publicidad

Explosiones sacuden la capital saudita

Explosiones sacuden la capital saudita

Una serie de ataques coordinados, incluyendo un atentado cerca del Ministerio del Interior, estremecieron el corazón de Ryad, la capital saudita.

La violencia incluyó un choque entre fuerzas de seguridad y milicianos que disparaban armas cortas y arrojaban granadas en un vecindario del norte de Ryad, dijo la policía saudita. La televisora Al Arabiya informó que siete milicianos murieron en el tiroteo.

Los atentados ocurrieron dos semanas después de que Osama ben Laden, líder de la red terrorista Al Qaeda, exhortara a efectuar más ataques en su patria.

Por su parte, las fuerzas del orden saudíes dijeron haber matado, el miércoles por la noche, a siete personas sospechosas de estar implicadas en al menos dos de los atentados, indicaron a la Agence France Presse policías en el lugar.

Las siete personas, perseguidas en un sector del norte de la capital, se refugiaron en una residencia del barrio Al-Taa Un, la cual fue allanada de inmediato por las fuerzas del orden, que abrieron fuego matándolas a todas.

Los reportes iniciales de los ataques múltiples en Ryad señalaron que hubo pocos fallecimientos, entre ellos los de dos atacantes suicidas. Los atentados ocurrieron por la noche, cuando había pocas personas en los edificios del gobierno.

La violencia comenzó con una explosión alrededor de las 8:35 p.m. locales en el centro de Ryad, cerca del Ministerio del Interior, organismo encargado del control de las fuerzas de seguridad saudíes.

Un agente de la policía dijo que dos milicianos hicieron detonar a control remoto un vehículo cargado de explosivos dentro de un túnel para el tránsito de automóviles ubicado cerca del ministerio. La televisión saudí informó que falleció un chofer de limusina que estaba parado cerca de allí.

publicidad

La detonación sacudió el edificio del ministerio y destrozó sus cristales y los de los edificios adyacentes. Además del Ministerio del Interior, en el área conocida como al-Murabaa también se ubican el Ministerio de Servicios Civiles, una oficina de correos y un hotel de lujo.

El Ministerio del Interior, un enorme edificio moderno, aparecía con las ventanas iluminadas y pocas señales de daños en imágenes difundidas por la televisión saudí. Podían apreciarse automóviles dañados, incluyendo un taxi con manchas de sangre.

Una media hora después, a nueve kilómetros de distancia, se produjo una segunda explosión en un centro para reclutamiento de fuerzas de emergencia, dijo la policía. La televisión saudí indicó que dos guardias y dos peatones -ciudadanos extranjeros- resultaron heridos.

Un funcionario policial señaló que dos atacantes suicidas estaban intentando allanar el centro, pero hicieron explotar el automóvil prematuramente después de que la policía les disparó.

Aproximadamente al mismo tiempo fuerzas de seguridad saudíes protagonizaron un tiroteo con insurgentes islámicos que dispararon armas cortas y arrojaron granadas en un distrito del norte de Ryad, dijo un funcionario policial. Posteriormente los milicianos se refugiaron en un edificio rodeado por la policía. Seis vehículos blindados sellaron el área.

publicidad

Un funcionario del Ministerio del Interior dijo que varios policías quedaron heridos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad