publicidad

Falsa alarma de incendio en la Estación Espacial Internacional (ISS)

Falsa alarma de incendio en la Estación Espacial Internacional (ISS)

Un astronauta dejó de lado el inminente nacimiento de su hija para hacer su primera caminata por el espacio afuera de la ISS.

Trabajo extra

CABO CA'AVERAL - Un astronauta dejó de lado el inminente nacimiento de su hija para hacer el sábado su primera caminata por el espacio afuera de la Estación Espacial Internacional (ISS) y completar sus tareas con rapidez. Pero en la víspera las cosas no caminaron como esperaban, porque las alarmas de activaron y el nerviosismo llegó al máximo.

Randolph Bresnik, a punto de ser padre, y Michael Foreman, se adelantaron tanto -a pesar de un arranque en falso y de que durante la noche fueron despertados por falsas alarmas de incendio y decompresión- que su jefe les dio trabajo adicional.

"Así se hace", dijo el comandante Charles Hobaugh, un ex infante de Marina.

Los astronautas instalaron antenas nuevas, cambiaron de posición un monitor para evitar riesgos eléctricos, colocaron una junta para un espectrómetro que llegará el año próximo y conectaron un sistema inalámbrico de video para las cámaras que van en sus cascos durante las caminatas espaciales. Luego liberaron una plataforma de carga.

Vuelto a enamorar

Bresnik estaba muy impresionado cuando comenzó a trabajar afuera.

"Salvo por el día en que vi a mi esposa por primera vez, no creo haber visto algo tan hermoso en mi vida", dijo Bresnik mientras observaba la Tierra a 354 kilómetros (220 millas) abajo de él. "Esto es asombroso".

La esposa de Bresnik, Rebecca, estaba en casa en Houston, a punto de dar a luz al segundo hijo de la pareja. El primero es un niño de tres años que adoptaron en Ucrania.

publicidad

El parto estaba planeado para el viernes, pero la bebé aún no llegaba cuando la segunda caminata de la misión comenzó, el sábado por la mañana. El Control de Misión y los astronautas dijeron que, si la niña nacía durante la caminata, esperarían para darle las noticias al padre, pues querían que Bresnik estuviera concentrado en su trabajo.

¿Qué opina del programa espacial de Estados Unidos? Comente aquí.

Pasos peligrosos

Las labores afuera de la Estación conllevan riesgos adicionales y Bresnik, un infante de Marina de 42 años, logró concentrarse durante las seis horas que duró la excursión.

Los astronautas aprovecharon para observar el panorama y bromear, diciendo que podían ver sus casas.

Foreman, que tiene experiencia en caminatas espaciales, tuvo problemas para escuchar las comunicaciones dentro del casco. Un astronauta dentro de la estación tuvo que transmitirle las palabras de Bresnik por momentos.

Aviso fallido

La caminata fue retrasada más de una hora por una falsa alarma de descompresión que sonó por todo el complejo orbital el viernes, por segunda noche consecutiva, despertó a los astronautas y causó alteraciones en los preparativos.

El pitido venía de una nueva cámara de investigación rusa y desató una serie de alarmas de humo.

Más comunicados

Los radioaficionados cuentan desde el sábado con una nueva antena en el espacio gracias a la labor de los astronautas Mike Foreman y Randy Bresnik, que concluyeron con éxito la segunda caminata espacial de la misión STS-129 del Atlantis a la Estación Espacial Internacional (ISS).

publicidad

Esta fue una de las numerosas tareas que acometieron durante las seis horas y ocho minutos que estuvieron en el espacio exterior en las que también colocaron un adaptador al laboratorio europeo "Columbus".

La jornada comenzó a las 14:31 GMT, una hora más tarde de lo previsto, debido a que la pasada noche por segundo día consecutivo saltó la alarma de despresurización de la estación espacial.

Última misión

Esta es la última misión que realizará la NASA este año a la EEI y será la penúltima que realice el Atlantis antes de que la agencia espacial retire el próximo año su flota de transbordadores -que completan el Discovery y el Endeavour.

Anticipándose al retiro, la NASA ha enviado en el Atlantis 12,371 kilos de suministros para almacenar la mayor cantidad de repuestos y equipos en la estación, entre los hay dos giroscopios, dos infladores, dos tanques de nitrógeno y de amoníaco, además de varios experimentos.

La misión STS-129 tiene previsto una tercera y última salida el próximo lunes para colocar un tanque de oxígeno en la esclusa "Quest", instalar dos experimentos para el estudio de materiales, y continuar con la conexión de cables para recibir el módulo Tranquility que llegará a la estación espacial en 2010.

Muchos países

La ISS, que orbita a unos 360 kilómetros sobre la Tierra, es un proyecto internacional en el que participan 16 países entre ellos los miembros de la Agencia Espacial Europea, Rusia y Japón.

publicidad

Los transbordadores serán sustituidos en 2015 por naves "Orion", que serán mucho más grandes y con mayor capacidad de carga.

Mientras tanto, las naves rusas Soyuz serán las encargadas de llevar a la tripulación de relevo a la ISS, pero al ser de menor tamaño que los transbordadores la NASA quiere almacenar la mayor cantidad de material posible.

El Atlantis partió con sus seis tripulantes el pasado lunes del Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, en el sur de Florida, en una misión de once días que concluirá el viernes 27 de noviembre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad