publicidad
Policía Francia. (Archivo)

Francia extrema vigilancia tras dos ataques en 48 horas

Francia extrema vigilancia tras dos ataques en 48 horas

Un automovilista atropelló a un grupo de transeúntes causando 11 heridos, en la ciudad de Dijon, Francia.

Policía Francia. (Archivo)
Policía Francia. (Archivo)

Los servicios de seguridad en Francia se han puesto en guardia luego de que en los últimos dos días se registraran ataques haciendo alusión a Alá. 

El sábado un joven entró en una comisaría de Joué lès Tours (Indre et Loire) con un cuchillo e hirió a varios policías al grito de "Allah Akbar" (Alá es el más grande) antes de ser abatido.

El domingo, un automovilista atropelló a transeúntes gritando "Alá es grande" en árabe, causando 11 heridos, dos de ellos graves, en la ciudad de Dijon.

No obstante, la procuradora de Dijon, Marie-Christine Tarare, descartó este mediodía la pista terrorista y explicó que se trata de un hombre que padecía problemas psiquiátricos desde hace muchos años y que había estado internado más de un centenar de veces en diversos centros

publicidad

"El hombre, nacido en 1974, presenta el perfil de un desequilibrado y estaría bajo vigilancia de un hospital siquiátrico", declaró a la AFP la fuente.

Por su parte, el agresor  que el sábado atacó la comisaría se había convertido al Islam. Ya estaba fichado por los gendarmes por actos delictivos, aunque no había sido condenado. También estaba en la lista de vigilados porque era hermano de un islamista radical investigado por los servicios secretos.

El ministro del Interior galo, Bernard Cazeneuve, que se trasladó el sábado a la comisaría atacada ordenó a los gendarmes que refuercen las medidas de seguridad ante estos "violentos ataques" del fin de semana.

El ministro había pedido por la mañana "no sacar conclusiones precipitadas" en relación al atropello y la posible pista terrorista. El presidente francés, François Hollande, instó a "no ceder al pánico"tras los ataques, aunque sí pidió "extremar la vigilancia" a las fuerzas de seguridad.

También el primer ministro francés Manuel Valls expresó en su cuenta Twitter su "solidaridad" con los heridos.

Esta agresión ocurre un día después del ataque a una comisaría en otra localidad del centro del país, donde el agresor hirió a tres policías con cuchillo al grito de "Alá es grande", tras lo que fue abatido por los agentes.

publicidad

La agresión del sábado conmocionó a Francia, país que fue elegido como objetivo por el grupo yihadista Estado islámico en su campaña de ataques contra los "infieles".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad