publicidad

Estalló coche-bomba en Bagdad; mueren 11

Estalló coche-bomba en Bagdad; mueren 11

Un coche-bomba estalló en cerca de las oficinas internacionales y embajadas en Bagdad, dejando un saldo fatal de al menos 11 muertos y 40 heridos.

Horas antes, el gobierno de Filipinas indicó que había empezado a retirar a sus tropas de Irak, en un intento aparente por aplacar la ira de militantes que amenazaron con matar a un rehén filipino si el pequeño contingente no salía del país para el 20 de junio.

Como para señalar lo delicado de la situación, militantes iraquíes dijeron que habían matado a un rehén búlgaro y amenazaron con ultimar a otro en un plazo de 24 horas, dijo la televisora panarábica Al-Jazeera el miércoles.

El coche-bomba estaba lleno con 450 kilogramos de explosivos, dijo el coronel Mayid Adbel Jamid, de la policía de Irak. Estalló poco después de las 9 a.m. locales.

Una columna de humo negro se alzó sobre el área, donde se encuentran los cuarteles de lo que fuera la fuerza de ocupación encabezada por Estados Unidos y donde ahora están las embajadas de Washington y Londres, así como las oficinas del gobierno interino de Irak, otrora conocida como Zona Verde y ahora denominada Zona Internacional.

Desde la transferencia del poder, Washington ha abierto -dentro de la "zona verde"- su mayor embajada en todo el mundo en un pabellón cercano al antiguo Palacio de la República, donde aún trabajan 1,700 funcionarios norteamericanos.

El recinto, de unos 8.5 kilómetros cuadrados, está fuertemente defendido por bloques de cemento de tres metros de altura y varías compañías de soldados de Estados Unidos.

publicidad

"Estábamos concentrados fuera del centro de convenciones en busca de empleos", dijo la testigo Alla Hassan. "Fuimos derribados, entonces vi a personas muertas en el suelo".

La policía de Irak acordonó la zona, mientras helicópteros estadounidenses la sobrevolaban.

El Ejército de Estados Unidos no tiene comentarios inmediatos al respecto.

Poco después de la detonación, el primer ministro interino de Irak, Iyad Alawi, recorrió la zona para evaluar los daños. Indicó que el atentado fue en venganza por el arresto de sospechosos de terrorismo, aunque no dio detalles sobre quiénes eran esas personas o cuándo fueron detenidas.

"Este es un nuevo crimen que señala la forma en que las fuerzas del mal tratan de dañar al pueblo de Irak. Los civiles que fueron hechos mártires hoy (miércoles) venían en busca de trabajo. El gobierno dará su mejor esfuerzo por detener a esos criminales", dijo.

Indicó que hubo 10 muertos y 40 heridos. Agregó que tres de los muertos eran miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes y el resto civiles que esperaban su turno para solicitar un empleo.

Alawi reiteró que su Gobierno está decidido a seguir adelante con sus planes para eliminar el terrorismo y restablecer la seguridad en el país. "Aplastaremos pronto a esos terroristas", sentenció.

Un conductor de la agencia de noticias Reuters fue herido por esquirlas en la explosión, dijo Susan Allsopp, portavoz de la empresa, desde sus cuarteles en Londres. Las lesiones del conductor iraquí no fueron consideradas graves.

publicidad

En el Hospital Al-Yarmouk, varios civiles esperaban afuera mientras llegaban ambulancias con heridos. Los médicos del nosocomio trabajaban a toda prisa para atender a las víctimas. El lugar fue invadido también por decenas de personas que preguntaban por familiares y amigos desaparecidos desde esta mañana.

Según un doctor, varios de los heridos tuvieron que ser trasladados al Hospital de especialidades neurológicas por las graves heridas que tenían en sus cabezas.

Un soldado estadounidense resultó lesionado levemente, dijo el coronel Mike Murray, de la I División de Caballería.

La explosión se produjo después de la detención en los últimos dos días en Bagdad de más de 500 personas por su supuesta relación con asesinatos, secuestros, prostitución, robo y tráfico de droga.

El ministro iraquí de Derechos Humanos, Bajtiar Amin, también anunció esta semana la detención de 99 ciudadanos de diferentes estados árabes e islámicos por su presunta implicación en acciones de terrorismo en Irak.

El nuevo atentado causó la destrucción de varios vehículos civiles, y según testigos en el lugar de los hechos, "tres automóviles estaban ardiendo y sus ocupantes se quemaban dentro".

"En cuanto pudimos los sacamos. Conseguimos rescatar tres cuerpos que estaban completamente calcinados", dijo un testigo que sobrevivió a la explosión.

publicidad

El nuevo atentado se produce durante la celebración en Irak del 46 aniversario del sangriento golpe de Estado, de corte nacionalista, que derrocó al régimen monárquico del rey Faisal II.

En 1958, un golpe nacionalista terminó con la muerte del rey Faisal II y lanzó al país en años de inestabilidad política generada por las divisiones políticas entre los alzados.

Los elementos monarquistas que sobrevivieron al golpe huyeron al exilio, mientras que los comunistas fueron proscritos por el régimen de Saddam Hussein.

El ataque rompió con una relativa calma en Bagdad, pero los rebeldes parecen tan fuertes como siempre, como señala el secuestro del filipino Angelo de la Cruz y la reacción de su gobierno.

Por otro lado, Alawi afirmó que el derrocado líder iraquí, Saddam Hussein, tenía relaciones con terroristas como el venezolano Carlos y Abu Nidal y con organizaciones vinculadas con Al Qaeda.

"El pasado de Saddam Hussein muestra muy claramente sus vínculos con los terroristas internacionales, como (el venezolano Illich Ramírez Sánchez, alias) Carlos, y Abú Nidal, con grupos fundamentalistas", afirmó a la radio BBC de Londres.

"Nosotros sabemos con certeza que él (Saddam Hussein) estableció vínculos con jefes sudaneses, para trabajar con Al Qaeda y organizaciones del tipo de Al Qaeda", agregó Allawi.

publicidad

"La decisión de partir en guerra contra Saddam era una decisión moral, tomada por motivos éticos. Nosotros, los iraquíes, apreciamos enormemente el papel (del primer ministro británico) Tony Blair y del presidente (norteamericano George W.) Bush para ayudar a Irak a liberarse", declaró.

Se quedan las tropas búlgaras

Mientras en Sofía, las autoridades de Bulgaria reafirmaron el miércoles su decisión de que sus tropas permanezcan en Irak después del asesinato de un civil búlgaro por un grupo ligado a Al Qaeda y cuando aún permanece otro rehén amenazado de muerte en manos de los secuestradores.

"Bulgaria debe seguir contribuyendo a la reconstrucción, a la estabilización y al desarrollo democrático de Irak", aseguró Gueorgui Parvanov, presidente del país, en una declaración conjunta con el primer ministro, Simeón de Sajonia-Coburgo, y con el presidente del Parlamento, Ognyan Gerdzhikov.

La decisión de permanecer en el país árabe se hace conforme a los "compromisos internacionales, que emanan de las resoluciones de la ONU", señaló Parvanov.

El ministro búlgaro de Exteriores, Solomon Passy, afirmó el pasado día 9 que Bulgaria no tiene "ninguna intención de ceder a un chantaje" de los terroristas, y calificó de "impensable" que cambie su política exterior y su presencia en Irak.

publicidad

Ceder en este aspecto sería convertir a Bulgaria "en un objetivo del terrorismo", insistió entonces el ministro.

Bulgaria, país miembro de la OTAN, tiene destacado en la ciudad shií de Kerbala, al sur de Bagdad, un batallón de infantería de 470 soldados.

Al menos 13 ciudadanos extranjeros han sido asesinados en Irak por sus secuestradores desde el pasado mes de abril, el último de ellos un camionero búlgaro que fue decapitado el martes por un grupo ligado al supuesto terrorista jordano Abu Musab Al Zarqaui.

Esta es la cronología de los asesinados:

12 de abril - Un empresario danés fue encontrado muerto a los dos días de ser secuestrado. Su fallecimiento no fue comunicado oficialmente hasta el día 21 del mismo mes.

14 de abril - Un italiano es ejecutado ante las cámaras de televisión por las autodenominadas "Brigadas Verdes". Había sido secuestrado el día 9 junto con otros tres compañeros, que fueron liberados.

15 de abril - Dos agentes de seguridad alemanes secuestrados el día 7 son hallados muertos.

20 de abril - Tres trabajadores estadounidenses de una empresa subsidiaria de Halliburton son ejecutados tras ser secuestrados el día 9.

25 de abril - Un soldado estadounidense es encontrado asesinado por radicales iraquíes. Había sido retenido el 9 de abril junto con los trabajadores de Halliburton.

28 de junio - La cadena de televisión Al Jazeera informa de la ejecución del soldado estadounidense Keith Maupin, que fue secuestrado también el 9 de abril junto con otro militar y tres trabajadores civiles de Halliburton.

publicidad

5 de mayo - El joven estadounidense Nick Berg fue degollado por un grupo de encapuchados. El día 9, la grabación de su asesinato fue puesta en internet. Había desaparecido el 9 de abril.

12 de junio - Un ciudadano libanés fue degollado cerca de Faluyá. También fueron asesinados dos trabajadores iraquíes. Los tres habían desaparecido dos días antes.

22 de junio - Un surcoreano, traductor de árabe y predicador evangélico, es decapitado por el grupo radical islámico "Monoteísmo y Yihad", dirigido por el jordano Abu Musab Al Zarqaui. Llevaba retenido desde el día 17.

13 de julio - Un camionero búlgaro, que permanecía retenido desde el día 8 junto con otro compañero de la misma nacionalidad , es asesinado por el mismo grupo "Monoteísmo y Yihad".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad