publicidad

El Vaticano sanciona a un sacerdote mexicano por pederasta

El Vaticano sanciona a un sacerdote mexicano por pederasta

El Vaticano ordenó una sanción al sacerdote Eduardo Córdova, acusado de abusos sexuales contra menores.

El Vaticano confirmó que ordenó aplicar una sanción contra el sacerdote mexicano Eduardo Córdova, acusado de abusos sexuales contra menores en la arquidiócesis del central estado mexicano de San Luis Potosí.

Sin embargo, la sede católica aclaró que se trata de una “medida cautelar” contra Córdova, ya que su juicio eclesiástico aún no ha concluido.

Fuentes del Vaticano revelaron a Notimex que la Congregación para la Doctrina de la Fe pidió al arzobispo de la arquidiócesis de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, limitar el ministerio sacerdotal de Córdova, quien está siendo sometido a un proceso.

 

Cero tolerancia del Papa Francisco contra sacerdotes pederastas /Univision

Los tribunales vaticanos ya habían estudiado el caso de ese presbítero en 1998, como consecuencia de una denuncia, pero tras la investigación realizada en San Luis Potosí, se había desestimado por falta de méritos.

El expediente del caso de Córdova quedó en suspenso, debido a que nadie apeló o interpuso recurso alguno.

No obstante, el año pasado se reinició el proceso a causa de una nueva denuncia contra Córdova (relacionada con el mismo caso) y el análisis de la misma llevó a la aplicación de la medida cautelar comunicada por la Arquidiócesis de San Luis Potosí.

La medida cautelar fue aplicada porque las pruebas aportadas por los denunciantes tienen importantes niveles de verosimilitud, indicaron las fuentes.

publicidad

El Vaticano suele dejar en manos de los obispos de cada país la comunicación pública de sanciones o medidas aplicadas contra sacerdotes acusados de abuso, como ocurrió con los casos de Fernando Karadima en Chile o Nicolás Aguilar en México.

Por esa razón, la sala de prensa del Vaticano no emitió comunicado oficial alguno. Todos los procesos de “delicta graviora” (delitos graves de los sacerdotes) son manejados con el máximo hermetismo y están siempre vinculados al secreto profesional.

En el caso de Córdova, los tribunales papales sólo han estudiado un señalamiento y no 100, como trascendió en la prensa mexicana.

Las fuentes consultadas aseguraron que el arzobispo Cabrero Romero respondió a las directivas del Vaticano en tiempo y forma, según las pruebas a disposición.

Entre otras cosas, la Arquidiócesis de San Luis Potosí expresó apertura para colaborar con la justicia civil en la investigación, como lo recomiendan diversas líneas de la guía de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad