publicidad
.

El Vaticano no tiene fecha para la beatificación de Juan Pablo II logo-n...

El Vaticano no tiene fecha para la beatificación de Juan Pablo II

El Vaticano no tiene fecha para la beatificación de Juan Pablo II

La beatificación del Papa Juan Pablo II se demorará debido a que aún no se han completado todos los pasos.

Falta el decreto clave

CIUDAD DEL VATICANO - La beatificación del Papa Juan Pablo II se demorará debido a que aún no se han completado todos los pasos necesarios previstos por la Iglesia católica, explicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

El vocero del Papa Benedicto XVI desmintió así la noticia publicada por el diario italiano La Repubblica en la que se asegura que la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II tendrá lugar en abril o mayo de 2010.

"Seguramente será beatificado, pero aún no se han completado todas las etapas, falta inclusive el decreto que certifica el milagro", aseguró el religioso.

"No tenemos previsto anuncios inminentes sobre ese tema", dijo.

Proceso en plazo récord

El proceso de beatificación, primer paso para ser declarado santo, fue abierto en un plazo récord por su sucesor, Benedicto XVI, tan sólo dos meses después de su muerte, ocurrida en abril del 2005.

Venerado ya en vida por los católicos, Juan Pablo II deberá unirse a la larga lista de beatos del cristianismo en un plazo más largo, debido sobre todo a la cantidad de documentos que hay que examinar.

El papa Benedicto XVI realizará además en mayo próximo un viaje a Portugal, recordó Lombardi, quien desmintió igualmente que Roma y Cracovia luchen por ser la sede de la beatificación de Juan Pablo II.

publicidad

Papa de todo el mundo

"El Papa es el Papa y pertenece a la Iglesia universal", subrayó Lombardi, rechazando la posibilidad de que la ceremonia de beatificación se celebre en Cracovia, la ciudad polaca de la que Karol Wojtyla fue arzobispo de 1963 hasta 1978, año en el que fue elegido pontífice.

"Hay mucha expectativa por la beatificación, estamos avanzando, pero sin apuros excesivos", comentó Lombardi.

Pese a las aclaraciones del vocero papal, el diario La Repubblica aseguró que existe un grupo de partidarios en Roma y otro en Cracovia para que Karol Wojtyla sea proclamado beato en una u otra ciudad en la primavera de 2010.

El grupo de Roma es mucho más institucional, más ligado a la Curia vaticana y ya está organizando el acto con la alcaldía de la capital para celebrar la canonización en la plaza de San Pedro, aseguró el matutino.

El 13 de mayo de 1981

El Papa Juan Pablo II gobernó la Iglesia Católica por más de 25 años, entre octubre de 1978 y abril de 2005, y realizó más de 100 viajes apostólicos por el mundo, entre ellos varios países latinoamericanos incluyendo República Dominicana, México, Guatemala y Chile.

En su largo pontificado vivió guerras (entre otras la invasión de Kuwait por parte de Irak, la del Golfo Pérsico, los Balcanes, la de Afganistán y la guerra en Irak), la caída del régimen comunista de Polonia, la desaparición de la ex Unión Soviética y el fin de la guerra fría.

publicidad

Pero hubo una fecha que quedó marcada en su reinado, el 13 de mayo de 1981, cuando un hombre armado de una pistola le disparó ante miles de fieles en la Plaza de San Pedro dejándolo al borde de la muerte.

Uno de sus asistentes se le acercó al oído inmediatamente después de los disparos, le sujetó la cabeza con su mano derecha y preguntó: "¿Dónde?". El Obispo de Roma respondió: "En el vientre". Eran las 17:17 horas.

El secretario del Papa

La cita de lo ocurrido aquel día fue compartida por el entonces monseñor Stanislaw Dziwisz (hoy en día cardenal de), Secretario del Papa Wojtyla, durante un discurso pronunciado en la Universidad Católica de Lublin, Polonia, cuando recibió un doctorado "honoris causa", en Teología, veinte años más tarde, el 13 de mayo de 2001.

Dziwisz permaneció junto al Papa desde la década de los 60, cuando el Pontífice era Arzobispo de Cracovia, la segunda ciudad más importante de Polonia después de Varsovia, la capital polaca.

Según los biógrafos del Vaticano, Dziwisz fue el hombre que salvó la vida del Papa, porque fue él quien dispuso que el Sumo Pontífice fuera trasladado al Policlínico Gemelli después de haber sido mortalmente herido de bala.

El mes de mayo de 1981 fue particularmente turbulento para Europa, en especial para Polonia e Italia. El primero se enfrentaba a la amenaza de una invasión por parte de la ya desaparecida URSS, mientras que el segundo discutía una controvertida ley de aborto, iniciativa a la que se oponía rotundamente El Vaticano.

publicidad

"Para el 13 de mayo estaba anunciada una gran manifestación convocada por el partido comunista", explicó Dziwisz. "Ese mismo día el Papa debía fundar el Instituto de estudios sobre matrimonio y familia en la Pontificia Universidad Lateranense, y crear en la Sede apostólica el Consejo pontificio para la familia".

La hora de la muerte

A las cinco de la tarde, en la Plaza de San Pedro, debía tener lugar la tradicional audiencia general de los miércoles. Mientras daba la segunda vuelta, en un automóvil blanco descapotable, "se escucharon los disparos", relató Dziwisz.

Alí Mehmet Agca, un asesino profesional, disparó con una pistola e hirió al Santo Padre en el vientre, en el codo derecho y en el dedo índice de su mano izquierda.

"Uno de los proyectiles traspasó el cuerpo del Papa y el plomo cayó entre el Pontífice y yo", relató el obispo. "Escuché dos tiros. Las balas hirieron a otras dos personas que se encontraban en la plaza. A mí no me alcanzaron, aunque tenían tanta fuerza que podían atravesar a varias personas. Pero no me alcanzaron".

La multitud gritaba, lloraba y rezaba. Los oficiales de la Guardia Suiza rodearon el automóvil del Papa, mientras el obispo Dziwisz le sujetaba la cabeza y lo acomodaba en el asiento trasero del 'papamóvil'.

"Él me dijo: me duele"

publicidad

"Le pregunté al Santo Padre: ¿Dónde? Él me respondió: En el vientre. Yo volví a preguntar: ¿Le duele? Y él dijo: Me duele".

Dziwisz dijo que aquellos momentos fueron "dramáticos". Y agregó: "No había tiempo para pensar; no había un médico al alcance de la mano. Una sola decisión equivocada podía tener efectos catastróficos. No intentamos prestarle los primeros auxilios, ni pensamos en llevar al herido a su apartamento. Cada minuto era precioso. Así, inmediatamente lo introdujimos en la ambulancia [que siempre estaba estacionada detrás de la Plaza de San Pedro] y a gran velocidad nos dirigimos al Policlínico Gemelli".

El Herido primero fue trasladado a una habitación del piso décimo, reservada a los casos especiales, y desde allí inmediatamente fue llevado a la sala de operaciones.

Tres meses más tarde

La situación era extremadamente seria. El Papa se estaba desangrando, y la sangre destinada a transfusiones no correspondía al grupo sanguíneo del Papa.

"Pero en el policlínico se encontraron médicos con el mismo grupo sanguíneo, los cuales, sin dudarlo, dieron sangre al Papa para salvarle la vida", contó Dziwisz.

El 15 de agosto de 1981, tres meses después del atentado, el Papa fue dado de alta.

"Cuando fue a visitar a la cárcel al hombre que le disparó, Alí Agca, éste sólo le interesaba conocer el misterio de Fátima", contó Dziwisz.

publicidad

El Secretario recordó que Agca estaba "turbado, confundido y no entendía la fuerza que lo había superado en la plaza el 13 de mayo. Él había apuntado bien, la víctima cayó, pero quedó viva".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad