publicidad

El papa Francisco proclamó beato al papa Pablo VI

El papa Francisco proclamó beato al papa Pablo VI

"La grandeza del beato Pablo VI resplandece en su humildad", dijo el papa al elogiarlo en la ceremonia.

Es beatificado el Papa Pablo VI /Univision

El papa Francisco proclamó beato este domingo a Pablo VI durante una misa multitudinaria en la Plaza de San Pedro, en la que recordó cómo el pontífice que concluyó el Concilio Vaticano II "condujo a la Iglesia con sabiduría y visión de futuro".

"Pablo VI, en el momento en que estaba surgiendo una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría y con visión de futuro -y quizás en solitario- el timón de la barca de Pedro sin perder nunca la alegría y la fe en el Señor", dijo Francisco durante la homilía de la beatificación, informa la agencia Efe.

Pablo VI fue beatificado durante una ceremonia que también clausuró el Sínodo extraordinario de la familia celebrado en estos días en el Vaticano, ya que fue el papa Giovanni Montini quien instituyó este organismo de consulta.

Concluye Sínodo de la Familia en el Vaticano /Univision

La multitudinaria ceremonia

Durante la homilía, Francisco calificó a Pablo VI como "valiente cristiano", por predicar el diálogo con el mundo moderno y crear en 1965 los sínodos o asambleas de obispos para democratizar y modernizar a la Iglesia.

"La grandeza del beato Pablo VI resplandece en su humildad", dijo el papa al elogiarlo como el "gran timonel" del Concilio Vaticano II, la persona que "en el momento en que estaba surgiendo una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría y visión de futuro -quizás en solitario- el timón de la barca de Pedro", explicó, de acuerdo a la cita de la Agencia France Press.

Con palabras claras y directas, Francisco reivindicó ante la jerarquía de la Iglesia que asistía a la ceremonia que "Jesús no tiene miedo a las novedades, por eso continuamente nos sorprende llevándonos por caminos nuevos e imprevisibles. Nos renueva, nos hace siempre nuevos", dijo.

publicidad

El santo padre habló también de los cambios que está impulsando dentro de la Iglesia, al recordar que el sínodo de obispos que se clausura este domingo "ha sido una gran experiencia" porque "renueva sin cesar a la Iglesia, llamada a hacerse cargo de las heridas abiertas y devolver la esperanza a tantas personas que la han perdido", subrayó.

Miles de italianos provenientes de Brescia, la ciudad de nacimiento de Montini, acudieron a la beatificación bajo un sol rutilante.

Durante la ceremonia fue colocada en el altar la reliquia del nuevo beato, la camiseta ensangrentada que llevaba puesta cuando fue víctima de un atentado protagonizado por un desequilibrado en Filipinas, en noviembre de 1970.

Una enorme pancarta, con la foto del nuevo beato con los brazos abiertos, lucía en la fachada de la basílica.

El pontífice que decretó que el uso del preservativo y de la píldora anticonceptiva eran pecado, fue el primero en viajar a los cinco continentes. También fue el primero en visitar Tierra Santa y el primero en hablar en las Naciones Unidas.

El milagro que se le atribuye

Efe recuerda que el milagro atribuido a la intercesión de Pablo VI, y que le permitió ser beatificado, fue la curación de un feto a principios de la década de 1990 en California. Después de que se diagnosticase que tenía graves problemas cerebrales, la madre se negó a abortar y el niño nació sin problemas.

publicidad

Antes de iniciar la celebración, Francisco saludó al papa emérito Benedicto XVI, quien asistió a esta beatificación, pues fue Pablo VI quien le nombró cardenal.

Los 13 Papas beatificados

Efe detalló en otro parte informativo que el primer pontífice declarado beato fue el italiano Víctor III, cuyo papado duró alrededor de un año, 1086-1087.

Le siguieron el francés Urbano II, papa entre 1088 y 1099 que también fue beatificado; Eugenio III (1145-1153) elevado a la gloria de los altares por el papa Pío IX en 1872; el italiano Gregorio X obispo de Roma entre 1272 y 1276, que convocó el concilio II de Lyón, y el francés Inocencio V, el primer papa dominico, cuyo pontificado duró cuatro meses, de febrero a junio de 1276.

Benedicto XI (1303-1304) fue otro pontífice, también dominico, proclamado beato en 1736 y patrón de Europa en 1964. En 1870, Pío X beatificó al francés Urbano V, que fue papa entre 1362 y 1370 y en 1956, Pío XII proclamó beato a Inocencio XI, obispo de Roma entre 1676 y 1689.

Entre ellos, se encuentra San Pío V (1566-1572), quien fue beatificado por Clemente X, en 1672 y fue canonizado por Clemente XI el 22 de mayo de 1721.

Pío IX y Juan XXIII fueron los dos papas beatificados por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000.

Pío IX, es el pontífice que proclamó la infalibilidad del papa durante el Concilio Vaticano I en 1870 y fue obispo de Roma entre 1846 y 1878, el segundo papado más largo en la historia de la Iglesia.

publicidad

Juan XXIII, conocido como el "papa bueno", ejerció el pontificado entre 1958 y 1963 y dos años después de su muerte, en el transcurso del Concilio Vaticano II que él convocó, quisieron hacerle santo por aclamación. Tras ser beatificado en 2000, fue canonizado en 2014, junto con Juan Pablo II, por el papa Francisco.

LEER: La canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

En la actualidad, se encuentra abierto el proceso de beatificación de Pío XII, papa entre 1939 y 1958; y Juan Pablo I, cuyo breve pontificado duró 33 días, del 26 de agosto al 28 de septiembre de 1978.

La Huella Digital: camino a los altares

El papa Juan Pablo II, obispo de Roma entre 1978 y 2005, adelantó a los anteriores y ello sin que el proceso esperara los cinco años preceptivos después de su muerte, como establece la norma vaticana.

En el caso del papa Wojtyla se pidió su canonización poco después de su muerte, el 2 de abril de 2005, e incluso se habló de canonización por aclamación popular, una fórmula prohibida en la Iglesia desde el siglo XV y que aplicaba el pueblo de forma espontánea antes de que fuera competencia de obispos y papa.

El caso del papa Wojtyla, canonizado en 2014 y cuyo proceso de beatificación se abrió en 2005, el mismo año de su muerte por deseo expreso de Benedicto XVI, no tiene precedentes en la historia de la Iglesia Católica.

publicidad

En los últimos diez siglos ningún pontífice proclamó beato a su predecesor. Hay que remontarse a la Edad Media para encontrar casos similares.

En la lista no se encuentra San Celestino V (1294 y renunció a su pontificado cinco meses después) pues fue canonizado en 1313 sin pasar por ser beatificado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad