publicidad

El Papa Francisco oficia su primera misa de gallo en el Vaticano por Navidad

El Papa Francisco oficia su primera misa de gallo en el Vaticano por Navidad

El Papa Francisco inició la celebración de su primera Misa de Gallo, ante más de cuatro mil personas en la Basílica de San Pedro.

En punto de las 21:25 horas el Papa Francisco inició la celebración de su primera Misa de Gallo, la primera de su pontificado, ante más de cuatro mil personas en la Basílica de San Pedro.

El arcipreste de la Basílica de San Pedro, el cardenal Angelo Comastri, fue el encargado de encender este año el llamado "cirio de la paz" en nombre del papa Francisco.

Mira las fotos de la Misa de Gallo

"El Papa Francisco me ha encargado que os diga que está aquí con el corazón, ante esta vela símbolo de la paz y que espera que sirva para encender la luz en el mundo y os desea a todos feliz Navidad", dijo el purpurado.

La misa inició con el canto de la "Kalenda", que en latín cuenta la espera del advenimiento de un mesías en el Antiguo Testamento, interpretado por un coro de la Capilla Sixtina formado por 80 elementos, acompañados del organista español Juan Paradell.

Tras el canto, el sonido de las trompetas anunció el inicio de la misa y siguió la procesión del papa y los concelebrantes.

El papa Francisco después depositó la imagen del Niño en un pesebre ante un trono y comenzó la misa.

Para la Misa de Nochebuena, que conmemora para los católicos el nacimiento de Jesús, además de las miles de personas reunidas la basílica vaticana, varios centenares de fieles también se concentraron en la Plaza de San Pedro para seguir la misa a través de cuatro pantallas gigantes.

publicidad

Cerca de 70 países también se conectaron en directo con las imágenes ofrecidas por el Centro Televisivo Vaticano.

Un pesebre gigante en San Pedro

La primera Navidad del papa argentino arrancó con la inauguración del pesebre gigante napolitano instalado en la plaza de San Pedro y el encendido del Cirio de la Paz.

El pesebre fue descubierto oficialmente hacia el atardecer, amenizado con cantos típicos napolitanos, como "O Sole mio".

"El papa está aquí presente con el corazón", dijo el cardenal Angelo Comastri, archipreste de la basílica de San Pedro, al iluminar el espectacular pesebre.

Realizado por el taller napolitano "Cantone & Costabile", el nacimiento cuenta con 16 estatuas de tamaño natural, algunas de dos metros de altura, realizadas en terracota de varias colores, con vestidos en tela, que recuerdan las composiciones del siglo XVIII.

Entre los personajes figuran San José y la Virgen María con el niño Jesús así como los Reyes Magos, ambientadas en el sur de Italia e iluminadas con un sugestivo juego de luces.

La fiesta navideña empezó pocas horas antes de la misa solemne que presidirá el papa en la basílica de San Pedro.

El cardenal de Nápoles, Crescenzio Sepe, quien asistió a la inauguración en la plaza, hizo una comparación entre el argentino Francisco, el papa que quiere una iglesia pobre para los pobres, y San Francisco, el santo de los pobres que optó por vivir en la pobreza.

publicidad

"En este pesebre reinan las personas humildes, porque fueron las primeras que llegaron al establo en Belén y porque ese es el mensaje que quiere transmitir", contó a la AFP Antonio Cantone.

Un grupo de bailarines, entre ellos uno vestido de San Francisco de Asís, danzó en la plaza como en una comedia musical, mientras la banda musical de la Gendarmería Vaticana acompañaba la celebración.

Por segundo año consecutivo, el costo de la instalación del pesebre corrió a cargo de benefactores privados. Se trata de una medida para evitar los escándalos que en años pasados habían suscitado los altos costos del pesebre para el Vaticano.

Con información de AFP y EFE.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad