publicidad
Un ucraniano que secuestró un avión de Ucrania a Turquía pretendía liberar opositores del gobierno.

El secuestrador de avión pretendía liberar reos en Ucrania

El secuestrador de avión pretendía liberar reos en Ucrania

Un ucraniano que secuestró un avión de Ucrania a Turquía pretendía liberar opositores del gobierno. 

Un ucraniano que secuestró un avión de Ucrania a Turquía pretendía liber...
Un ucraniano que secuestró un avión de Ucrania a Turquía pretendía liberar opositores del gobierno.

Iba por opositores del gobierno

publicidad

Un ucraniano que secuestró un avión de Ucrania a Turquía con la intención de desviarlo a Sochi, Rusia, justo cuando los Juegos Olímpicos de invierno estaban comenzando, buscaba la liberación de opositores del gobierno que están presos en su país, dijeron las autoridades.

El ministro de Transporte de Turquía insinuó que el hombre actuó solo y que posiblemente no tenga vínculos con grupos terroristas, informó The Associated Press.

El viernes, el hombre de 45 años, identificado por la prensa turca como Artem Hozlov, aseguró traer una bomba y trató de desviar a Sochi el vuelo de Pegasus Airlines, que partió de Járkov, Ucrania.

Sometido en Estambul

La tripulación lo engañó y la aeronave aterrizó cerca de Estambul, donde fue sometido por policías que subieron sigilosamente al avión. Las autoridades no encontraron bomba alguna.

¿Qué opinas de las intenciones de este hombre? Participa en nuestros Foros.

El secuestro ocurrió mientras miles de atletas de todo el mundo caminaban por un iluminado estadio en Sochi, en medio de alertas de que los Juegos Olímpicos podrían ser un blanco terrorista.

La televisora turca TRT informó que la policía sigue tratando de determinar si Hozlov tiene nexos con algún grupo terrorista. No está claro cuándo podrían levantarle cargos.

Amenaza de bomba para desviar avión a Sochi Univision

"Creemos que fue cosa de un individuo", dijo el ministro de Transporte de Turquía, Lutfi Elvan, a los reporteros sobre la pregunta de si se trató de un acto terrorista. "Podría estar relacionado con Ucrania... Nuestros colegas dicen que no es un asunto grave". En Ucrania ha habido violentas protestas contra el gobierno desde hace dos meses.

Maxim Lenko, jefe de investigaciones del Servicio de Seguridad de Ucrania, dijo que el habitante de Járkov quiso desviar el avión a Sochi donde el presidente ruso Vladimir Putin y el ucraniano Viktor Yanukovych se iban a reunir en el marco de las Olimpiadas.

"El pasajero demandó la liberación de los rehenes' en Ucrania", dijo Lenko, en referencia a las personas que han sido detenidas en las protestas. "De lo contrario, amenazó con volar el avión".

publicidad

La televisora truca NTV, citando a un pasajero no identificado, dijo que el detenido estaba pidiendo la liberación de los prisioneros en Ucrania, al igual que la de la ex primera ministra Yulia Tymoshenko, la principal enemiga de Yanukovych y quien purga una pena de siete años de prisión por cargos de abuso de poder.

Un secuestrador borracho amenazó la inauguración de juegos olímpicos de invierno Univision

Las enormes movilizaciones comenzaron cuando Yanukovych rechazó un acuerdo para profundizar los lazos con los 28 países de la Unión Europea, a cambio de recibir un préstamo de Rusia de 15,000 millones de dólares. Muchos ucranianos se sienten agraviados por la persistente sombra rusa sobre Ucrania.

Las protestas rápidamente comenzaron a exigir la renuncia del presidente y a denunciar la violencia policial después de la brutal dispersión de algunas movilizaciones, que comenzaron de forma pacífica.

Sochi pudo ser olímpica antes

Por otro lado, la agencia Efe apunta que la ciudad rusa de Sochi ya pudo ser olímpica en 1998, pero las autoridades soviéticas concluyeron que el coste de la organización era desorbitado, por lo que descartaron presentar su candidatura ante el COI.

publicidad

Según unos documentos secretos del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) ahora desclasificados, las autoridades escogieron a Sochi tras descartar Alma Atá (Kazajistán) y Bakuriani (Georgia).

Los trajes más llamativos de Sochi

Al parecer, el presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, animó a los dirigentes soviéticos, a los que conocía de sus tiempos como embajador español en Moscú, a presentar la candidatura para los Juegos de Invierno de 1998, que a la postre acogió Nagano (Japón).

Otro argumento a favor era el éxito organizativo y económico que supuso para la socialista Yugoslavia la organización de los Juegos de Invierno de Sarajevo en 1984.

Los documentos cedidos por el Archivo Estatal de Rusia muestran que los dirigentes soviéticos cifraron en 650 millones de rublos el dinero necesario para satisfacer las exigencias del COI en materia de instalaciones deportivas e infraestructuras.

Los documentos datan de 1989, dos años antes de la desintegración soviética y cuando el país tenía graves problemas de liquidez, lo que hizo imposible costear la construcción de un gran estadio, varios pabellones, hoteles y carreteras.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad