publicidad

EU revisa estrategia en Afganistán al tiempo que recrudecen los combates

EU revisa estrategia en Afganistán al tiempo que recrudecen los combates

Tres soldados de Estados Unidos murieron en el sur de Afganistán y en Washington revisan estrategias.

Diversos enfrentamientos

KABUL - Tres soldados estadounidenses murieron en incidentes separados en el sur de Afganistán, indicó el martes la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La alianza atlántica señaló que los tres fallecieron en incidentes "incidentes de fuego hostil" separados, pero sin precisar el lugar exacto de los enfrentamientos.

El parte de la OTAN indicó que el primero falleció a causa de las heridas sufridas en un incidente ocurrido el sábado, otro murió el domingo y el tercero el lunes.

Julio fue el mes más mortífero para los soldados de Estados Unidos y la OTAN desde la invasión aliada del 2001. Han caído en combate 72 soldados y en lo que va de agosto han muerto por lo menos 24 soldados estadounidenses y de la alianza atlántica.

Enfrentamientos y ataques aéreos en el sur del país causaron una docena de muertes entre los combatientes talibanes, señalaron los funcionarios.

Zona de guerra activa

Por otro lado, ataques aéreos y enfrentamientos con fuerzas afganas e internacionales en las provincias de Ghazni y Zabul, en el sur de Afganistán, mataron a 12 rebeldes, dijo el funcionario local Wazir Khan,

Los combatientes talibanes murieron a última hora del lunes dentro de un complejo, señaló Khan. Las autoridades recuperaron los cadáveres de los rebeldes y municiones. No hubo bajas entre las fuerzas afganas o de la coalición, agregó el funcionario.

publicidad

También en Zabul, una bomba colocada a orilla de camino mató dos soldados afganos y lesionó a otros tres, dijo el teniente general Sher Mohammad Zazai, comandante del ejército para el sur de Afganistán.

El sur del país es el núcleo de la insurgencia encabezada por el Talibán, donde miles de soldados estadounidenses adicionales se unieron a la lucha para tratar de revertir los avances de los combatientes.

El plan de Obama

Mientras en Afganistán la guerra sigue su curso, en Washington el gobierno del presidente Barack Obama espera paciencia del Congreso para ver si se afianza su nuevo plan bélico, sin descartar el envío de más tropas estadounidenses para revertir un conflicto que diversos sectores consideran estancado.

James Jones, un general jubilado con experiencia en Afganistán, afirmó que Washington sabrá a finales del año próximo si está funcionando la estrategia que Obama anunció en marzo.

Mientras tanto, la Casa Blanca busca redefinir la manera de medir sus avances militares con nuevos parámetros que se espera se difundan el mes próximo. El esquema será presentado al Congreso con cierta atención al escepticismo palpitante entre muchos demócratas sobre la situación y el costo de la guerra.

Alistan reporte clave

El principal general estadounidense en Afganistán prepara una evaluación preliminar, que podría ser un relato sobrio de las dificultades de combatir a una insurgencia con trincheras y recursos técnicos en los ocho años de la guerra.

publicidad

Es posible que el general Stanley McChrystal identifique carencias que requieran cubrirse con más soldados: quizás con una combinación de tropas afganas, de la OTAN y de Estados Unidos.

En una entrevista publicada el lunes en el diario The Wall Street Journal, McChrystal dijo que los insurgentes del Talibán están mejorando su posición al desplazarse de sus bastiones tradicionales en el sur de Afganistán para amenazar otras regiones.

"En este momento es un enemigo muy agresivo", dijo McChrystal en su oficina en Kabul.

¿Cambio de estrategia?

Estados Unidos podría modificar su estrategia en Afganistán y aumentar la presencia militar en zonas muy pobladas, como la ciudad sureña de Kandahar.

El contraalmirante Gregory Smith, el principal vocero militar de Estados Unidos en la zona de guerra, dijo el lunes en Kabul que los narcotraficantes que participan en el financiamiento de la insurgencia afgana están en una lista de dirigentes rebeldes en la mira de las fuerzas estadounidenses.

El plan de Obama, al parecer, combinaría una campaña militar más vigorosa contra el Talibán, con el compromiso de proteger a los civiles afganos y despojar a los insurgentes de santuarios y apoyo popular.

Detalles a corto plazo

Los nuevos planes prevén un gran programa de desarrollo a cargo de civiles, que no se ha realizado con plenitud, y una pronta expansión de las fuerzas armadas afganas para que al final asuman las operaciones de la seguridad.

publicidad

Jones, el asesor de Obama en seguridad nacional que hizo las declaraciones el domingo en varios programas de televisión, aseguró que la guerra no está fuera de control ahora, pero no hizo mucho por disipar la expectativa de que Obama recibiría pronto la solicitud de 21 mil soldados suplementarios que ya aprobó para Afganistán este año.

"No descartaremos nada", pero la nueva estrategia está todavía muy fresca para una evaluación cabal, consideró.

Los más buscados

Las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán tienen una lista de 367 insurgentes a quienes deben "matar o capturar" en la que figuran 50 capos de la droga que entregan dinero al grupo extremista Talibán, dijeron comandantes estadounidenses a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Las tropas de Estados Unidos y de la OTAN han incursionado contra depósitos de droga y narcotraficantes vinculados a extremistas en Afganistán por primera vez en este año, en una nueva estrategia para contrarrestar el florecimiento del comercio de opio y heroína en el país.

Los ministros de defensa de la OTAN aprobaron los allanamientos desde fines de año, alegando que es claro que existía una relación clara entre los insurgentes talibanes y el narcotráfico.

De acuerdo con un informe que la comisión emitiría esta semana, los comandantes estadounidenses no tienen restricciones en el uso de la fuerza contra los objetivos, "lo cual significa que pueden ser muertos o capturados en el campo de batalla", establece el documento.

publicidad

Vínculos peligrosos

Cuando el vínculo entre los narcotraficantes y la insurgencia es lo suficientemente claro, se les coloca en una lista de líderes insurgentes buscados por las fuerzas estadounidenses, destacó el vicealmirante Gregory Smith, portavoz estadounidense en Afganistán.

"En la lista figuran quienes contribuyen a la insurgencia y obviamente parte del liderazgo clave es el vínculo entre el narcotráfico y los milicianos", dijo Smith.

La existencia de narcotraficantes en una lista de milicianos buscados es producto de un reciente cambio de política de la OTAN, aunque los nombres eran conocidos por los militares mucho antes, dijo Smith.

La mayoría de narcotraficantes operan en el sur afgano, donde el tráfico de drogas es mayor, aunque "existen vínculos con el narcotráfico en otros lugares", dijo.

Amapola, opio, heroína

Los infantes de Marina estadounidenses y las fuerzas afganas han descubierto y destruido centenares de toneladas de semillas de amapola, opio y heroína en el sur de Afganistán en estos meses, al realizar redadas que hasta hace un año no se les permitía efectuar.

En un importante cambio de política, Estados Unidos anunció en junio que no iba a promover la destrucción de cultivos de parcelas individuales y en cambio iba a centrar su esfuerzo en depósitos de droga.

El ministerio antinarcóticos afgano dijo que el 98% de los cultivos de amapola en su país crecen en las cinco provincias donde hay más actividad insurgente, donde el gobierno no ejerce control. En esa zona es donde las fuerzas estadounidenses, afganas y británicas están destruyendo depósitos de almacenamiento de droga.

publicidad

En la mayor ofensiva contra los talibanes desde el 2001, Estados Unidos emplazó en julio unos 4,000 infantes de Marina en la provincia de Helmand, el centro del cultivo de opio en Afganistán.

Según funcionarios de la ONU, los combatientes del Talibán obtienen centenares de millones de dólares de la venta de droga cada año, y el dinero es utilizado para financiar a la insurgencia. Una información publicada el lunes por el diario The New York Times dijo que, de acuerdo con cálculos de la CIA y de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, el Talibán recibe de las drogas $70 millones al año.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Los actores Faye Dunaway y Warren Beatty parecen haber recibido el sobre incorrecto y leyeron como 'Mejor película' La la land en vez de la verdadera ganadora: 'Moonlight'.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
publicidad