publicidad

El papa Francisco fue a una óptica al centro de Roma y sorprendió a los turistas

El papa Francisco fue a una óptica al centro de Roma y sorprendió a los turistas

El papa acudió a una óptica en el centro de Roma para renovar sus gafas y ha sorprendido así a los turistas que se encontraban en la zona.

El papa Francisco acudió el jueves a una óptica en el centro de Roma para renovar sus gafas y ha sorprendido así a los turistas que se encontraban en la zona.

El pontífice llegó en un vehículo hacia el fin de la tarde y entró solo a una muy concurrida óptica de la Via del Babuino, en el centro histórico, a dos pasos de la famosa Piazza del Popolo, provocando movimiento de gente frente a la vitrina de la tienda.

Francisco se hizo revisar la vista antes de ensayarse algunas gafas, durante unos cuarenta minutos.

Según la agencia de informaciones religiosas I-Medias, el Papa le pidió al encargado de la tienda que le cobrara el precio normal, sin hacerle reducciones ni favores.

"No quiero unas gafas nuevas, solo hay que cambiar los lentes, no quiero gastar", habría dicho el Papa, según contó el optómetra Alessandro Spiezia.

El Papa rompe el protocolo para estar cerca de los fieles Univision

Francisco, que sería hipermétrope y sufre presbicia, fue cliente en el pasado de esta tienda, así como el papa emérito Benedicto XVI, según el sitio internet del negocio.

Francisco ha lamentado no poder salir y pasear a su gusto. Cuando era arzobispo en Buenos Aires viajaba en transportes públicos y ha dicho que una de las cosas que más extraña es poder salir a comer pizza. Pero ocasionalmente se ha hecho alguna escapada, especialmente para visitar la Basílica de Santa Maria Maggiore, por lo general en vísperas de un viaje al exterior y a su regreso.

Soehe, un turista alemán que visita Roma con su padre, se manifestó asombrado de ver al papa en el comercio, probándose las gafas, especialmente poco después de esperar cuatro horas en vano para trepar a la terraza de la Basílica de San Pedro.

publicidad

"Había mucha gente y también estaba el presidente de Israel de visita", explicó a la AP. "Le dije a mi padre 'esto ha sido mejor que subir a la terraza de San Pedro: ver al papa probándose sus gafas'''.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad