publicidad
Uno de los sobrevivientes de la explosión de la mina de carbón en Turquía es rescatado y trasladado a un hospital en una camilla.

Fallo en los protocolos de seguridad sería la principal causa de la tragedia en Turquía

Fallo en los protocolos de seguridad sería la principal causa de la tragedia en Turquía

Un fallo en los protocolos de seguridad sumado a la inadecuada fiscalización serían la causa de la tragedia.

Uno de los sobrevivientes de la explosión de la mina de carbón en Turquí...
Uno de los sobrevivientes de la explosión de la mina de carbón en Turquía es rescatado y trasladado a un hospital en una camilla.

Expertos aseguran que con una adecuada fiscalización no hubiese ocurrido la explosión que mató a más de 240 mineros.

publicidad

Por Jorge Cancino

Un fallo en los protocolos de seguridad, sumado a la explotación laboral y la inadecuada fiscalización por parte del Estado serían los principales causantes de la tragedia en una mina de carbón en Turquía, que deja hasta ahora un saldo de al menos 274 mineros muertos y más de 100 atrapados bajo tierra.

La tragedia, la mayor en la historia, ocurrió cuando se incendió un transformador eléctrico en momentos que se llevada a cabo un cambio de turno en el interior de la mina, propiedad de la empresa Soma Holding. El percance desencadenó una explosión que golpeó a casi 800 trabajadores.

Fotos: Desgarradoras imágenes de la tragedia

Sin embargo, la cifra de fallecidos, rescatados y atrapados sigue siendo incierta un día después de la explosión. Citando declaraciones de autoridades locales, la cadena CNN reportó que al menos 400 trabajadores podrían estar en el subsuelo en un pozo estimado de un kilómetro.

 

Aumenta la catástrofe en una mina de Turquía /Univision

Fallos de seguridad

Un análisis publicado por Daily News el miércoles reveló que hace nueve meses los dueños de la mina habían “alabado” las medidas de seguridad en el yacimiento, y que en 2012 anunciaron haber bajado los costos por tonelada de $130 a $24.

Leer: Explosión en una mina de carbón deja más de 200 muertos

Los cambios en los procesos de producción afectaron las medidas de seguridad, señala el informe. La empresa mantuvo los mismos transformadores eléctricos y decidió usar subcontratistas para llevar a cabo un trabajo duro con sueldos por debajo del que reciben los trabajadores sindicalizados.

El reporte del Daily News también denunció que a finales de abril el primer ministro turco, Tayyip Erdoğan, y el partido oficial, rechazaron un pedido hecho por el principal partido de oposición, el Partido republicano del Pueblo, para investigar la seguridad en las minas de Soma.

publicidad

 

Aumenta la cifra de muertos tras explosión en mina de carbón en Turquía /Univision

Protocolos de seguridad

“Creo que cada operación minera de cada país tiene sus legislaciones y cada país tiene sus propias medidas de fiscalización”, dijo a UnivisionNoticias.com Miguel Fort, uno de los primeros ingenieros que participó en el rescate de los 33 mineros chilenos en 2010 quedaron atrapados en una mina de cobre en Copiapó, Chile, a 700 metros de profundidad durante 69 días y sobrevivieron.

Leer: Van 238 muertos por tragedia en una mina de Turquía

“La seguridad en los yacimientos depende de la revisión de esos protocolos y las fiscalizaciones permanentes para asegurar que se están cumpliendo debidamente todas las normas de prevención hasta bajar la accidentalidad a cero”, agregó.

Con la poca información de seguridad publicada hasta ahora por los medios, Fort dice que es difícil por el momento elaborar conclusiones. “Hay que investigar las características de la mina, si en el interior había espacio suficiente para casi 800 trabajadores, el estado de la maquinaria, de los transformadores, el mantenimiento a los equipos, la velocidad y el tiempo empleado para un cambio de turno pero sobre todo hay que revisar los protocolos”.

publicidad

Leer: Una de las peores tragedias mineras en el mundo

“Desconozco si la empresa privada tiene los mismos protocolos que el Estado, si están actualizados. Y tampoco sé si la empresa privada tiene protocolos para evitar la muerte de sus trabajadores y que estos estén fiscalizados permanentemente por el Estado”, indicó.

De la experiencia lograda con el rescate de los 33, Fort dijo que “muchas veces las medidas y los protocolos mejoran cuando ocurren tragedias como la de Turquía. Nosotros tuvimos mucha suerte en Chile, sobrevivieron todos, pero eso no quiere decir que teníamos protocolos actualizados. Hay un antes y un después de 2010. La minería es una empresa riesgosa que requiere fiscalizaciones permanentes”, dijo.

Leer: Los peores accidentes mineros

Fuera de control

Para el economista e investigador colombiano Luis Jorge Garay, un experto en minería informal, en la última década se registra un fenómeno que cada día pone en riesgo la vida de miles de trabajadores: la minería ilegal.

“Desconozco el caso de Turquía, pero conozco los casos de Colombia y parcialmente el de México, donde se ha venido produciendo un avance de la actividad minera no legal” que viola toda las medidas y protocolos de seguridad para resguardar la vida de los trabajadores.

“Se calcula que más del 70% de las mimas en Colombia no son legales y el mismo porcentaje ocurre en México, y laboran en condiciones precarias. Ellos no cumplen ninguna regla y el Estado no tiene casi dominio en todo el territorio, y por ese motivo le es muy difícil de controlar. Pero tienen que hacerlo”, apuntó.

publicidad

Además de operar sin reglas, la minería no legal causa grandes daños ambientales que en muchos casos son irreparables, dijo Garay. “Es una manera de lavar directamente el capital, no hay controles. Pero no solo la minería no legal causa un impacto ambiental negativo, las multinacionales también tienen serios problemas con esto”.

Garay dijo que una parte importante de la minería no legal está en manos del narcotráfico y los paramilitares, o las autodefensas, como ocurre en Michoacán, México. “Se trata de una minería criminal que se dedica a la extracción de minerales preciosos, como el oro y cuyo precio no bajará, y también minerales altamente cotizados como el tungsteno, que se utiliza para la fabricación de celulares y computadoras”.

“Hay que reforzar la institucionalidad en los territorios, sobre todo en aquellos donde se desarrolla la minería no legal, para poder controlar esta actividad”, dijo Garay.

Números malos

Turquía tiene la peor tasa de seguridad laboral de Europa, con una media de tres obreros muertos al día, y los accidentes mineros son un problema crónico.

Un estudio de la Universidad de Kirikkale muestra que el sector minero es el más peligroso del país, por delante del metalúrgico y del de la construcción.

El número de siniestros ha aumentado entre 2004 y 2010 hasta constituir ese año un 14% de todos los accidentes industriales, cuando los mineros sólo constituyen un 1,3% de la mano de obra del país, dijo Efe.

publicidad

De media, al año mueren 80 obreros en accidentes mineros en Turquía, según el estudio, lo que equivale a uno de cada mil empleados.

El milagro de Copiapó

La mina San José, en Copiapó, Chile, se derrumbó el 5 de agosto de 2010 pasado el mediodía. Diecisiete días después, en la punta de una de las sondas que perforaba el suelo en busca de sobrevivientes, los rescatistas hallaron una hoja de papel con una leyenda: "Estamos bien, en el refugio, los 33".

El mensaje lo escribió Mario Gómez, uno de los líderes del grupo.

Crisólogo Rojas, un pirquinero que colaboró en las tareas de rescate, conoce detalles de los primeros 17 días cuando nadie tenía confirmación que los 33 estaban vivos. "Los niños (así le llama cariñosamente a los mineros) intentaron avanzar por la chimenea. Avanzaron tanto (en las primeras 24 horas después del derrumbe), unos 330 metros hacia la superficie, pero después no pudieron seguir avanzando porque no había escalera, no había nada de nada, se tuvieron que devolver".

"Los niños adentro hicieron lo imposible por salir. Quemaron sacos con aceite y la gente (rescatistas) nunca puso aparatos alrededor del cerro (donde se ubica el yacimiento) para detectar si había señales de vida".

"Incluso ellos también hicieron pequeñas detonaciones para ver si las escuchábamos arriba. Tampoco las escuchamos nunca", precisó.

publicidad

Los 33 mineros chilenos fueron rescatados el 13 de octubre tras 69 días bajo tierra. Fue el mayor rescate a mayor profundidad registrado en el mundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad