publicidad
El presidente Francois Hollande disolvió el gobierno el lunes al surgir fuertes discusiones entre su gabinete en torno a las políticas económicas.

El presidente de Francia reestructura su gobierno tras rebelión interna

El presidente de Francia reestructura su gobierno tras rebelión interna

El primer ministro francés anunció su dimisión. El presidente le encargó la formación del nuevo gobierno.

El presidente Francois Hollande disolvió el gobierno el lunes al surgir...
El presidente Francois Hollande disolvió el gobierno el lunes al surgir fuertes discusiones entre su gabinete en torno a las políticas económicas.

Tras un fin de semana marcado por las críticas de Arnaud Montebourg, ministro de finanzas, llegó la sanción: el jefe del Gobierno Manuel Valls presentó al presidente socialista francés, François Hollande, la dimisión en bloque de su ejecutivo durante una reunión.

Valls tiene ahora la tarea de formar, de aquí al martes, un "equipo coherente con las orientaciones" definidas por Hollande.

"Su composición será anunciada mañana", informó Hollande en un escueto comunicado difundido después de que este fin de semana los ministros de Economía y de Educación, Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, respectivamente, criticaran públicamente la política del Ejecutivo.

publicidad

El nuevo ejecutivo deberá estar formado por “un equipo en coherencia con las orientaciones que él mismo (Manuel Valls) ha definido para nuestro país”, precisó un comunicado de Palacio del Elíseo.

El gabinete actual de gobierno fue formado el pasado mes de marzo luego de la derrota de los socialistas en las elecciones municipales, de la cual fue nombrado nuevo primer ministro Manuel Valls, miembro del Partido Socialista francés (PSF).

La raíz de las críticas

El primer ministro francés, Manuel Valls, se había propuesto recortar 50 mil millones de euros ($66 mil millones de dólares) en tres años.

Sin embargo, voces internas en el partido socialista y en el gobierno, consideran que Francia necesita la política contraria y debería apostar por aumentar el gasto público para estimular el crecimiento y el consumo y reducir el desempleo.

Las críticas del ministro de Economía fueron mal recibidas por el primer ministro galo. Fuentes cercanas a Valls revelaron a la prensa que consideraba que el titular de Economía había franqueado con sus comentarios “la línea amarilla”.

En una entrevista publicada el sábado por el diario Le Monde, Montebourg criticaba la línea económica de Valls y Hollande, ambos socialistas como él.

"Alemania ha caído en la trampa de la política de austeridad que ha impuesto a toda Europa", declaró. "Francia no tiene vocación de alinearse con los axiomas ideológicos de la derecha alemana", dijo Montebourg.

publicidad

"No podemos permitirnos ceder más", dijo el ministro, conocido por sus críticas, que más de una vez han puesto en un aprieto al gobierno y que pidió "alzar el tono" frente a Alemania.

Ante esta situación, parece muy poco probable que Montebourg, de 51 años, permanezca en el gobierno, donde llevaba las riendas de una gran cartera económica desde la pasada primavera.

Francia básicamente no ha tenido crecimiento económico este año, el desempleo supera el 10%, con 3,398 millones de ciudadanos sin trabajo, y la tasa de aprobación del desempeño de Hollande ha bajado a poco más de 10%. El país está bajo presión de la Unión Europea para poner orden en su área financiera, pero el ministro de Economía Arnaud Montebourg ha cuestionado la austeridad solicitada por la UE.

Con informacion de Efe, AFP y Notimex

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad