publicidad
EU desestimó informe de Irak sobre el incremento del número de muertos.

EU discrepa con Irak sobre bajas civiles

EU discrepa con Irak sobre bajas civiles

EU discrepa con Irak sobre bajas civiles

EU desestimó informe de Irak sobre el incremento del número de muertos.
EU desestimó informe de Irak sobre el incremento del número de muertos.

BAGDAD - Mientras aumenta la preocupación por la guerra en Afganistán, los estadounidenses están ansiosos por demostrar que existen avances en su otro conflicto: Irak.

Pero las nuevas cifras del gobierno iraquí cuentan otra historia, pues muestran que la cantidad de muertes de civiles ha alcanzado su número más alto en más de dos años, cifras que Estados Unidos se apresuró a cuestionar.

La cifra de iraquíes muertos en julio se situó en 535, la más alta desde mayo del 2008 cuando llegó a 563. La cantidad de víctimas sugiere que la insurgencia ha sabido explotar el estancamiento político en que se haya la nación, casi cinco meses después de que las elecciones parlamentarias no tuvieron un claro ganador.

publicidad

El ejército estadounidense afirmó que sus propios datos muestran que sólo 222 iraquíes murieron en julio. "Hacemos nuestro mejor esfuerzo por asegurar que las cifras que reportamos sean tan exactas como sea posible", dijo el teniente coronel Bob Owen en defensa de las cifras del ejército.

Un conteo de The Associated Press indicó que por lo menos 350 iraquíes murieron en julio, pero esta cifra es considerada un mínimo, con base en las informaciones de la AP. La cifra real es probablemente más alta, pues muchos asesinatos no son reportados en la guerra iraquí, que lleva siete años.

Retirada de Irak

Estados Unidos rechazó en un momento delicado las cifras compiladas por los ministerios iraquíes de defensa, interior y salud. El ejército estadounidense afirma que la seguridad en Irak se ha estabilizado al tiempo que mantiene el plan de retirar a todas sus tropas -excepto 50,000 efectivos- para finales del mes, lo que dejará el control a las bisoñas fuerzas de seguridad iraquíes. El último soldado estadounidense saldría de Irak a finales del 2011.

Las cosas no fueron mejores en julio para los soldados estadounidenses en Afganistán, donde las bajas de Estados Unidos fueron superiores a las de cualquier mes en los casi nueve años de la guerra. La cifra mensual de 66 muertos rebasó el anterior número mayor de 60 decesos en junio. Los comandantes estadounidenses han advertido de un aumento en el derrame de sangre mientras los enfrentamientos se recrudecen en los bastiones del Talibán.

publicidad

Además, al menos 270 civiles afganos fueron muertos en los enfrentamientos en julio y casi 600 resultaron heridos, lo cual muestra un aumento de 29% respecto al mes anterior, según el vocero del Ministerio del Interior, Zemeri Bashary.

Más siete años después de la deposición de Saddam Hussein, los políticos iraquíes de los grupos rivales no han podido resolver los temas principales del país, como la distribución de la riqueza y el alcance de la autonomía e identidad provinciales.

Los tres ministerios iraquíes publican cifras mensuales de muertos, y es al parecer la primera vez que son refutadas con tanta vehemencia por Estados Unidos, preocupados de que podrían suscitar la noción de que se está retirando prematuramente del país.

Los atentados con bombas, homicidios y tiroteos siguen teniendo una presencia diaria en Irak, en particular en la capital, aunque el nivel general de violencia ha disminuido significativamente desde el 2008.

Los civiles también fueron una gran mayoría de los heridos en julio: 680 de un total de 1.043. Hubo además 165 soldados y 198 policías heridos, de acuerdo con los tres ministerios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad