publicidad

En libertad provisional dos de los periodistas británicos detenidos en Turquía

En libertad provisional dos de los periodistas británicos detenidos en Turquía

Un tribunal de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, ha decidido poner en libertad provisional a los dos periodistas británicos detenidos la semana pasada.

Jake Hanrahan, periodista detenido en Turquía. (Twitter)
Jake Hanrahan, periodista detenido en Turquía. (Twitter)

Un tribunal de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, ha decidido poner en libertad provisional a los dos periodistas británicos detenidos la semana pasada, aunque no a su traductor iraquí, informa el diario turco "Hürriyet".

Los reporteros, Jake Hanrahan y Philip Pendlebury, y su interprete, Mohamed Ismael Rasul, cubrían el conflicto kurdo en el sureste de Turquía para VICE News, un medio estadounidense, y fueron detenidos la semana pasada en la provincia de Diyarbakir.

Un tribunal decretó el martes pasado prisión provisional para los tres, pero tras un recurso de su abogado, los dos europeo fueron puestos en libertad hoy, mientras que el arresto de Rasul continúa.

La fiscalía turca acusa a los tres de "trabajar a favor de una organización terrorista, aunque sin formar parte de su estructura jerárquica".

publicidad

Inicialmente se investigaba una supuesta relación de los periodistas con el grupo yihadista "Estado Islámico", pero luego la Fiscalía reorientó su investigación hacia aparentes vínculo con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, según la agencia de noticias semipública Anadolu.

El club PEN International ha emitido un comunicado en el que pide la liberación inmediata de los reporteros y califica su arresto de "acoso inaceptable" y "parte de una tendencia creciente en Turquía de acosar a periodistas que investigan algunos de los temas más importantes y delicados del país".

La nota acusa directamente al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de "intentar suprimir toda cobertura crítica, pero especialmente la referida al conflicto en las zonas mayoritariamente kurdas del sureste".

Aunque numerosos periodistas locales sufren acoso legal, los corresponsales extranjeros no suelen tener conflictos con la Judicatura, más allá de ocasionales arrestos o interrogatorios policiales que suelen terminar sin acusación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad