publicidad
El Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, saluda al Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

Estados Unidos reiteró su apoyo a Israel en medio de amenazas de boicot

Estados Unidos reiteró su apoyo a Israel en medio de amenazas de boicot

El gobierno de Barack Obama le reiteró a Israel su apoyo y rechazo "incondicional" a las campañas de boicot.

El Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, saluda al Primer Ministro d...
El Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, saluda al Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

El presidente palestino propone una fuerza internacional liderada por la OTAN y respaldada por Washington.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, reiteró al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su apoyo y rechazo "incondicional" a las campañas de boicot, tras recibir duros reproches de miembros del Ejecutivo israelí, informó el lunes la prensa local.

Kerry mantuvo una conversación telefónica con Netanyahu anoche, horas después de que el propio jefe del Gobierno y algunos ministros criticaran unas palabras atribuidas al jefe de la diplomacia estadounidense en las que advertía a Israel de que puede pagar las consecuencias si la actual negociación fracasa.

De acuerdo con fuentes oficiales estadounidenses citadas por el rotativo "Haaretz", la conversación entre Kerry y Netanyahu se centró en las vías para consolidar un acuerdo marco que sirva de antesala al regreso a la mesa de negociación.

publicidad

Kerry se entrevistó el domingo con la responsable israelí de negociaciones y ministra de Justicia, Tzipi Livni, y con el emisario de Netanyahu para el diálogo, Isaac Moljo, al margen de la Conferencia de Seguridad de Múnich (Alemania), y tenía previsto hacer lo propio con la delegación palestina.

En paralelo, el Departamento de Estado estadounidense también respondió duramente a las críticas vertidas por miembros de la coalición del gobierno israelí.

La amistad

"El secretario de Estado cuenta con un intachable registro de más de tres décadas de firme apoyo a la seguridad y el bienestar de Israel, incluido su oposición incondicional a los boicots", manifestó el portavoz Jen Psaki.

El funcionario añadió que "sólo el año pasado, mientras ponía al tanto a los ministros de exteriores de la Unión Europea en una conferencia en Vilna (Lituania) sobre sus esfuerzos de paz, les exhortó a abstenerse de implementar ese tipo de medidas".

Kerry avisó el sábado en Munich que Israel debía preocuparse por el boicot si la negociación falla, algo que los Veintiocho también han advertido.

"¿Seremos todos mejores con eso?", se preguntó retóricamente Kerry, principal patrocinador del actual diálogo entre israelíes y palestinos, antes de adelantar que "para Israel, los riesgos también son tremendamente altos".

publicidad

Netanyahu respondió al día siguiente que el boicot a Israel es "inmoral e injustificado" y subrayó que en su opinión solo sirve para fortalecer "la intransigencia" palestina.

La propuesta de Abas

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas, está dispuesto a aceptar que una fuerza internacional liderada por la OTAN y respaldada por Estados Unidos vigile la seguridad en Palestina tras un eventual acuerdo de paz.

En una entrevista que publica el lunes el diario The New York Times en su edición impresa, el mandatario reveló que su propuesta incluye que esa fuerza permanezca en territorio palestino de forma indefinida, posicionada a lo largo de la frontera e incluso en el interior de Jerusalén.

"Por un largo tiempo y donde ellos quieran, no solo en las fronteras del este, sino también en las del oeste, en todo lugar. La tercera parte puede permanecer, permanecer para tranquilizar a los israelíes y para protegernos", afirmó Abas.

A este respecto, Abas reveló que Palestina no formará un Ejército, sino que solo creará un cuerpo de Policía para garantizar el orden en las calles.

"Así la OTAN será la encargada de prevenir el tráfico de armas y el terrorismo que Israel teme", detalló.

Retiro gradual

Abas se mostró también abierto a aceptar que las fuerzas israelíes se retiren de forma gradual en un periodo máximo de cinco años y que las colonias ilegales desaparezcan de manera escalonada en igual plazo de tiempo.

publicidad

"Seremos (un Estado) desmilitarizado. ¿Piensa que es posible que podamos creer que estaremos seguros si los israelíes no sienten que están seguros?", agregó.

El líder palestino ya expresó su disposición a la entrada de una fuerza internacional liderada por la OTAN la semana pasada en una entrevista difundida durante la celebración de un importante evento de seguridad israelí en Tel Aviv, pero entonces el plazo del que habló era de tres años.

Esta es, sin embargo, la primera vez en que se expresa en profundidad sobre esta idea ya desechada en anteriores negociaciones en un medio internacional, en una inusual entrevista concedida este fin de semana en su oficina de Ramala.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad