publicidad
.

Francisco es el líder propicio para la reconciliación, dice Metropolita...

El papa Francisco.

Francisco es el líder propicio para la reconciliación, dice Metropolita de Francia

Francisco es el líder propicio para la reconciliación, dice Metropolita de Francia

Emmanuel Adamakis cree que Francisco es el adecuado para conducir a la Iglesia católica hacia la comunión.

El papa Francisco.
El papa Francisco.

El Metropolita de Francia, Emmanuel Adamakis, cree que Francisco es el papa adecuado para conducir a la Iglesia católica hacia la comunión con la ortodoxa después de un milenio y espera que la reunión en Jerusalén con el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomeo, conduzca a pasos concretos.

publicidad

"Francisco no es sólo un líder carismático, es alguien que quiere algo diferente, lo hemos visto en su aproximación a todo tipo de asuntos", dijo el arzobispo en una entrevista con Efe.

El religioso, que ha llegado de Francia con otros representantes de la Iglesia Ortodoxa para el encuentro ecuménico de Francisco y Bartolomeo I en el Santo Sepulcro, subrayó que el papa ha demostrado "una nueva forma de aproximarse a la fe cristiana, de acercarse a cada hombre y mujer, de afrontar problemas, de tratar con los que sufren y viven en la pobreza".

Collins y Escobar hacen un análisis sobre la visita del Papa a Tierra Santa /Univision

Todo ello, a decir del religioso, son mensajes muy significativos por lo que es "muy importante que aprovechemos esta reunión para ayudar a encontrar una solución" a la división de la iglesia desde el siglo XI.

El conocido como Cisma de Oriente y Occidente se produjo en 1054 y aunque hubo tímidos intentos de acercamiento en los siglos posteriores no fue hasta 1964, en el histórico encuentro de Pablo VI con Atenágoras I, que ambas iglesias abrieron una nueva senda de diálogo, gracias también al nuevo mensaje del Concilio Vaticano II.

"No es cualquier evento, tiene mucha importancia para las relaciones entre las dos iglesias, entre todo el mundo cristiano", destacó el Metropolita al mostrar su confianza en que produzca "pasos concretos" para la unidad de la Iglesia.

publicidad

"Venir juntos (a Jerusalén), sentarnos juntos, hablar y rezar juntos en el Santo Sepulcro es un evento importante que puede ayudarnos de cara al futuro, pero necesitamos también que este encuentro no sea meramente protocolario", matizó.

Jordania da la bienvenida al Papa Francisco /Univision

Y agregó, parafraseando a Atenágoras, que para ello es vital que los dos máximos dirigentes eclesiásticos consigan "mirarse a los ojos" y que trasladen a los creyentes la misma sensación.

"Ahora vamos por terreno poco sólido, pero no debemos olvidar nunca que el diálogo no es sólo teológico y que debe filtrarse a través de las iglesias hacia los creyentes", enunció.

Desde que se conoció por primera vez la intención de Francisco de peregrinar a Tierra Santa, El Vaticano ha dado máxima prioridad a este encuentro, y conmemorar el cincuenta aniversario del encuentro entre Pablo VI y Atenágoras es de hecho la razón de ser de su viaje.

La reunión ecuménica, en la que participarán representantes eclesiásticos católicos, ortodoxos, y de otras corrientes del cristianismo, busca "el espíritu de los apóstoles" para acercar la senda de la comunión.

publicidad

"El lugar del Santo Sepulcro no puede ser más simbólico, el espíritu que reinaba allí hace 2000 años, en tiempo de los apóstoles, sigue merodeando por Jerusalén y es el mismo que ayuda a la Iglesia a hacer su trabajo", destacó el Metropolita de Francia al alentar un diálogo que vaya más allá del "simbolismo".

Preguntado por Efe, reconoció sin embargo que el camino será largo y que existen dificultades, como la "interpretación de la primacía del papa", la misma que dio origen al Gran Cisma en 1054.

"Se ha hecho mucho en 50 años, y aunque tenemos algunas dificultades, tenemos también la esperanza de encontrar un camino para establecer la comunión entre las dos iglesias", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad