publicidad
.

El papa Francisco terminó visita de tres días a Turquía logo-noticias.6b...

El papa Francisco junto al patriarca ortodoxo Bartolomé I.

El papa Francisco terminó visita de tres días a Turquía

El papa Francisco terminó visita de tres días a Turquía

El sumo pontífice abandonó Turquía este domingo con destino a la capital italiana tras su visita a Estambul.

El papa Francisco junto al patriarca ortodoxo Bartolomé I.
El papa Francisco junto al patriarca ortodoxo Bartolomé I.

El papa Francisco abandonó Turquía este domingo con destino a Roma desde el aeropuerto de Estambul, última etapa de un viaje de tres días que le llevó además a la capital, Ankara.

El avión papal despegó poco después de las 5 p.m. y aterrizó en el aeropuerto romano de Ciampino a las 18:30 locales (17:30 GMT), procedente de Turquía, donde ha efectuado de una gira de tres días con encuentros con las autoridades turcas y representantes de las comunidades musulmana, ortodoxa y judía.

Antes de partir, el papa pidió a la comunidad internacional que "dé una respuesta apropiada" a los ataques contra cristianos en países de Oriente Medio. La petición la hizo junto con el patriarca ortodoxo Bartolomé I.

publicidad

Ambos protestaron por lo que denominaron "un Oriente Medio sin cristianos" en alusión a la violencia cometida contra los fieles de esa religión en conflictos en países del área, citó Efe en otro parte informativo.

Contra la indiferencia

"No podemos resignarnos a un Oriente Medio sin cristianos, que han profesado el nombre de Jesús allí durante dos mil años", dijeron ambos líderes religiosos en una declaración conjunta que firmaron en Estambul.

Los dos manifestaron en concreto su preocupación por los sucesos de violencia contra cristianos "en Irak, Siria y en todo el Oriente Medio".

Y dijeron: "muchos de nuestros hermanos y hermanas están siendo perseguidos y han sido expulsados con violencia de sus hogares. Parece incluso que se ha perdido el valor de la vida humana, que la persona humana ya no importa y que puede sacrificarse a otros intereses".

"Y, de manera trágica, todo esto choca con la indiferencia de muchos", aseguraron el papa y el patriarca.

Exigieron por lo tanto que la comunidad internacional dé "una respuesta apropiada" para acabar con "la terrible situación de los cristianos y de todos los que sufren en Oriente Medio".

El camino hacia la comunión

La firma de la declaración se produjo después de que ambos bendijeran a los fieles desde el balcón del Palacio Patriarcal tras asistir a la divina liturgia en la catedral ortodoxa de San Jorge, a la que fue invitado el papa Bergoglio.

publicidad

Francisco confirmó que, como máximo responsable de la iglesia católica, pretende lograr la reunificación con los ortodoxos después de mil años de separación, en el último día de su visita a Turquía.

A esto, el Vaticano lo calificó como "fuerte impulso" sobre el camino hacia la unión entre ortodoxos y católicos.

Así lo manifestó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, quien comentó las palabras del pontífice, que hoy dijo en Estambul que la iglesia católica "no pretende imponer ninguna exigencia, salvo la profesión de fe común" a la ortodoxa para intentar alcanzar la unión entre ambas.

Recordó a las víctimas de Nigeria

Francisco condenó también el domingo en Turquía los mortíferos ataques del viernes contra una mezquita en el norte de Nigeria, calificándolos de "pecado extremadamente grave contra Dios".

"Pienso con profundo dolor en todas las víctimas de este atentado insensato e inhumano que golpeó a los fieles musulmanes", declaró el pontífice en un discurso pronunciado en Estambul tras presenciar una "divina liturgia" del patriarca ortodoxo Bartolomeo I, añadió la Agencia France Press.

Al menos 120 personas murieron y otras 270 fueron heridas en varios ataques simultáneos, en los que dos personas se inmolaron y varios pistoleros abrieron fuego contra las personas que asistían a la oración del viernes en la Gran Mezquita de la ciudad de Kano.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Un día después de la toma de posesión en la capital de Estados Unidos, una concentración de cientos de miles le robó protagonismo al nuevo presidente. No solo eso, los manifestantes buscaron -llenando las calles de Washington DC- trazar claros límites al máximo funcionario del país.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
publicidad