerra civil en su país.

El Papa Francisco se prepara para su viaje a Israel /Univision

Alrededor de 100 mil de ellos malviven ahora en el campo de Zaatari, situado en medio del desierto y a 85 kilómetros al noreste de Ammán, bajo tutela del gobierno jordano y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La continua llegada de refugiados -unos 500 diarios- obligó el pasado abril a levantar un nuevo campamento, esta vez en la desértica área de Azraq, a unos 100 kilómetros al este de la capital.

El drama de todos los días

Ante la gravedad de la situación, los ministros de Asuntos Exteriores de Jordania, Irak, Líbano, Egipto y Turquía se reunieron recientemente para alertar del drama al resto de la comunidad internacional.

Además de refugiados de la guerra siria, Jordania alberga 400 mil iraquíes que se establecieron en territorio hachemí tras la invasión militar liderada por EEUU en 2003.

publicidad

Cifras que afectan a la economía de un país, Jordania, con recursos limitados.

Según Bader, el acto papal que se celebrará en el lugar del bautismo será seguido por cerca de 600 personas, unas 100 de ellas refugiadas.

"Desconozco su procedencia, no sé si vienen de Zaatari, pero lo que es seguro es que están registrados con ACNUR", indicó el religioso.

"La mera presencia en este sitio evidenciará la relación de colaboración en el dolor y la esperanza que la paz y la justicia, así como la estabilidad y la seguridad, establecerá en Jordania y en los países vecinos", deseó.

Asimismo, señaló que el papa "tomó la iniciativa durante los rezos del 7 de septiembre para pedir que se callaran los tambores de guerra en Siria y en cualquier lugar del mundo encendiendo las velas de la justicia y la igualdad".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad