publicidad
Adolf Eichmann en la prisión israelí de Remle, en 1961, durante el proceso judicial que lo condenó a morir en la horca un año después, en 1962.

El paradero de Eichmann no era secreto

El paradero de Eichmann no era secreto

El servicio secreto alemán sabía desde 1952 que Adolf Eichmann, un oficial de las SS nazis buscado por su responsabilidad en el Holocausto judío, vivía refugiado en Argentina.

Adolf Eichmann en la prisión israelí de Remle, en 1961, durante el proce...
Adolf Eichmann en la prisión israelí de Remle, en 1961, durante el proceso judicial que lo condenó a morir en la horca un año después, en 1962.

Servicio secreto alemán sabía dónde estaba en fugitivo nazi

BERLIN - El servicio secreto alemán sabía desde 1952 que Adolf Eichmann, un oficial de las SS nazis buscado por su responsabilidad en el Holocausto judío, se había refugiado en Argentina tras la Segunda Guerra Mundial, reveló este sábado el diario alemán Bild.

Eichmann, teniente coronel de las SS, responsable de la logística para la deportación de los judíos, fue arrestado por los estadounidenses tras el fin de la guerra pero consiguió fugarse.

Luego de vivir clandestinamente en Alemania durante varios años, en 1950 se refugió bajo una falsa identidad en Argentina, donde los servicios secretos israelíes lo encontraron y secuestraron en 1960. Fue juzgado en Israel, condenado a muerte y ahorcado en 1962.

publicidad

Con nombre y apellido

"Eichmann no se encuentra en Egipto, sino que vive bajo el nombre falso de Clemens en Argentina", se puede leer en un ficha del servicio de inteligencia alemán fechada en 1952 y que reproduce parcialmente el diario alemán de gran tirada.

En esa época, Eichmann utilizaba el nombre de "Ricardo Klement", señala Bild, según el cual los servicios alemanes nada hicieron para arrestar al criminal de guerra.

Según documentos de la CIA estadounidense desclasificados en 2006, al parecer los responsables alemanes esperaron hasta 1958 para informar a sus pares norteamericanos del lugar donde se ocultaba el ex oficial nazi.

El gobierno se resiste

La Cancillería alemana, de la que dependen los servicios secretos, se opone a hacer públicos los documentos relacionados con nazis en fuga, afirmando que eso podría perjudicar la política de Berlín en Medio Oriente, o la colaboración con los servicios de inteligencia extranjeros.

Pero a fines de abril de 2010, la Corte Administrativa Federal de Leipzig, a la que había recurrido un periodista que trabajaba en Argentina y quería consultar 3.400 páginas de archivos del BND (servicio de inteligencia alemán) de los años 1950 y 1960 sobre Eichmann, juzgó que las razones presentadas hasta ahora había quedado superadas.

El tribunal autorizó sin embargo a la Cancillería a presentar nuevas razones para mantener el secreto de esos archivos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad