publicidad

El Zune de Microsoft

El Zune de Microsoft

Se lanzó hace meses, pero pocos conocen este ingenio de pantalla de 3 pulgadas, radio y conexión wireless.

Una pantalla de 3 pulgadas

El pasado noviembre Microsoft lanzó al mercado el reproductor de música digital Zune. Lo hizo sin grandes anuncios y prácticamente sin ninguna campaña de publicidad.

Meses después, aún son pocos -incluso entre usuarios habituales de reproductores mp3- los que conocen el ingenio con el que el gigante informático espera arañar algo de cuota de mercado al iPod, de Apple, el indiscutible rey del segmento. Hello from Seattle, es el saludo grabado en letra pequeña en la parte posterior de cada Zune. Y desde Seattle está intentando Microsoft relanzar su reproductor después de unos primeros meses de menores ventas de las esperadas.

Para ello, Microsoft está tratando de crear una comunidad, "un mundo social" de menores de 30 años, alrededor de Zune, un aparato que además se puede personalizar con imágenes o estampados en su parte posterior.

La carcasa de silicona del Zune (disponible en blanco, negro, marrón y rosa) recuerda inmediatamente al iPod, pues es rectangular y cuenta con una pantalla desde la que se pueden reproducir videos. Si bien la pantalla del Zune es considerablemente mayor (3 pulgadas), posiblemente el mejor elemento del gadget.

Sencillo de manejar

Otra de sus particularidades es que incorpora una radio en frecuencia modulada. La radio, como el resto de funciones del Zune, es realmente sencilla de utilizar. El equipo de Microsoft y Toshiba -que colaboró en la fabricación del aparato- sin duda se esforzó con éxito en lograr una buena usabilidad.

publicidad

De hecho, Zune no trae más instrucciones que una brevísima guía rápida de instalación y encendido. Pero no es necesario más: cualquiera que haya manejado un programa como el Word entenderá de inmediato la sencilla navegación de menús.

El Zune, que salió a la venta en $250 aunque ahora se puede conseguir por $199 en muchos establecimientos, tiene un disco duro de 30 GB (unas 7,500 canciones), y reproduce audio en los formatos WMA, MP3 y AAC, así como vídeo en formato WMV.

También permite almacenar y ver imágenes, aunque no es posible escuchar música y navegar por las imágenes al mismo tiempo.

Intercambio wireless de canciones

Otra interesante aportación del Zune es una conexión wireless que permite intercambiar canciones de Zune a Zune entre usuarios. Eso sí, la canción que se toma prestada sólo se puede escuchar tres veces y, en cualquier caso, expira a los tres días.

¿Y cómo se cargan canciones en el Zune? El aparato viene con un software específico que se instala en la computadora. Una vez allí, se registra con un nombre el reproductor y se pueden "sincronizar" (traspasar) canciones de la computadora al Zune.

Si se tiene un CD, el sistema "ripea" (copia) primero el álbum en la computadora y luego permite traspasarlo al Zune. El sistema es similar al que utiliza el iPod.

El "mundo social" Zune

publicidad

El intercambio de canciones y demás contenidos es la base de la comunidad que Microsoft está tratando de crear alrededor del Zune. Pero, por supuesto, la música no sólo se obtiene de canciones prestadas o de CDs que tengamos en casa.

Con el nacimiento del Zune surgió también un portal de descarga de música, Zune Marketplace, de características similares al iTunes de Apple, el líder en el mercado.

Para comprar música, el usuario del Zune se ha de registrar con un ID en el portal. Si ya tiene un e-mail de Hotmail o el Passport Messenger de Windows, lo puede utilizar para darse de alta.

El proceso es sencillo, pero laborioso. Piden quizá demasiada información, como número de teléfono, dirección, etc. Y -en el caso del que escribe- dio algunos errores en el proceso que obligaron a repetir los pasos varias veces.

Zune Marketplace

Ya con la cuenta creada en el portal de descargar Marketplace, y desde el mismo programa desde el que se pasan las canciones al reproductor, dos son las formas fundamentales de adquirir música:

1. Comprando directamente canciones, por 79 puntos de Microsoft cada una que, en realidad, son 99 centavos de dólar, el precio estándar de la música descargada en línea.

2. Suscribiéndose por una cuota mensual de $14.99 que da acceso a todo el repertorio de canciones de Marketplace. "Millones" de canciones, según el sitio.

publicidad

Mientras se es suscriptor se pueden descargar y escuchar las canciones, pero no que quemarlas en un CD.

En el momento en que se deja de ser suscriptor, las canciones expiran. Para "poseer" una canción hay que comprarla con los puntos Microsoft.

Incompatible con otros reproductores

Si Apple es criticado porque las canciones compradas en iTunes sólo se pueden escuchar en el iPod o en una computadora, Zune y Marketplace tienen la misma restricción.

En resumen, el Zune es un digno competidor del segmento de los reproductores digitales de amplia capacidad. Su pantalla de tres pulgadas, la radio fm y la conexión wireless para intercambiar contenidos con otros zunes son capacidades que no tiene el iPod. Los usuarios dirán si la red social alrededor del Zune tiene éxito o no.

De cualquier modo, Apple se adelantó a todos, así que Microsoft tiene mucho trabajo por delante para recuperrar el terreno perdido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad