publicidad

El primer ministro griego dimite y convoca elecciones

El primer ministro griego dimite y convoca elecciones

Alexis Tsipras ha anunciado su dimisión en medio de un ambiente de gran división interna dentro de su partido y ha llamado a elecciones anticipadas.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha anunciado este jueves su dimisión en medio de un ambiente de gran división interna dentro de su partido, Syriza, debido al tercer rescate para el país. Además, ha llamado a la celebración de elecciones anticipadas.

"Mi mandato del 25 de enero ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no", dijo Tsipras en un mensaje televisado en la televisión pública griega.

Funcionarios dijeron que los comicios podrían celebrarse el 20 de septiembre.

Tsipras debe presentar su renuncia al presidente, una formalidad necesaria para pedir elecciones anticipadas.

Desde que el primer ministro enfrentó una rebelión dentro de su partido Syriza por una votación en el Parlamento la semana pasada, se rumoraba que el gobierno podría llamar a elecciones anticipadas o bien someterse a una votación de confianza.

Sin embargo, Tsipras había dicho que su prioridad era conseguir el primer tramo financiero del nuevo plan de rescate y hacer un pago de sus deudas con el Banco Central Europeo. El gobierno cumplió ambos pasos el jueves.

"La certeza es que ha surgido la necesidad de elecciones", dijo el ministro de Energía y Medio Ambiente Panos Skourletis a la televisión estatal horas antes el jueves.

Dijo que hay dos razones por realizar elecciones anticipadas, las cuales se realizarían apenas nueve meses después de que el gobierno llegara al poder. La primera es que decenas de legisladores del partido de izquierda Syriza, de Tsipras, votaron contra el gobierno en relación al acuerdo de rescate. El gobierno "ha perdido su mayoría (en el Parlamento) y uno puede evitar esto", dijo Skourletis.

La otra razón es que Syriza es parte de un gobierno que tiene que poner en práctica un programa que difiere frente a la agenda política para la que fue elegido.

Tsipras y su coalición de gobierno hicieron un giro radical de política con la aceptación de unas condiciones estrictas de austeridad en el presupuesto, que los acreedores habían exigido a cambio del programa de rescate de tres años, por un total de 86.000 millones de euros (96.000 millones de dólares).

Tsipras y Syriza llegaron al poder en enero prometiendo desechar tales recortes de gastos y aumentos de impuestos.

Desde entonces, el primer ministro ha dicho que la aceptación de los términos era la única manera de asegurarse de que el país permaneciera en la zona euro, lo que según las encuestas de opinión es lo que la gran mayoría de la población quiere.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad