publicidad

El Vaticano libera a la activista de Femen, pero prohíbe su acceso al Estado

El Vaticano libera a la activista de Femen, pero prohíbe su acceso al Estado

Quedó en libertad la mujer que descubrió sus senos en la Plaza de San Pedro y tomó la estatua del Niño Jesús.

La Santa Sede dejó en libertad a una activista ucraniana que descubrió sus senos en la Plaza de San Pedro el día de Navidad y tomó la estatua del Niño Jesús del pesebre exterior.

El vocero, reverendo Federico Lombardi, dijo que el fiscal de la Santa Sede se reunió con la ucraniana Iana Aleksandrovna Azhdanova el sábado y la dejó en libertad. También le ordenó que jamás regrese a la ciudad estado del Vaticano, que incluye la plaza y la Basílica de San Pedro, ni a ninguna de sus propiedades extramuros, informó The Associated Press.

La activista de Femen gritó "Dios es mujer" al descubrirse los senos en la plaza el jueves, una hora después del saludo y bendición del papa Francisco a miles de fieles. Un gendarme la cubrió con su capa y la llevó presa.

Además, recuerda la Agencia France Press, la mujer trató de sustraer la estatua del niño Jesús. La activista fue arrestada y puesta bajo custodia, enfrentándose a un juicio por "ultraje, actos obscenos en un lugar público y robo". Pero las autoridades judiciales del Estado papal han optado finalmente por prohibir su entrada en el Vaticano y en cualquier otra propiedad de la iglesia.

Lombardi había asegurado el viernes que el Vaticano se tomaba "con extrema seriedad la protesta de Femen, dada su configuración y circunstancias, que ofenden intencionalmente el sentimiento religioso de mucha gente".

publicidad

Mientras que Azhdanova ha sido liberada, el empresario italiano Marcello di Finizio, que fue arrestado el viernes por escalar la fachada de San Pedro, continuaba detenido el sábado, pendiente de ser interrogado por un juez.

Di Finizio protestaba contra una nueva directiva europea que impone a Italia la subasta de las concesiones de playa a partir de 2015, una ley que amenazaría la supervivencia de su balneario cerca de Trieste, en la costa noreste italiana.

No es la primera vez que una simpatizante de Femen protesta en el Vaticano, agrega la agencia Efe.

El pasado 14 de noviembre tres manifestantes de este movimiento acudieron a la plaza vaticana, igualmente con el torso descubierto, aunque en aquella ocasión fue para mostrar su rechazo a la visita del papa Francisco al Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).

Femen es una organización feminista de origen ucraniano cuyas militantes se han hecho famosas en todo el mundo por sus acciones callejeras en "top-less" en defensa de los derechos de las mujeres.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad