publicidad
La responsable de las operaciones humanitarias de la ONU, Valerie Amos.

El régimen sirio de acuerdo con una 'misión preliminar'

El régimen sirio de acuerdo con una 'misión preliminar'

Valerie Amos declaró que logró un acuerdo con el régimen sirio para una "misión de evaluación humanitaria preliminar".

La responsable de las operaciones humanitarias de la ONU, Valerie Amos.
La responsable de las operaciones humanitarias de la ONU, Valerie Amos.

Gente necesita ayuda urgente

La responsable de las operaciones humanitarias de la ONU, Valerie Amos, declaró el viernes en Ankara que logró un acuerdo con el régimen sirio para una "misión de evaluación humanitaria preliminar" en las zonas de conflicto en Siria.

"Logramos un acuerdo para una misión humanitaria de evaluación preliminar conjunta en las zonas donde la gente necesita asistencia urgente", dijo de regreso de una visita en Siria.

Esta misión implicaría a las agencias de la ONU y a las autoridades sirias, añadió.

Al indicar que esta iniciativa sería sólo un "primer paso", la responsable insistió sobre la necesidad de "un arreglo fuerte y sostenido para hacer posible que las organizaciones humanitarias tengan acceso" a la población afectada por la violencia.

publicidad

"Una proposición fue entregada a la administración siria y les pido considerar este asunto con mucha urgencia", añadió Amos, quien reiteró que está "anonadada al constatar que las partes de la ciudad siria de Homs (centro) visitadas el miércoles se encontraban totalmente devastadas".

"No hay nadie allí y las personas que están ahí buscaban sus pertenencias. Es importante saber lo que pasó", agregó.

Según un último balance del Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH), la violencia causó 8.458 muertos, en su mayoría civiles, desde el inicio de la revuelta hace cerca de un año.

Antes de la visita de Kofi Annan

Por otro lado, al menos 32 civiles murieron el viernes en Siria, donde las fuerzas del régimen lanzaron una ofensiva en la provincia de Idleb (noroeste), un día antes de la llegada a Damasco del emisario internacional Kofi Annan.

Como todos los viernes desde marzo de 2011, decenas de miles de sirios salieron a las calles para denunciar al régimen de Bashar al Asad, en especial en Alepo (norte), donde hubo la mayor movilización desde hace un año, informaron militantes y la OSDH.

Antes de su llegada a Damasco el sábado, el emisario de la ONU y de la Liga árabe para Siria, Kofi Annan, consideró que "la solución última reside en una solución política" y advirtió contra una mayor militarización, que agravaría la situación, coincidiendo con lo que desde hace semanas considera Estados Unidos.

publicidad

En un nuevo contratiempo para el régimen, tras la renuncia de un viceministro, unos diez oficiales de alto rango del ejército, entre ellos generales, desertaron y llegaron el viernes a Turquía, según la agencia oficial turca Anatolia y la oposición siria.

Los militares estaban en funciones en bases de Damasco, Homs (centro) y Latakia (noroeste), precisó la agencia, citando fuentes locales en Turquía, donde encontraron refugio unos 12.000 sirios desde marzo de 2011, cuando estalló la revuelta contra el régimen de Bashar al Asad.

En el plano diplomático, Rusia, aliada desde hace tiempo del régimen de Bashar al Asad, anunció que se opone al nuevo proyecto de resolución del Consejo de seguridad de la ONU contra Siria, al considerarla como "desequilibrada".

Esta advertencia ocurre cuando está prevista para el sábado una reunión sobre Siria en El Cairo entre el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, y sus homólogos de los países de la Liga árabe, algunos de los cuales se mostraron muy críticos respecto a la posición de Rusia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad