publicidad

Festejan aniversario del ejército iraquí

Festejan aniversario del ejército iraquí

Irak celebró el 83º aniversario de su ejército con una ceremonia de promoción de oficiales, los que tendrán que encarar un aumento de violencia.

"Irak atraviesa un momento difícil y complicado", expresó el primer ministro Ayad Alaui, quien asistía al desfile de las nuevas fuerzas armadas en una base de Taji, al norte de Bagdad.

"Durante las semanas y meses venideros ustedes tendrán que enfrentar muchos desafíos", dijo Alaui a los oficiales y soldados.

En previsión de la celebración del Día del Ejército, el ministro de Defensa Hazem Shaalan había anunciado que la Guardia Nacional se integrará al ejército, añadiendo que durante la jornada conmemorativa habría varias promociones de unidades militares en todo el país, hasta alcanzar el número correspondiente a una división, unos 10 mil hombres.

Según una fuente del ministerio de Defensa, los efectivos actuales de la Guardia Nacional llegan a seis divisiones, mientras que el Ejército sólo tiene tres.

Por su parte, Alaui prolongó de un mes el estado de emergencia en casi todo Irak, recalcando que esta decisión "fue tomada porque los grupos terroristas prosiguen sus actividades anti iraquíes para impedir la formación de un gobierno representativo de todos los iraquíes".

En uno de los últimos actos de violencia, dieciocho obreros chiítas fueron asesinados en el norte de mayoría sunita, tras haber sido conducidos por un falso empleador que les prometió trabajo en una base estadounidense.

publicidad

Una fuente del ministerio del Interior indicó que los cuerpos fueron encontrados el miércoles. Familiares llegados del sur para recuperarlos dijeron que cada uno fue ultimado de un balazo en la cabeza.

El jefe de la policía del barrio chiíta de Ciudad Sadr fue muerto por hombres armados cuando circulaba en automóvil en el oeste de la capital y un oficial de policía fue asesinado el miércoles en el sur de la ciudad, según una fuente policial.

El Ejército norteamericano anunció la muerte el miércoles de un soldado de la Fuerza Multinacional dirigida por Estados Unidos, en una operación en Tal Afaar (norte de Irak), y la muerte de cinco soldados en acción el martes en diversos lugares del país.

Un marine murió durante una operación en la provincia sunita rebelde de Al-Anbar (oeste), anunció el ejército norteamericano. Este texto no dio informaciones sobre las circunstancias de la muerte del marine, porque los detalles podían ayudar al "enemigo".

El miércoles los actos de violencia causaron numerosas víctimas, entre ellas 16 policías que murieron en dos atentados suicidas, al sur y al norte de Bagdad.

En ese mismo contexto, el gobierno anunció haber desembolsado 1.3 millones de dólares para recompensar a informantes que durante los seis primeros meses ayudaron a la detención de "más de 500 terroristas y sospechosos".

publicidad

Las autoridades iraquíes habilitaron varios números telefónicos para que la población pueda informar sobre los autores de actos de violencia, que esperan detener antes de las elecciones.

Alaui insistió una vez más en efectuar la votación en la fecha prevista y el presidente estadounidense George W. Bush reiteró esta necesidad durante una conversación telefónica con el presidente interino iraquí Ghazi Al-Yauar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad