publicidad

EU , Inglaterra y Francia fustigaron planes secretos nucleares de Irán

EU , Inglaterra y Francia fustigaron planes secretos nucleares de Irán

Los mandatarios de EU, Francia y Gran Bretaña exigieron a Irán que abra una instalación nuclear secreta a inspección internacional.

Violación de normas

PITTSBURGH - Los mandatarios de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña exigieron públicamente a Irán, el viernes, que abra una instalación nuclear secreta a la inspección internacional.

Poco después, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, declaró que la segunda instalación nuclear en su país recientemente denunciada era un plan "perfectamente legal".

El presidente estadounidense Barack Obama, el francés Nicolas Sarkozy y el primer ministro británico Gordon Brown fustigaron a Teherán por operar una segunda planta de enriquecimiento de uranio.

Obama dijo que Irán "está violando normas internacionales a las que deben someterse todas las naciones, poniendo en peligro el régimen mundial de no proliferación nuclear... y la seguridad del mundo".

Por su parte, Sarkozy dijo que Irán tiene plazo hasta diciembre, caso contrario se aplicarán sanciones, y Brown acusó a Teherán de cometer "engaños en serie".

Planta secreta

Irán admitió la existencia de una segunda planta secreta enriquecedora de uranio, anunció el viernes la Agencia Internacional de Energía Atómica, acontecimiento que podría aumentar los temores sobre la capacidad de Teherán para producir ojivas nucleares y escalar su enfrentamiento diplomático con occidente.

El presidente Barack Obama y los líderes de Francia y Gran Bretaña acusaron a Irán de ocultar la instalación, cuando hablaron el viernes en la apertura de la cumbre económica del G-20, dijo a la AP un funcionario de la Casa Blanca.

publicidad

Obama, el primer ministro británico Gordon Brown y el presidente francés Nicolas Sarkozy exigieron que Teherán abra esa segunda instalación a los inspectores de la AIEA, caso contrario enfrentaría sanciones.

"perfectamente legal"

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, declaró este viernes que la segunda instalación nuclear en su país recientemente denunciada era un plan "perfectamente legal".

Irán había informado a la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) sobre la existencia de la planta y "debería ser elogiado por eso. Era perfectamente legal", agregó durante una conferencia de prensa en Nueva York.

"Acusan a un gobierno independiente sin antes informarse", añadió, en referencia a las autoridades estadounidenses, británicas y francesas, que lo acusaron el viernes en Pittsburgh (este de Estados Unidos) de haber desarrollado una planta nuclear secreta, exhortándolo a cambiar de política so pena de recibir nuevas "sanciones severas".

La AIEA anunció el viernes que había sido informada por Irán -en una carta del 21 de septiembre- que construía un segundo centro de enriquecimiento de uranio, además del de Natanz, en el centro del país.

Según Teherán, los compromisos de Irán con la AIEA obligan a anunciar la existencia de una nueva instalación nuclear 180 días antes de la introducción de materiales radiactivos.

publicidad

Van tres sanciones

Irán soporta tres sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por negarse a congelar el enriquecimiento de uranio en la única planta conocida hasta ahora, y que es supervisada por la AIEA.

Dos funcionarios indicaron a la AP que Irán admitió la existencia de la segunda planta en una carta enviada el lunes al director de la AIEA, el egipcio Mohamed ElBaradei.

El vocero de la IAEA, Marc Vidricaire, confirmó la existencia de la carta y dijo que el organismo fue informado "que una nueva planta piloto para el enriquecimiento de uranio está siendo construida".

La carta señaló que la planta no enriquecerá el uranio más allá del 5%, nivel ideal para su uso con fines civiles en la producción de energía nuclear.

El uranio con fines bélicos requiere un enriquecimiento mínimo del 90%.

Escasos detalles

Irán dijo al organismo que "en la instalación no ha sido introducido material nuclear", agregó el vocero. "En respuesta, la AIEA pidió a Irán que aporte información específica y acceso a la instalación lo antes posible".

Los funcionarios indicaron que la carta de Irán no contiene detalles sobre la ubicación de la segunda planta -o si ha iniciado sus operaciones- y el número de centrifugadoras que tiene en funcionamiento.

Empero, uno de los funcionarios, que tiene acceso a los informes occidentales de espionaje sobre el caso, indicó que se encuentra a unos 160 kilómetros (100 millas) al sudoeste de Teherán y que cuenta con 3 mil centrifugadoras que podría entrar en funcionamiento para el próximo año.

publicidad

Los funcionarios que hablaron con la AP -uno de ellos de un gobierno europeo con acceso a la información de la AIEA y el otro un diplomático asignado en Viena a la AIEA- pidieron quedar en el anonimato porque su información era confidencial. Uno de ellos dijo haber visto la carta iraní. El otro indicó a la AP que fue informado al respecto por un funcionario de la ONU.

Artículo del NYT

El diario estadounidense The New York Times aseguró que Irán reveló al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) la existencia de una segunda planta con esos fines, además de la que mantiene en Natanz.

El periódico indicó que la planta secreta se encuentra, al parecer, en el interior de una montaña cerca de la ciudad de Qom, a 160 kilómetros al suroeste de Teherán.

The New York Times citó a funcionarios estadounidenses para indicar que la planta secreta podría contar con mil centrifugadoras, las máquinas que se encargan del enriquecimiento de uranio para plantas nucleares o, con enriquecimiento adicional, para la fabricación de armas atómicas.

Esa cifra posibilitaría la fabricación de suficiente material para obtener una bomba al año, aunque las fuentes que cita el diario precisan que no está claro si esas centrifugadoras se encuentran en funcionamiento o ni siquiera han llegado a instalarse.

Fase experimental

Según indicaron fuentes diplomáticas cercanas al OIEA en Viena, la nueva instalación, desconocida hasta ahora, no estaría en funcionamiento todavía y sería una planta experimental.

publicidad

Irán dispone de una gran planta de enriquecimiento en la localidad de Natanz, en el centro de la República Islámica, que se encuentra en parte bajo tierra para hacerla más segura de posibles ataques aéreos.

La existencia de esta planta fue revelada en el verano de 2002 por un grupo opositor iraní mediante fotos tomadas por satélite.

El régimen de los Ayatolás asegura que quiere producir uranio enriquecido de forma industrial para fines pacíficos como la generación de energía eléctrica.

Por ahora, tiene allí instaladas unas 8 mil centrifugadoras de gas, de las que unas 5 mil se encuentran en funcionamiento y que han producido ya más de una tonelada de uranio poco enriquecido.

Por el mismo camino

Para poder fabricar una bomba nuclear se necesita uranio altamente enriquecido, que se consigue mediante el mismo método.

Ante la desconfianza de la comunidad internacional hacia las posibles ambiciones nucleares de Irán, el Consejo de Seguridad de la ONU exige desde hace más de tres años la suspensión del programa de enriquecimiento de uranio.

El Consejo de Seguridad ha adoptado tres resoluciones con sanciones diplomáticas y comerciales contra Irán, que este país ha ignorado.

Evolución de la crisis

La crisis nuclear iraní, desatada por la decisión de Irán en 2005 de reanudar sus actividades de conversión y de enriquecimiento de uranio, pasó por distintas fases desde la oferta de cooperación presentada por las grandes potencias a Teherán en junio de 2008.

publicidad

Año 2008:

  • 14 de junio: El jefe de la diplomacia europea Javier Solana entrega a Irán, en nombre del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania) una oferta de cooperación para que suspenda el enriquecimiento de uranio.
  • 23 de junio: La UE adopta sanciones más drásticas.
  • 9 de julio: los guardianes de la revolución iraní efectúan pruebas de lanzamiento de misiles de medio y largo alcance, entre ellos un misil capaz de llegar hasta Israel.
  • 26 de julio: El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad declara que Irán posee entre 5,000 y 6,000 centrifugadoras.
  • 3 de agosto: Teherán anuncia haber ensayado con éxito un misil antibuques de un alcance de 300 km.
  • 27 de septiembre: Nueva resolución del Consejo de Seguridad instando a Irán a cesar sus actividades nucleares sensibles, pero sin nuevas sanciones.
  • 12 de noviembre: Teherán dice haber ensayado un misil tierra-tierra de "nueva generación" de un alcance cercano a los 2,000 km.
  • 19 de noviembre: Irán no ha suspendido el enriquecimiento, ha instalado nuevas cascadas y produce 630 kg de uranio escasamente enriquecido, según la AIEA.


Año 2009:

  • 2 de febrero: Irán lanza su primer satélite mediante su cohete Safir-2.
  • 19 de febrero: La AIEA señala que Irán prosigue sus operaciones de enriquecimiento.
  • 20 de marzo: Un ministro iraní anuncia que la central nuclear de Buchehr construida por los rusos entrará en servicio de aquí a fines de 2009.
  • 8 de abril: El grupo 5+1 pide a Teherán que reinicie el diálogo.
  • 9 de abril: Irán anuncia la inauguración en Ispahan de la primera planta de fabricación de combustible nuclear, la instalación de 7,000 centrifugadoras en Natanz y el ensayo de dos nuevos tipos de centrifugadoras con una capacidad muy superior.
  • 5 de junio: La AIEA indica que Irán acumuló 1.339 kilos de uranio escasamente enriquecido UF6.
  • 10 de julio: el presidente estadounidense Barack Obama afirma que las grandes potencias no esperarán indefinidamente una respuesta y da de plazo a Teherán hasta septiembre.
  • 28 de agosto: Irán disminuye su producción de uranio escasamente enriquecido y permite a los inspectores de la ONU acceder al reactor de investigación de Arak (AIEA).
  • 7 de septiembre: Ahmadinejad declara que Irán no está dispuesto a discutir sobre sus derechos "inalienables" en materia nuclear.
  • 9 de septiembre: Irán entrega a las grandes potencias una serie de propuestas que serán negociadas durante una reunión el 1 de octubre.
  • 25 de septiembre: El presidente estadounidense Barack Obama asegura que Irán ha ocultado durante años una segunda planta de enriquecimiento de uranio, y añade que Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña piden a la AIEA una investigación sobre este tema "inquietante". El presidente iraní niega que esta segunda planta sea secreta.
publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad