publicidad

Elegirán egipcios al sucesor del derrocado presidente Mubarak

Elegirán egipcios al sucesor del derrocado presidente Mubarak

Los egipcios acudirán el sábado y domingo a las urnas en un ambiente de enorme tensión luego que la Junta Militar disolvió el poder legislativo.

Impera un ambiente de tensión en el país

LONDRES - Los egipcios acudirán el sábado y domingo a las urnas para elegir al hombre que sustituirá a Hosni Mubarak, en un ambiente de enorme tensión luego que la Junta Militar que gobierna Egipto desde el año pasado disolvió el poder legislativo.

¿Consideras legítimas las elecciones en Egipto? Opina en el Foro.

En lo que ha sido considerado como un golpe de Estado por la Hermandad Musulmana, la Junta Militar egipcia retomó el poder legislativo en el país tras la anulación de la composición del Parlamento por parte del Tribunal Constitucional.

La Junta Militar egipcia confirmó que la segunda vuelta de las elecciones presidenciales se celebrará el 16 y 17 de junio, como estaba previsto, informó la agencia de noticias oficial Mena.

La cúpula castrense, máxima autoridad de Egipto desde la renuncia de Mubarak en febrero de 2011, señaló que "no hay ningún cambio en ese asunto".

El Tribunal Constitucional egipcio anuló la víspera la composición de la Cámara Baja del Parlamento y declaró inconstitucional la Ley de Aislamiento Político, que habría impedido al general retirado Ahmed Shafiq aspirar a la Presidencia en los comicios de este fin de semana.

Shafiq, el último primer ministro del gobierno derrocado, se enfrentará al líder de la Hermandad Musulmana, Mohamed Mursi, aunque las competencias que tendrá el nuevo presidente aún se desconocen al no haberse redactado una Constitución.

publicidad

Grupos revolucionarios están divididos

Los grupos revolucionarios que impulsaron el movimiento que derrocó a Mubarak en el marco de la llamada "primavera árabe" el año pasado se muestran divididos ante los comicios.

Algunos, como un sector del movimiento 6 de Abril, llaman al boicot porque consideran que unas elecciones celebradas bajo el paraguas de la Junta Militar no pueden tener legitimidad. Otros, sin embargo, apuestan por un voto anti-Shafiq.

Pese a las acusaciones abiertas de golpe de Estado formuladas por los principales líderes políticos ante la disolución del parlamento, la reacción en la calle no fue tan airada de inmediato como muchos pronosticaban.

Shafiq y Mursi pasaron a la segunda vuelta presidencial tras ser los dos candidatos más votados en la primera vuelta del 23 y 24 de mayo pasado. Aunque Mursi no habló ante los medios, el portavoz de su partido Mahmud Ghozlan, afirmó que la candidatura de Shafiq ya "es una realidad". "Tenemos que trabajar con ello".

Para la agrupación, Essam el Erian la decisión del Tribunal Constitucional de disolver el Parlamento sitúa a Egipto en un "túnel oscuro".

"El próximo presidente no tendrá Parlamento ni Constitución y hay un profundo estado de confusión y muchas preguntas aún por resolver", señaló la agrupación.

Más de 50 millones de electores están convocados para acudir a las urnas, mientras 65 mil funcionarios atenderán las más de 13 mil mesas electorales distribuidas en todo el territorio egipcio, confirmó la Comisión Suprema Electoral Presidencial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad